Muy interesante y didactica clase magistral de soberanía que incluye el tema del Paraná-Río de la Plata, el Atlantico, etc.

VALIOSA ENTREVISTA FEDERAL CON JULIO CESAR URIEN, MARINO DE LA PATRIA

Por Periodistas de la la Asociación de Comunicadores Argentinos por Internet (ACAPI)

Lo que hizo Julio Urien (FOTO) en el Lago Escondido con Joe Lewis, y todos estos personeros ligados a la corona británica que, además, son grandes monstruos , nos parece de un valor enorme para la soberanía nacional.


Grupo de Periodistas Federal de

ACAPI

03/11/2020

Lo que hizo Julio Urien nos parece de un valor enorme, no solo eso, sino todo lo que protagonizo formando cuadros juveniles llevándolos a navegar por nuestro litoral fluvial y marítimo, recorriendo nuestras costas y ciudades, desde Posadas en Misiones hasta Ushuaia en Tierra del Fuego pasando por la Isla de los Estados, generando conciencia sobre la necesidad de estar presentes y de ocupar estos espacios..

Fueron con la consigna de que la presencia es Soberanía y de que no se puede amar lo que no se conoce, mientras que el Océano Atlántico argentino, está sin ser querido y sin ser amado.

Esto nos parece gravísimo para el país, nos parece enorme la tarea que él ha hecho como gran patriota y también nos parece muy interesante, desde el punto de vista geopolítico, todo lo que él sabe y ha estado mirando sobre el tema de las vías navegables, de los negocios que están cerniéndose sobre nuestra soberanía.

Por eso lo hemos invitado hoy para que nos dé una clase magistral de este tema que lo conoce a fondo y que lo sufre además y lo milita.

Así que, Bienvenido Julio Urien.

Julio Urien: Bueno, vamos a empezar diciendo que yo actualmente presido una asociación que la empezamos 2009 cuando dejé la presidencia del Astillero Río Santiago en el cual estuve dos años 2006 y todo el 2007, que tiene un nombre largo Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (FIPCA), no tan urticante contra el establishment.

Si bien el agua abarca muchos aspectos esenciales que hacen a la vida misma, a la producción, etc., y que conforma la mayor superficie del planeta, ‒el 70% es agua‒ nosotros pusimos el eje en el agua como vía de comunicación y transporte, que actualmente hoy son espacios vacíos de nuestra patria que no ocupamos.

A partir de esta realidad empezamos a llevar a los jóvenes a recorrer navegando nuestros ríos y costas del rio Paraná y del rio de la Plata que conforman la Cuenca del Plata, por donde sale gran parte de las riquezas de los países de la región Brasil, Paraguay, Bolivia y de nuestro país, y que el gobierno militar y el Menemismo asociados al establishment nacional e internacional se encargaron de destruir.

Se destruyó la Marina Mercante, prácticamente la industria naval, perdimos los puertos, y el comercio exterior quedo en manos de las grandes cerealeras multinacionales.

Precisamente por esto en esta vía fluvial mal llamada Hidrovia que es estratégica y que hoy está en manos extranjeras quisimos empezar a tener una presencia con jóvenes militantes para tomar conciencia de la entrega, para que en un futuro podamos revertirlo.

Esta fundación la organizamos con tres áreas, un área vinculada a la investigación científica y a la defensa de los recursos naturales sosteniendo la sustentabilidad ecológica y la defensa de los intereses nacionales, en este sentido hicimos convenios con el Departamento de Ciencias de la Atmósfera y Oceánicas de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Buenos Aires y con la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida, islas del Atlántico Sur donde nosotros ponemos a disposición nuestras embarcaciones para hacer investigaciones con universitarios y científicos del CONICET.

Luego tenemos un Área de Asuntos Estratégicos integrado con militares de la Armada, de la Fuerza Aérea y del Ejército y dirigentes sociales, gremiales y universitarios, entre los cuales nos acompaña Walter Formento, imbuidos en la necesidad de contar con un proyecto de nación soberana y de contar con un pensamiento geopolítico estratégico.

Una tercera estructura son los agrupamientos sanmartinianos que están integrados por distintos sectores del Campo Popular, militantes de sindicatos, agrupaciones políticas, universitarios y excombatientes, con los cuales recorremos todo nuestro territorio porque planteamos que “La presencia es soberanía”.

Es una forma de ejercer soberanía estando presentes y es una manera también de ir formando en el territorio cuadros militantes.

O sea que estas son las tres áreas que abarca la fundación.

En el Área de Asuntos Estratégicos realizamos un trabajo sobre Defensa Nacional enmarcado en un proyecto nacional, popular y democrático de integración regional donde elaboramos las políticas a encarar y desarrollar enfrentado al proyecto de dependencia, para lo cual dividimos nuestro territorio Bi oceánico cuyo centro geográfico esta en Tierra del Fuego, en cuatro áreas, que sintéticamente dice:

Un Área Continental, que abarca parte del Territorio desde Jujuy hasta Tierra del Fuego.

Un Área que comprende la Cuenca del Plata prácticamente la Mesopotamia, un Área del Atlántico Sur y la cuarta el Sector Antártico Argentino.

También podemos hablar de una quinta área que es el Espacio Regional Latinoamericano.

Refiriéndonos al Área Continental vemos que no hay una integración de nuestro territorio.

Si bien en los gobiernos de Perón y del Kirchnerismo se avanzó, estos avances no se pudieron consolidar, no fueron suficientes, por lo tanto tenemos regiones muy desintegradas, como las que conforman las provincias de Buenos Aires, parte de Córdoba y Santa Fe donde está el 18% del territorio con el 54% de la población.

La Región del Litoral que abarca las provincias de la Mesopotamia con un 9% de la población y un 7% de territorio.

La Región de Mendoza y parte de Neuquén con el 11% del territorio y el 0,85% de la población.

La Región Norte que abarca Formosa, Santiago del Estero, parte de Tucumán donde tenemos el 21% del territorio con el 22% de la población.

Y están las Regiones de vacíos estratégicos, como es el caso de la Patagonia, donde tenemos el 33% del territorio y el 3,86% de la población y la Región que conforman La Rioja y Catamarca.

A su vez tenemos zonas estratégicas por su valor ‒desde el punto de vista de recursos naturales‒ como es el litio en el norte, Vaca Muerta en la zona de Neuquén y en Tierra del Fuego una cuenca gasífera.

Todo este territorio está desintegrado, por lo tanto necesitamos una política de integración.

Hoy hay sectores del campo popular que hablan de proyectos para descentralizar Buenos Aires, y hay sectores del establishment que apuntan a la desintegración nacional.

Tenemos el caso del presidente de la UCR, el ex gobernador de Mendoza, Cornejo que plantea la independencia de esta provincia, incluso están planteando un partido por la independencia, que la constitución Nacional lo considera como traición a la patria.

La falta de integración y los vacíos de poder en tiempos de crisis nos pueden llevar a una desintegración como Nación.

Acá tenemos un desafío que es muy importante, un desarrollo integral del país

En diciembre de 2011 el Congreso de la Nación sancionó la Ley 26.737 que establece el régimen de propiedad de tierras con límites a la posesión de las mismas para los extranjeros, allí se planteó que el límite máximo de la titularidad de tierras es del 15% computado en el territorio nacional.

Lo mismo en cada provincia y municipios, los extranjeros no pueden tener más del 15% y en la zona núcleo se establece un límite de 1.000 hectáreas.

Lo primero que hizo Macri en junio de 2017 fue sacar el Decreto 820/16 por el cual modifica la reglamentación original y permite porcentajes máximos para que los extranjeros las puedan adquirir.

Por la ley que se aprobó en 1944 se crea la zona de fronteras dependiente del Ministerio de Defensa, que abarca una extensión de 150 km en el continente y 50 km en el mar donde no pueden radicase extranjeros.

Esta ley se fue modificando durante el Gobierno Militar de Onganía y a partir del Gobierno de Macri por el Decreto 253/18 que pasa a depender del Ministerio de Seguridad, (en ese momento a cargo de Patricia Bullrich) pasan varias regiones de esta zona a ser consideradas zonas de desarrollo, donde no se obliga a pedir los permisos de radicación a empresas extranjeras.

O sea que pueden hacer inversiones directas las multinacionales.

De esto se conoce muy poco, de esta manera vamos perdiendo espacios de soberanía que hay que revertir. Tenemos que recuperar espacios de soberanía.

Ya yendo al Área de la Cuenca del Plata, la definimos como un área sumamente estratégica donde está el Acuífero Guaraní, abarca varios países, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, es el corazón del Cono Sur por sus recursos naturales, población y desarrollo.

Contiene la llamada «Hidrovia», una autopista fluvial que es un proyecto diseñado por las grandes cerealeras en el marco del Consenso de Washington y del ALCA en los año 90, que nace en Puerto Cáceres (3.448km) en Matto Grosso Brasil y desemboca en el Puerto de Nueva Palmira en la República Oriental del Uruguay puerto de transbordo de los trenes de barcazas.

El objetivo de la Hidrovia es bajar toda la producción agraria y minera que viene de Brasil, de Paraguay y de Bolivia que transbordan en Nueva Palmira y que sumando la producción Argentina desde los puertos de Rosario y Santa Fe suman el 50 por ciento de la proteína vegetal mundial que se exporta.

A esto hay que agregarle la exportación argentina de productos industriales que sumados a los puertos de Buenos Aires significan el 80 por ciento de nuestro comercio exterior que salen con rumbo al puerto y canal de Montevideo al margen del control del Estado Argentino a partir del canal de Punta Indio que corta transversalmente el rio de la Plata

En la zona de Rosario y Santa Fe tenemos 20 puertos privados de las multinacionales, Cargill, Bunge, Dreyfus, etc, luego que desde la última dictadura militar y el menemismo se desmantelaran los puertos nacionales y provinciales, destruyeran la Marina Mercante y la Industria Naval.

Hoy nos encontramos con que estas grandes cerealeras manejan el comercio exterior.

Hoy el 88% de todas las barcazas que circulan por el río Paraná son de Paraguay, ‒ Paraguay es la tercera flota mundial después de Estados Unidos y China ‒ nosotros no tenemos flota fluvial.

En lo que hace al trayecto de la mal llamada Hidrovia, el tramo que va desde donde se juntan el rio Paraguay y el Paraná, llamado punto de confluencia km 1238, a la altura de la isla del Cerrito en el Chaco y paso de la Patria en Corrientes hasta el rio de la Plata,es la Vía navegable Troncal del Paraná.

Este sector es de plena soberanía Argentina (ya que no limita con otros países, como el trayecto que pasa por Formosa y Misiones con Paraguay).

Esta vía troncal del Paraná en 1995 fue privatizada sin control del Estado, adjudicada por licitación internacional a la empresa EMEPA (surgida en el acuerdo de Olivos entre Menen-Alfonsin) y la empresa de dragado Belga Jean de Nul, conformando Hidrovia SA quien administra, señaliza y draga esta vía fluvial, que como dijimos desemboca en puertos uruguayos.

Al no haber control por parte del estado, se subfactura y se realiza contrabando por miles de millones de dólares.

Esta concesión se dio por 15 años, luego renovada por 10 años más y que vence precisamente este 30 de Abril del 2021.

Ante la finalización de esta concesión y con un gobierno nacional y popular los sectores populares planteamos recuperar nuestra soberanía sobre este espacio, la vía Troncal del Parana y el rio de la Plata.

La alternativa a esta política de entrega es que lo que transcurre por esta vía troncal del rio Paraná de plena soberanía nacional, lo administremos los argentinos a través del Estado o una sociedad de Estado, que el transbordo de los trenes de barcazas se hagan en puertos Argentinos de Entre Ríos o Santa Fe o Buenos Aires y no dragar el Paraná Bravo que nos pertenece para favorecer al Puerto Uruguayo de Nueva Palmira, como quieren las multinacionales cerealeras.

Con respecto a la salida y entrada por el rio de la Plata utilizar el canal argentino de Magdalena a partir de su dragado que es más económico, más ancho y más corto que desviarnos y dragar el canal de Punta Indio para favorecer a Montevideo.

De esta manera le damos vida al puerto de la Plata y favorecemos los puertos de la Patagonia ya que para entrar y salir del rio de la Plata no tenemos que desviarnos más de 100 km al norte ni tener que pedir permiso a Uruguay para entrar y salir.

Como ejemplo es el colmo que para ir del Puerto Mar del Plata al de Buenos Aires tenemos que pasar por Montevideo, pedir autorización, hacer la espera, pagar un costo logístico enorme cuando lo podemos hacer por nuestro propio canal de Magdalena.

Es un tema de Soberanía y de costos económicos.

De esta manera controlaremos nuestro comercio, la evasión y el contrabando.

El dragado del Canal de Magdalena es un primer paso como plantea el Gobernador Axel Kicillof y el Senador Taiana de la Provincia de Buenos Aires para ir luego recuperando nuestras empresas de Dragado, nuestra Marina Mercante y Fluvial y los puertos Provinciales ya que el proyecto de Hidrovia de la cerealeras no contempla.

Pasando al Área del Atlántico Sur, igual que en el litoral fluvial los puertos que antes eran estatales, los han convertidos en consorcios.

El problema de los consorcios es que el Estado siempre está en minoría entonces toda la votación la ganan los privados y el Estado es el Estado bobo, el socio bobo porque no tiene mayoría, ni administra ni controla.

Si tienen que quedar los consorcios, por lo menos seamos hegemónicos y tengamos mayoría.

Por ejemplo, el Puerto de San Antonio Este en la Provincia de Rio Negro solo funciona cuando se exporta la cosecha de Río Negro, el resto del año está cerrado.

Hacia el Sur producto de lo que fue la Guerra de Malvinas y los Acuerdos de Madrid, nosotros prácticamente no tenemos movimiento en toda la costa Atlántica hasta Ushuaia.

Toda la producción que va a Tierra del Fuego hoy va en camión, no usamos el transporte marítimo siendo mucho más económico y todo movimiento militar que se haga en esta zona del sur hay que informarles a los ingleses.

Nuestro espacio marítimo es inmenso y si no lo ocupamos nosotros, otros se lo van ir apoderando, como es el caso de la presencia colonial británica en expansión constante. Tenemos distintos grados de soberanía, desde la costa hasta las 12 millas, aproximadamente 23 km es nuestro Mar Territorial, acá tenemos plena soberanía.

De estas 12 millas hasta las 24 millas tenemos la Zona Contigua que es de advertencia y luego hasta las 200 millas (casi 400 km) es la Zona Económica Exclusiva donde somos soberanos de lo que hay debajo de la superficie o sea la riqueza ictícola (la pesca) y cuencas petroleras y demás los minerales del fondo Marino.

Pueden pasar barcos extranjeros, pero lo que no pueden hacer es pescar, ni sacar petróleo, ni investigar los fondos.

De acuerdo a la COPLA (Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental) en la ONU se aceptó que el límite de la Plataforma Continental Argentina se extiende hasta las 350 millas, donde somos soberanos de lo que está posado en el lecho del fondo marino para abajo.

Esto plantea que tenemos más de una Argentina paralela en el mar con una inmensidad de recursos para desarrollar y para las futuras generaciones que debemos defender y preservar.

Tenemos, por ejemplo, una foto satelital de la milla 201, esta línea marca las flotas pesqueras internacionales que pescan en la milla 201 y que también se meten dentro de la zona económica nuestra, principalmente son chinos, españoles, portugueses, también coreanos que forman como grandes ciudades iluminadas porque el calamar se pesca de noche con luces.

Tenemos las cuencas petroleras marinas a explotar offshore en todo el Atlántico.

Ya en 1972 teníamos la plataforma Mosconi que operaba en el Golfo San Jorge.

Nosotros exportábamos plataformas offshore a Estados Unidos, por supuesto, la dictadura militar y el menemismo destruyó todo eso.

Frente a Tierra del Fuego hacia el Atlántico tenemos la Isla de los Estados, lo más cercano a las Islas Malvinas (350 km), solo en Puerto Parry hay un destacamento naval a cargo de un oficial y tres cabos dentro de un Fiordo, que los remplazan cada 45 días y no hay nada más.

Esto es una zona estratégica, acá tendría que haber una base naval, controlar Malvinas, de acá controlamos el Estrecho de Le Maire, el paso a Cabo de Hornos y toda la logística hacia la Antártida, la tenemos vacía.

El gobierno de Cristina Kirchner impulso el desarrollo tecnológico que incluía el control de estos espacios como la construcción de satélites y radares.

A su vez comenzó a implementar el Programa Pampa Azul de investigación científica y de soberanía para tener presencia en el Atlántico Sur para lo cual se definieron áreas consideradas estratégicas a investigar: Frente a la desembocadura del rio de la Plata, frente a Comodoro Rivadavia denominada zona Azul, ‒por donde se hundió el ARA San Juan‒ al Sur de las islas Malvinas en el Banco de Burdwood Namuncurá, y en las islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur.

Este programa contaba con financiamiento y preveía un desarrollo tecnológico propio, incluso se compraron buques a Rusia para tal fin.

El Gobierno de Macri lo suspendió y ahora está con este nuevo Gobierno está previsto su reactivación.

En el Área Sector Antártico Argentino podemos decir muy escuetamente, que durante el primer y segundo gobierno peronista la Argentina no solo instalo las Bases Antárticas, sino que se propuso desarrollar un pueblo Antártico como ejercicio de soberanía y que la revolución oligárquica fusiladora clausuro en el 55.

Recién en 1961 entra en vigor el Tratado Antártico que inicialmente se conforma con 12 países, entre ellos la Argentina.

Hoy son 54 países y tiene vencimiento en el 2040-41 con todo lo que esto significa para la apetencia de las grandes potencias.

En el tratado esta planteado que todos aquellos reclamos de soberanía que había antes del tratado se iban a respetar, o sea, no se reconoce, pero deja abierta la puerta para aquellos países que plantean derechos de soberanía.

La Argentina es el primer país de la tierra que tiene una presencia permanente a partir de las Islas Orcadas en la Antártida, cuatro años antes que los ingleses.

De esto se desprende la importancia estratégica de contar con un polo logístico desde Tierra del Fuego (el punto más cercano de acceso a este continente) para el abastecimiento y presencia en dicho territorio.

Un punto crucial en el Atlántico Sur con proyección hacia la Antartida es la ocupación por parte de los ingleses y por la fuerza de las Islas Malvinas, Gerorgias y Sandwiches del Sur que forman parte del dispositivo de la OTAN para el control del Atlántico Sur, el Cabo de Hornos hacia el Pacífico y la Proyección hacia la Antártida.

Un poco de historia, previamente al 3 de Enero de 1833 que es cuando los ingleses se apoderan de Malvinas, balleneros norteamericanos que estaban depredando toda esta región fueron requisados por el gobernador de la islas Carlos Vernet, generando que una fragata norteamericana como represalia destrozara las instalaciones ocupándolas ellos después.

Los ingleses ya tenían visto su valor estratégico para el control del cabo de Hornos, el paso que une los dos Océanos y la cercanía a la Antártida pero también usufructuaron su valor económico ya que la explotación de los pingüinos, focas, lobos marinos y ballenas proveía del aceite necesario como fuente de energía para iluminar las ciudades europeas y apuntalar la incipiente revolución industrial que ellos lideraban (aún no había surgido el petróleo como fuente energética) y la lana como materia prima.

Los ingleses que ocupaban nada más que el territorio de las Malvinas y no el espacio marítimo luego de derrota de la guerra de Malvinas a partir de 1986 empezaron a reclamar y usurpar las 12 millas marinas, luego las 200 millas y ahora las 350 millas y el sector antártico a partir de su ocupación.

Vienen desarrollando la exploración petrolera, además de la pesca y el turismo tanto en Malvinas como en las demás islas, modernizando su aeropuerto e infraestructura portuaria, desarrollando un polo logistico antártico, sin abandonar su cada vez mayor presencia militar y científica.

La quinta Área que incluimos y que está referida a la región Sudamericana que hasta el 2015 se expresaba más claramente institucionalmente en la UNASUR, en el Concejo de Defensa Sudamericano, en el MERCOSUR, en el Parlasur y en la CELAC, espacios que en esta etapa tenemos que recuperar, planteamos la construcción de un eje vertical que integrara todo el continente latinoamericano uniendo las cuencas del rio Orinoco en el Norte, con la cuenca del Amazonas y la Cuenca del Plata en el sur.

Esto lo hablaba con Chávez estando yo como presidente en el Astillero Río Santiago cuando le comenzamos a construir los barcos petroleros Eva Perón y Manuela Sáenz, estaba dispuesto a invertir más de 10.000 millones de dólares en hacer toda esta ruta fluvial, pero a su vez caminera y ferroviaria, una ruta multimodal que articulara los ejes transversales que existen y los proyectados que unen el Océano Pacifico con el Atlántico.

Este eje vertical seria la ruta que integrara todo un mercado interno sudamericano.

Este proyecto está desde 1800 al que los anglosajones se han opuesto permanentemente y estaba previsto en el segundo plan Quinquenal del Gobierno peronista.

Chávez planteaba a su vez el Banco del Sur y el gasoducto latinoamericano.

Retomando nuestra política como Fundación FIPCA de estar presentes en estos espacios a partir de la navegación en el velero «La Sanmartiniana» y con los agrupamientos sanmartinianos recorriendo el país decimos que pasaron más de 2,000 compañeros de todas las agrupaciones políticas, sindicales, universitarias.

Luego de recorrer el Paraná desde el Puerto de Doc Sud en Avellaneda, navegamos hasta Ushuaia tocando todos los puertos, renovando las tripulaciones de jóvenes, viendo esa realidad, esa ausencia de presencia nacional.

De regreso a Buenos Aires luego de arribar a la Isla de los Estados, la Sanmartiniana se cruzó con un temporal que inutilizó el motor y las velas, el capitán en esos momentos decidió proteger la tripulación, pidiendo asistencia a un pesquero de altura cercano a la posición que los asistió trasladándolo a remolque hacia una Bahía en el Canal de Beagle.

Luego de unas horas toda la tripulación se pudo pasar al pesquero quedando la Sanmartiniana remolcada a cargo del Capitán del pesquero.

La fuerza del temporal rompió el cabo de remolque y el velero se perdió en la tormenta.

La Sanmartiniana como guiada por el destino, se dirigía sola al garete arrastrada por la corriente y el viento en dirección a las Malvinas.

En los siguientes dias la búsqueda llevada adelante por FIPCA conjuntamente con los trabajadores Portuarios del SUTAP de Ushuaia en una avioneta, recorriendo las cercanías de la Isla de Tierra del Fuego y la Isla de los Estados, resulto infructuosa.

A pesar de las semanas transcurridas se decido realizar un estudio pormenorizado de las corrientes y el viento llegando a la conclusión que si no se había hundido estaría cerca de las Malvinas desde el sur, por lo cual se consiguió un avión de mayor alcance y desde Rio Grande y con los trabajadores del SUTAP embarcados se partió en su búsqueda.

Era el 27 de septiembre del 2015, un día anterior al aniversario de cuando en 1966 militantes peronistas en el operativo Cóndor al mando del compañero Dardo Cabo habían secuestrado un avión en plena dictadura militar y aterrizando en Malvinas plantando la bandera Argentina en reivindicación de nuestra soberanía.

Fecha sensible para los colonialistas ingleses que al advertir en esa fecha un avión en cercanías de la zona de exclusión militar que ellos habían establecido a partir de la guerra, enviaron un caza de combate para interceptarnos y ya detectados amenazaron mostrando sus misiles con derribar nuestro avión, fuera de la Zona de Exclusión.

El comandante de nuestro avión ante tal posibilidad decidió suspender la búsqueda y regresar a Rio Grande.

Sin saberlo a pocos kilómetros en la dirección a la cual se diría nuestro avión, estaba semi sumergida La Sanmartiniana.

Dos dias después fue capturada por una embarcación inglesa y llevada a puerto Argentino en Malvinas y puesta a disposición de la corona Britanica y si en un año no se acreditaban los dueños con la documentación correcta pasaría a la Corona.

Fue estudiada y revisada a fondo y quedo a cargo del Director de dicho puerto el Sr Robert King. Antes de cumplirse el año logramos que reconocieran que éramos los dueños.

Enviamos en dos oportunidades compañeros para revisar la embarcación y en Septiembre del 216 la recuperamos luego de seis dias de navegación, arribando a Puerto Deseado en la Provincia de Santa Cruz.

Sin motor solamente a vela, atada con alambre y sacando agua con baldes, un grupo de tripulantes militantes bajo el mando del Capitan de FIPCA Cacho Wettstein lograron traerla al continente.

Luego de su estadía en Puerto Deseado, actualmente está en el Astillero Tandanor traída desde el sur en un barco de la Armada reparándose, como se dice haciéndole la media vida, para a principios del 20121 estar nuevamente navegando conjuntamente con la Universidad de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur -UNDTF-, haciendo investigación científica y soberanía.

Tenemos el proyecto de instalar una base científica en Isla de los Estados, entre la UNDTF y FIPCA en la Bahía de San Juan del Salvamento frente al mítico Faro del Fin del Mundo.

Como Agrupamientos Sanmartinianos hemos realizados marchas por la Soberanía a diversos puntos del país, hacia la Triple Frontera en Misiones en contra de la pretensión del Gobierno Macrista de instalar una base norteamericana planteando a esta zona, como zona de paz y de integración y por la defensa del Acuífero Guaraní.

También en La Quiaca en Jujuy, visitando a la compañera Presa Política Milagro Sala, cruzando a Villazón en Bolivia en defensa de los pueblos originarios y de la unión con el pueblo Boliviano, la defensa del litio y apoyando la salida al mar del estado hermano.

Realizamos una marcha por el Conurbano Bonaerense defendiendo el Plan Nuclear, defendiendo la agencia de Noticias Télam, defendiendo el INTI, ARSAT y a todos los compañeros y compañeras despedidas durante el Macrismo.

Realizamos en cinco oportunidades marchas por la soberanía al Lago publico Escondido en el Bolsón Provincia de Rio Negro, apropiado por el empresario ingles Joe Lewis en una zona de frontera y desconociendo fallos de la Justicia.

Es un Estado Británico que se maneja en nuestro territorio al margen de las leyes argentinas y subordina al gobierno Provincial a sus intereses.

Sobre la costa en el mismo paralelo en Puerto Lobos, Sierra Grande tiene construida una pista aérea tan grande como Aeroparque, declarado como de uso privado y que a su vez es apto para uso de aviones militares de gran porte, que pueden venir desde Malvinas.

Lo concreto es que hasta el día de hoy no hay radares argentinos que puedan controlar el tráfico aéreo en esa zona.

Lo primero que hace Macri cuando asume la Presidencia, es reunirse con el Presidente de los Estados Unidos Obama y Joe Lewis precisamente en el Lago Escondido.

Ya Scalabrini Ortiz planteaba que la pretensión británica era partir a la Argentina desde el paralelo 42 hacia el sur, como sabemos gran parte de las tierras patagónicas hasta la guerra de Malvinas figuraban como perteneciendo a la Corona británica.

El lago Escondido y el aeropuerto en Puerto Lobos están precisamente en el paralelo 42.

A pesar de su guardia privada y las fuerzas policiales de la Provincia a su servicio, los «agrupamientos sanmartinianos» logramos ingresar al Lago durante esas marchas pacíficas, debido al peso político que representaban los sectores de la militancia participantes, el nivel de organización y la disciplina demostrada.

Marchando durante dias por el camino Azul de Montaña atravesando el Lago Soberanía y el Montes, transportando Kayaks inflables y a pesar de las amenazas y atentados logramos navegar ese Lago publico, nuestro lago de todos los Argentinos, arribando a una isla desconocida en el medio del lago, bautizándola como la Isla de los Patriotas junto a excombatientes de Malvinas integrantes de la marcha y acamparle debajo de su mansión, sobre el camino público de Sirga que costea el Lago.

Simultáneamente una columna en cada marcha avanzaba por el camino público de Tacuifi, cruzando a pie el rio Foyel ya que Joe Lewis destruyo el puente que lo cruzaba, para impedir que ningún vehículo pudiera pasarlo.

También por este lado logramos llegar al Lago en tres oportunidades.

Solamente los agrupamientos sanmartinianos pudimos acceder a este lago sin pedirla permiso a este inglés y a sus servidores nativos.

Hoy integramos el Frente de Todos y somos Gobierno, es necesario recuperar espacios de Soberania para lo cual es necesario unirnos todos los sectores del campo popular para estar a la altura de los desafios a enfrentar.

ACAPI:- Preguntas: ¿Vos estás en el Ministerio de Defensa?

Julio Urien: No, yo ahora estoy en la Comisión de Defensa del Partido Justicialista que la preside Ernesto López, pero hay varios compañeros militares retirados que están en el equipo nuestro que si están en el Ministerio de Defensa.

Tenemos muy buena relación con la secretaria de Asuntos Estratégicos que preside Sergio Rossi.

ACAPI: ¿Y con el ministro también?

Julio Urien: Sí, tenemos buena relación en lo que hace a la política de defensa, yo creo que se consolida la conducción política a través del Ministerio de Defensa.

La situación de las Fuerzas Armadas venía muy deteriorada en infraestructura, en equipamiento, en sueldos, eso se empezó a revertir.

El Congreso aprobó el Fondo de Defensa Nacional que es un fondo extra para el equipamiento de las fuerzas Armadas ya que se lo plantea en el marco de la ciencia, la tecnología y la producción nacional, eso es importante.

Si tenemos hipótesis de conflicto o no, yo creo que hay un conflicto que es la ocupación Britanica en nuestras islas del Atlántico Sur y en el espacio marítimo que las circunda.

La Constitución Nacional plantea resolverlo por medios pacíficos y hoy todos los esfuerzos se dan a partir de esto.

Se ha avanzado, con la secretaría que se creó de Malvinas a cargo de Daniel Filmus impulsando las políticas a nivel de los foros internacionales y en la región.

Pero debemos construir nuestro poder económico a partir del desarrollo y ocupación de nuestro territorio.

ACAPI: Ahora, respecto de lo que es población y lo que es vivienda: ¿hay algún diálogo acerca de lo que es la ocupación de la Patagonia, de las costas, de las ciudades costeras, de lo que sea o todavía no?

Julio Urien: No, todavía no veo un plan concreto.

Están los programas que platean las organizaciones sociales, pero bueno, en el sur se reactivaron las represas hidroeléctricas en el río Santa Cruz, la Néstor Kirchner y la Cepernic, que me parecen importantes y estratégicas para un futuro desarrollo de la región patagónica.

Actualmente en Tierra del Fuego, está el gobernador Gustavo Melella que es muy malvinero pero a su vez en el Frente de Todos a cargo de la Secretaria de Asuntos Estratégicos esta Gustavo Beliz muy allegado a los intereses de Estados Unidos.

ACAPI:- Es el que hizo firmar el América Crece, el acuerdo de radicación de empresas norteamericanas acá, que es como que: en vez de traer perros para el fondo de casa, trajéramos leones.

Ahora, vos lo que estás haciendo es juntando materia gris y fuerza para representar un polo de influencia y de conversación con el Estado.

Julio Urien: Sí, hoy yo creo que el desafío nuestro es reconstruir el poder popular, un frente que no sea solo electoral, sino que nos permita ser un factor bastante determinante, estamos en eso, falta todavía.

ACAPI: A nosotros nos gustaría tener un tipo de relación con el grupo tuyo de manera que sepamos, por ejemplo, el tema del Canal de Magdalena, que de pronto nosotros nos sumemos a la causa de Magdalena y a través de todos nuestros medios podamos hacer campaña a favor de eso.

Ese tipo de cosas creo que a nosotros nos haría bien como grupo Nacional y Popular, para usar la prensa y la comunicación en defensa de lo estratégico.

Así que, en principio, mantengamos el vínculo y pensanos como factor de difusión de todos estos temas porque la mayoría de la gente no sabe una mierda de esto.

Julio Urien: Sí, me parece muy conveniente.

Nosotros pensamos también que el Campo Popular tiene que tener una política de control democrático hacia las Fuerzas de Seguridad.

La ultima insubordinación de la Policía de la Provincia de Buenos Aires rodeando la casa del Gobernador y la quinta de Olivos, así lo ameritan.

En función de esto nosotros formamos una coordinadora de defensa de la Democracia en la zona norte con la CGT, la CTA y agrupaciones políticas con capacidad de movilización y hablamos con algunos intendentes en este sentido.

Actualmente lo estamos replicando en la Zona Sur y en CABA.

Estamos preparando un plan de contingencia ante una política de desestabilización concreta y a partir de esta coordinadora, coordinaremos con el Ministerio de Seguridad.

Como antecedente durante el gobierno de Felipe Solá en la Provincia de Buenos Aires cuando Arslanián estaba como Ministro de Seguridad, hubo los Concejos Vecinales que se reunían con los Comisarios, había una política de control ciudadano.

Con respecto a las Fuerzas Armadas creemos que como parte de la sociedad tenemos el derecho de saber que hacen los militares con los recursos que el Estado pone a su disposición, como en el caso del FONDEF, en este sentido una delegación con integrantes de la CGT, concejales y de agrupaciones políticas pedimos autorización al Ministerio de Defensa para entrar de visita al destacamento militar que está asentado en San Isidro en Boulogne, el Arsenal Esteban de Luca, que es una unidad productiva donde reparan vehículos militares.

Nos autorizaron a tener una visita (limitada por el Covid) y entrar a la unidad y empezar un intercambio con los cuadros militares.

Fue una experiencia muy interesante, ver a dirigentes y militantes populares debatiendo con militares sobre producción para la defensa y de un proyecto nacional de soberanía.

ACAPI: ¿Viste este caso que se presentó ahora, últimamente, en estos días que salieron todos a lamentar la imposición de la veda de venta de armas que le había aplicado el Reino Unido a los aviones que se querían compra aquí de Corea?

¿Eso es pecar de ingenuidad o desconocer los Tratados de Madrid?

Julio Urien: Yo creo que son las dos cosas.

Esto demuestra que existe un conflicto, no pueden negar que hay un conflicto.

No hay hipótesis de conflicto, pero bueno, hay un conflicto.

Los británicos cada seis meses hacen ejercicios de guerra.

ACAPI: Y sino no tuvieran 2.000 tipos en Malvinas.

Julio Urien: Yo creo que también es una ingenuidad.

ACAPI: ¿La compra de estos aviones venía ya gestionada de hace mucho, es nueva, tenés alguna información?

Julio Urien: Creo que ya venía medio gestionada lo que pasa es que los aviones, por los costos, eran buenos aviones y a un bajo costo, pero ya se sabía, porque, por ejemplo, los aviones Súper Étendard que se compraron usados a Francia, no se pudieron utilizar porque el sistema de eyección de los asientos de los pilotos en caso de accidente eran británicos y quedaron parados.

ACAPI: Y otro tema, si bien manifestabas que no se tiene hipótesis de conflicto.

¿No pensás que nuestras Fuerzas Armadas están desbalanceadas con respecto a todos los que nos circundan? Porque al mantenernos sin Servicio Militar Obligatorio como tienen chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Brasil, nuestras Fuerzas Armadas han quedado muy reducidas, si bien no hay hipótesis de conflicto, pero me parece que hay un desbalance muy marcado en la región.

Julio Urien: Sí, es así. El presupuesto era el más bajo de toda la región.

Ahora se modificó, se aumentó, pero veníamos totalmente indefensos, cerraron durante el Macrismo por ejemplo la Fábrica Militar Azul, ahora se reabre, yo creo que la política de los liberales era no tener Fuerzas Armadas, es más, la querían utilizar con la finalidad de la lucha contra el narcotráfico, el crimen organizado de acuerdo a las directivas norteamericanas, pero , ahí violaban la ley porque a partir de la Democracia y la reglamentación de la Ley de Defensa, que planteó Néstor Kirchner en 2007, queda muy bien estipulado cuál es el rol y los límites de la Fuerzas Armadas que están en función de la Defensa de la soberanía en caso de un ataque de un país de un Estado exterior.

Hoy está bien definido el rol de las FFAA.

ACAPI: Se da el contrasentido de que la policía de la provincia tiene más efectivos que la Fuerzas Armadas.

Julio Urien: La policía de la provincia tiene 90.000 hombre y las FFAA en su conjunto tienen 80.000 integrantes.

ACAPI: ¿Vos considerás que esa política que tuvo el macrismo a través de la ministra de Seguridad, Bullrich, y su relación directa con el Departamento de Estado que se manifestó a partir de que el punto central estaba en la Fuerzas de Seguridad y las Fuerzas de Defensa estaban subordinadas a las de Seguridad primero, si consideras que esto fue así y segundo, si esto ya empezó a revertirse?

La segunda pregunta es: si esta nueva realidad de China, que en realidad tiene más de un actor adentro, esta realidad de necesitar proteína animal, es decir, necesitar comprar cerdos en Argentina, cambiando incluso el centro de gravedad de las operaciones económicas y productivas de China que pasan de Brasil a la Argentina, si esto le permitiría a la Argentina, particularmente, a Cristina y Alberto, a Alberto y Cristina, de poder abrir un diálogo, si ya no está abierto, para profundizar esos acuerdos y diálogos que nos faciliten lo que se llama la posibilidad de la Cuenca del Plata o la hidrovía del Plata.

En esta primera parte que vos habías expuesto de la posibilidad de recuperar una salida propia y evitar la trampa del Puerto de Montevideo que es el puerto de los globalistas británicos, no desde ahora, sino desde Canning y Lord Ponsomby, esto siempre fue así, si bien Uruguay son todos hermanos, lo que tiene que ver con la city de Montevideo siempre fue británico y seguirá siéndolo por siempre, de hecho, todo lo actuado por Vicentín se lavó en la city de Montevideo.

Julio Urien: Mirá, Argentina tiene la Alianza Estratégica con China y con Rusia, hay reuniones, evidentemente yo creo que, potencialmente las relaciones con China y con Rusia son muy buenas, pero en el medio esta la política de Estados Unidos de confrontar con ellos y nos le agrada que nuestras relaciones en esa dirección se profundicen.

Yo creo que esto de hacer el equilibrio no tiene mucho porvenir, en algún momento te vas a tener que definir y evidentemente hay presiones porque los yanquis llegado el momento juegan fuerte, aunque su hegemonía mundial hoy está en disputa.

Nuestra economía es complementaria de la China, hoy tenemos grandes inversiones en infraestructura y es nuestro segundo socio comercial después de Brasil, tenés la Base Espacial China que a los yanquis los pone locos en la Bajada del Agrio en Neuquén, los Chinos son una realidad no solo en Argentina sino en toda la región.

Además la región está cambiando a favor.

ACAPI: ¿Julio vos decís que Beliz habla también con Rusia y China?

Julio Urien: No, no, yo creo que ahí habla Cristina y Taiana, Beliz juega más con Estados Unidos.

Entonces hoy tenés esta alianza de equilibrio que hay que ver cómo avanza.

Otro tema también bastante preocupante por las declaraciones de Alberto, es que cuando plantea la unidad con todos incluye al sector del establishment, ojala que haya alguna posibilidad de llegar a un acuerdo, como un nuevo contrato social, yo lo veo medio difícil con este sector ya que históricamente las contradicciones han sido antagónicas.

ACAPI: Estuve en el puerto aquella mañana que partiste hacía Ushuaia.

Planteaste una serie de cuestiones y en la búsqueda de un plan de acción, justamente, para solucionar todas estas cuestiones de tanta entrega y de mirar para el otro lado del Gobierno nacional y en distintas etapas.

Hay en el Proyecto de Leyes en el Congreso Nacional de este año, hay en particular dos leyes navales, una es sobre el transporte por agua por reserva de carga, ‒es un expediente de este año‒ la otra la creación del FODIN (Fondo de Desarrollo de la Industria Naval) también es de este año.

Allí en la Cámara de Diputados está la creación del Ministerio de Asuntos Marítimos y Navales de la Nación y otro proyecto que busca recuperar la reserva de cargas en fletes internacionales para financiar la recuperación de la flota mercante, a través de un impuesto a las multinacionales.

¿Se puede obtener por ese lado en cada una de nuestras provincias con diputados que presumen ser propia tropa o son propia tropa para poder empujar esos proyectos?

¿Tiene conocimiento de esos expedientes?

Julio Urien: De algunos sí, me parecen muy buenos.

El problema es que necesitas de los diputados para tener la mayoría necesaria para su aprobación.

Se espera en la próxima elección alcanzar el número necesario y luego tener la decisión política para llevarlos adelante.

La decisión política cuenta, algunos te dicen que hay que mirar la relación de fuerzas, a veces son excusas, está la experiencia de Néstor, con el 22 % de los votos y la decisión política logró impulsar buenas políticas.

Este gobierno utiliza el diálogo a fondo, me parece muy bien, pero el enemigo te confronta y te obliga a confrontar aunque no quieras, entonces el problema es bancar esta situación.

Tenés que tener una estrategia de acumulación de poder para poder enfrentar a ese otro poder y avanzar en cambios estructurales en favor de los intereses nacionales y populares.

Proyectos hay un montón, pero bueno, está la decisión política.
.
ACAPI: Pero para saber si el gobierno puede hacer.

¿Hay conversaciones sobre estos temas con Alberto, con Cristina?

Julio Urien: No, yo estoy en la Comisión de Defensa.

Ahora lo que sí se veo como un gran paso es el fondo para el equipamiento de las Fuerzas Armadas.

Se trata de reactivar, de crear trabajo, se habla de retomar algunos proyectos como las lanchas Vica para la armada en el Astillero Rio Santiago, además tenes el astillero TANDANOR que se está reactivando, pero bueno ahora con estos fondos del FONDEF se trata de empezar a caminar en este sentido.

Creo que el Ministro de Defensa Agustín Rossi está haciendo todo lo posible en función de contar con unas Fuerzas Armadas en condiciones de defender nuestra soberanía.

El hecho de haber logrado el FONDEP es un éxito, ahora se está trabajando en todo el tema de personal porque había muchas deudas, muchos juicios y se está reordenando todo eso, como también el tema de la restructuración de las Fuerzas Armadas, de su distribución en el territorio teniendo en cuenta que su presencia hace a la ocupación del espacio y aportan al desarrollo.

Yo creo que Agustín Rossi es un ministro con peso fuerte, al tema de Defensa le está poniendo mucha fuerza, incluso con este tema de la pandemia el rol de la Fuerzas Armadas ha sido muy importante y valorado por la sociedad.

Yo creo que hay un tema que es clave que es la formación de los militares.

Porque si bien hoy todos los cuadros en actividad se recibieron en democracia y ninguno estuvo prestando servicio durante la Dictadura Militar, el problema de la formación es fundamental, todavía tenemos muchos de los profesores que son gorilas, pero se está trabajando en la Universidad para la defensa UNDEF y en las escuelas con planes de estudio para que tengan en cuenta la defensa del interés nacional incorporando a nuevos profesores.

ACAPI: ¿Crees que hay una posibilidad de integrar a los militares como tales en el proyecto nacional con roles más desarrollados que los que tienen?

Julio Urien: Yo creo que si, en el marco de lo que plantea la ley de defensa nacional donde esta expresado su rol.

Tienen mucho para aportar hay mucho por hacer

ACAPI: ¿La seguridad y los ataques posibles a través de las redes, lo que pasó ya en otros países de acá del Unasur están trabajando en eso?

Julio Urien: Si el ministerio de Defensa le está dando prioridad a este tema.

ACAPI: El aparato de inteligencia contra los ciberataques lo había desarrollado Milani ¿No?

Julio Urien: Sí. Yo creo que Milani tenía una buena política.

Ahora se está retomando toda la política de ciberdefensa, que desmanteló Macri.

Ahora se está recomponiendo y se le está dando mucha importancia, hay buenos profesionales.

ACAPI: Julio, queremos agradecerte muchísimo por haber participado en este ciclo de entrevistas conjuntas de nuestra Asociación.

Creemos que hay mucho por hacer por delante y debemos seguir profundizando lo que -desde la militancia hacemos- y desde lo que esperamos.

Bueno, cuando se está en el Gobierno con la responsabilidad política de ejercer cargos se pueden vencer estos poderes contra fácticos que siempre, justamente, como venías desarrollando hace que cueste mucho más poder ejercer políticas en materia de ir contra la independencia, de liberación y de emancipación nacional, así que bueno, nos queda mucho por hacer y por pensar.

Esperemos que se puedan generar avances, que se generen avances y que después vengan los consensos y no al revés porque si queremos estar siempre consensuando no vamos a avanzar nunca, ya sabemos cómo es esto.

Sí, estamos a pocos días del 48 Aniversario de aquella gesta histórica para el 16, 17 de noviembre que encabezó el compañero Julio Urien, así que propongo un aplauso para el compañero.

Julio Urien: Bueno, muchas gracias.

ACAPI: ¿Qué podemos hacer para ayudarte en estos planes nacionales tan revolucionarios que nos venís planteando?

Julio Urien: En principio tenemos la articulación y la difusión, nosotros entramos como 5 veces a Lago Escondido y no le dan la publicidad que tiene.

Necesitamos eso y coordinar.

Nosotros todas las acciones que vamos a hacer la articularemos con ustedes

Ya le digo, nosotros le entramos a la fortaleza de Lago Escondido por el peso político, social que teníamos, además del organizativo, pero si no teníamos esa representación no entrábamos, no entraba nadie, los únicos que entramos fuimos nosotros.

Entonces ahora lo que tenemos que hacer es articularnos y yo creo que todos tenemos que apuntar a esa unidad del Campo Popular, yo creo que es estratégico la construcción de un Poder Popular, si no estamos en el horno.

Así que bueno, muchos nos conocemos, así que vean la forma de todo lo que hacemos, de todo lo que hacen ustedes también para articular.

Nosotros somos compañeros de acción estando presentes en el territorio, poniendo el cuerpo y el corazón junto a nuestro pueblo.

Así que bueno, estamos ahí, siempre militando y de este lado.

ACAPI: Sí, es complicado cuando el territorio se vuelve estas pantallas.

Creemos que eso es también otro desafío en materia de soberanía que tiene que ver con el resto de las cosas, la cuestión de los satélites, el desarrollo científico y tecnológico, la conectividad, va a posibilitar mucho de todo esto.

Julio Urien: Sí, el gobierno le está dando mucha prioridad a eso, ahora, hay que ver en los hechos.
A nosotros la pandemia nos inmovilizó muchísimo, pero bueno, apenas la superamos ya estamos de vuelta en movimiento.

Ahí estamos.

ACAPI: Sí, Julio, creemos cada vez más, que así como el Sistema de Medios se ha ido desarrollando solo, se ha ido financiando solo, se ha ido articulando solo, sin sus dirigentes políticos, que lo más que hicieron fue asociarse o hacerse los boludos y mirar para otro lado para no generar problemas con lo que iba surgiendo y después tomándolo con cierta naturalidad,  los medios populares se han desarrollado en los últimos 10 años, solos.

Con el mismo criterio yo creo que hay que articular abajo e ir formando vínculos.

Hemos tenido esta conversación con la gente de UTEP y la CETEP para asegurarnos con ellos porque ellos hacen muchas cosas en las que nosotros podemos ser útiles y lo mismo te digo a vos.

Hace rato que nosotros tratamos de sumar a lo que ustedes hacen, pero ahora somos cada vez más, y yo creo que uno de los objetivos nuestro va a ser eso, ayudar a construir un tema de pueblo-pueblo que ayude a los Gobiernos Nacionales y Populares y resista a la fuerza imperialista.

Me parece que es una construcción que no le tiene que pedir permiso a nadie.

Así que estamos a disposición Julio, te agradecemos, enormemente esta exposición, además has tenido una gran platea hoy así que muchísimas gracias, contá con nosotros.

Julio Urien: Gracias a ustedes, un fuerte abrazo a todos los compañeros.

 

NAC&POP: “Yo soy un marino del pueblo que enfrentó a la dictadura”, asegura Julio César Urien (65), el capitán de “La Sanmartiniana”, velero que recorre las costas del país como una forma de concientizar sobre la importancia del mar y revalorizar la soberanía del país. Este hombre de gran porte, canas y ojos claros que evidencian su ascendencia extranjera, se autodefine como un defensor de la patria y “kirchnerista de ultranza”. Sin duda, tiene dónde apoyar sus palabras y también sus principios, pese a que en algún momento de la charla pueda sonar reiterativo. Es que en la madrugada del 17 de noviembre de 1972, con sólo 23 años, encabezó una sublevación en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) para derrocar al gobierno del dictador Alejandro Agustín Lanusse, quien había tomado el poder luego de echar a Juan Carlos Onganía, y tras un breve paso por la Presidencia de Roberto Marcelo Levingston. En ese momento Urien era un joven oficial y ansiaba devolverle el poder a Juan Domingo Perón, quien ese día regresaba del largo exilio, aunque no podría ser candidato en las elecciones del año siguiente. Sin embargo, no todo salió como estaba planeado y el grupo de sublevados tuvo que rendirse en la Plaza Grigera de Lomas de Zamora, mientras Urien ya había sido detenido. Por este hecho fue arrestado y dado de baja de la Marina. Más tarde recibiría la amnistía del presidente constitucional, Héctor José Cámpora en 1973, pero durante la última dictadura militar volvió a la cárcel, secuestrado por la Triple A, donde fue torturado y sufrió el martirio de la dictadura. Fué ascendido a Teniente de Fragata, en la Armada por el Presidente Néstor Kirchner. MG/N&P