Odaliscas del dinero y del poder, el macrismo desprecia la vida de los humildes y de buena parte de los sectores medios de la sociedad identificados con la clase trabajadora..

PACTO CON LA MUERTE

Por Armando Vidal

No fue cualquier derrota. Los Fernández le ganaron a Macri, a Trump, a la estatua de Mitre, a los Saguier, a Magnetto (cuanto talento mal empleado, recordado jefe). a los cuzquitos del periodismo y a los 44 mil millones de dólares que el FMI y tantos no nombrados le regalaron al presidente derrotado, equivalentes a veinte naves a Marte. que volaron sin destino y que debe ser el hecho más significativo en el mundo, después de la pandemia.

 

 

Por Armando Vidal *

La Señal Medios

19/04/2021

 

Odaliscas del dinero y del poder, el macrismo desprecia la vida de los humildes y de buena parte de los sectores medios de la sociedad identificados con la clase trabajadora..

Si en los grandes medios de comunicación predominara el equilibrio de la razón, en su doble significado, el macrismo hubiera entrado en un proceso de cambio que ya habría dado muestras del gradual retiro de los responsables de la derrota, en la primera vuelta. por la fórmula de los Fernández, hace dieciocho meses..

No fue cualquier derrota. Los Fernández le ganaron a Macri, a Trump, a la estatua de Mitre, a los Saguier, a Magnetto (cuanto talento mal empleado, recordado jefe). a los cuzquitos del periodismo y a los 44 mil millones de dólares que el FMI y tantos no nombrados le regalaron al presidente derrotado, equivalentes a veinte naves a Marte. que volaron sin destino y que debe ser el hecho más significativo en el mundo, después de la pandemia.

En el voluminoso catálogo de las atrocidades a los cultores del odio se suma la rebelión porteña de Rodriguez Larreta contra el gobierno de la Nación, con los hijos de los trabajadores en las escuelas primarias y jardines como rehenes.

Una mísera decisión política mayor aún que la de los super millonarios que se niegan a la contribución dispuesta por ley para colaborar en la lucha contra el virus.

Raúl Alfonsín, Juan Carlos Pugliese, Luis León, César Jaroslavsky y tantos radicales queridos y respetados no hubieran participado nunca de un pacto con la muerte.

 

*Periodista. Clarín / De acá para allá / Congreso Abierto / LSM