Fuerte crítica de la Corriente Federal a la Corte Suprema de Justicia

“NO A LOS ENSAYOS GOLPISTAS”

Comunicado de la Corriente Federal de Trabajadores

El espacio que lidera el bancario Sergio Palazzo y Héctor Amichetti cargaron contra el máximo tribunal y su fallo que avaló al gobierno de CABA respecto de las clases presenciales. “Lo mejor es que se presenten a elecciones y salgan del privilegio”, afirmaron mediante un documento.

 

 

El espacio que lidera el bancario Sergio Palazzo y Héctor Amichetti cargaron contra el máximo tribunal y su fallo que avaló al gobierno de CABA respecto de las clases presenciales. “Lo mejor es que se presenten a elecciones y salgan del privilegio”, afirmaron mediante un documento.

La Corriente Federal de Trabajadores (CFT) criticó fuertemente la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por el fallo que avaló la postura de la Ciudad de Buenos Aires respecto de la presencialidad de las clases. El espacio gremial que lidera el bancario Sergio Palazzo emitió un duro documento donde consideró que la decisión del máximo tribunal constituyó “un nuevo tipo de ensayo golpista contra el Gobierno popular y el pueblo argentino”.

«El fallo tomó partido por la Covid-19, enfrentó una disposición que protege a los niños, sus familias y la sociedad, y promovió el desacato a disposiciones oficiales. La medida fue adoptada sobre una decisión no judiciable del Poder Ejecutivo respecto de la salud pública, un espacio en el que no tiene competencia», remarcó el espacio gremial, que forma parte de la CGT y tiene una postura crítica a la conducción.

La Corriente Federal, que lideran Palazzo y el gráfico Héctor Amichetti, agregó que el máximo tribunal respaldó al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y facilitó «irresponsablemente» la circulación del virus, por lo que incurrió en «el extremo previsto por el artículo 205 del Código Penal, que reprime con prisión de seis meses a dos años a quien violare las medidas adoptadas por autoridades competentes».

Mirada política

«El Gobierno de la ciudad no cuida a los ciudadanos, maestros, médicos, enfermeros y trabajadores, y menos a los niños. Los cortesanos quieren imponer la presencialidad a docentes y personal de auxilio, a padres y menores, en el contexto de los más elevados niveles de contagio del distrito y bajo políticas neoliberales. Pero sus funcionarios se preservan y ordenan sin embargo a los otros que se expongan», subrayó el documento. También reivindicó afirmaciones de quienes sostienen que si los magistrados «a dedo» quieren incursionar como hombres del Poder Ejecutivo o Legislativo «lo mejor es que se presenten a elecciones y salgan del privilegio».

«Los derechos corresponden a conquistas políticas y sociales, arrancadas a millones de argentinos. La jugada de los cortesanos ‘en casa’ es un plan, una decisión política para profundizar la negación de esos derechos, acabar con otros, golpear a la democracia y someter al pueblo. Es preciso transformar el país desde la periferia hacia el centro, desde los pueblos hacia las ciudades, desde las provincias hacia la Capital Federal«, concluyó la corriente.