Como periodista se inició con su ex amigo y socio, Daniel Hadad, en tiempos que éste remitía a Bernardo Neustadt.

LO DE MARCELO LONGOBARDI, CERCA DE «CARAPINTADAS» EN EL`85, TIENE MUCHA LÓGICA

Por Jose Luis Ponsico*

El periodista Marcelo Longobardi, ganador del Premio «Konex de Platino», no hace mucho, además de premios «Martín Fierro» pidió un gobierno «autoritario». Quizá, aunque no había nacido, algo parecido al 55 cuando en junio cayeron 20 bombas de trotyl en Plaza de Mayo, dejando un saldo de casi 400 muertos y 800 mutilados.

Por José Luis Ponsico (*)

Agencia Paco Urondo

23/04/2021

El periodista Marcelo Longobardi, ganador del Premio «Konex de Platino», no hace mucho, además de premios «Martín Fierro» pidió un gobierno «autoritario».

Quizá, aunque no había nacido, algo parecido al 55 cuando en junio cayeron 20 bombas de trotyl en Plaza de Mayo, dejando un saldo de casi 400 muertos y 800 mutilados.

Bombardero al mediodía

El segundo genocidio de la historia en el siglo XX.

El primero en el gobierno de Hipólito Yrigoyen, comienzo de los años 20, la masacre de más de 1.200 trabajadores de los talleres Vasena.

Era una pueblada donde mucha gente acompañaba sin pertenecer al conflicto obrero.

Zona de Parque Patricios

 

Longobardi que reparte su tiempo en radio y televisión como furioso crítico del gobierno de Alberto Fernández -antes lo hizo con el de Cristina Fernández de Kirchner- en Radio Mitre y en otro orden en la CNN. por la tarde se dedica al golf con amigos.

Dejando muy atrás el rigor de sus reproches «incendiarios».

Un «soldado» del Grupo «Clarín»

 

 

 

 

 

Como periodista se inició con su ex amigo y socio, Daniel Hadad, en tiempos que éste remitía a la producción periodística del célebre Bernardo Neustadt.

A comienzos de los años´80.

Jóvenes ambiciosos no tardaron en acercarse al Poder, esto es la Embajada de EE. UU. lo que luego se conoció como Círculo Rojo -los empresarios- y un sector del Ejército

El Teniente Coronel Aldo Rico deschavó a los jóvenes «operadores» de prensa, luego periodistas de televisión, cuando preguntado en pleno debate de Semana Santa, abril del 87, respondió: » ¡Cómo no voy a saber quiénes son. El segundo de ellos (por Hadad) participó en varias reuniones de nuestro sector», dijo el Ñato

Longobardi, que en el ámbito periodístico, dentro de los hombres poderosos del mundo financiero, bancario, se lo ubica cerca de Javier González Fraga, procesado por la estafa del Grupo Vicentín -siendo titular del Banco Nación otorgó créditos cuantiosos al sector cerealero.

Junto a Juan Llach, vicepresidente y ex miembro del «cavallismo»

El golfista que habla de los dramas de la pobreza, los gastos superfluos del Estado para ayudar, en medio del drama de la pandemia, con fama de «mal carácter»: al menos es el saldo de tres matrimonios, hijos en cada caso y juicios de divorcio controvertido.

En el ajedrez sería «peón por peón» al paso.

Longobardi padeció «otro divorcio»: hace dos décadas lo «abandonó» su socio Daniel Hadad cuando éste se asoció a su vez con el banquero Raúl Monetta, transición entre el gobierno de Carlos Menem y llegada de Néstor Kirchner al Poder.

Igual, a ambos la «separación» les convino.

Hadad se inclinó por ser piloto de su helicóptero propio.

Neustadt hace 35 años se mostraba «orgulloso» de sus discípulos periodísticos.

Tiempos de los comienzos de Canal 2 con sede la avenida Jujuy, cerca del Estadio «Tomás A Ducó» cancha de Huracán, en la populosa zona de Parque de los Patricios.

Bernardo falleció en 2008 antes que sus «hijos putativos» alcanzaran su propia fama

 

JLP/

(*) Columnista de La Señal Medios. Libre Expresion y Mundo Amateur