Infame y claro acto de traición a la patria, el “proyecto” de secesión de Mendoza, expresado por el exgobernador, legislador nacional Cornejo

CÓMPLICES PASIVOS DEL DESGUACE TERRITORIAL

Por Carlos Andrés Ortiz *

Que a la típicamente ridícula y muy poco pensante tilinguería clasemediera, no le importe nada, y apoye trasnochadas iniciativas, no asombra en absoluto, su grado de colonización mental las hace dóciles marionetas. (Cornejo y Grace Kelly-FOTO)  (sueños de burguesitos cipayos y antipatria. peones del tablero anglosajón-N&P)

Por Carlos Andrés Ortiz
NAC&POP
01 /04/ 2021

Infame y claro acto de traición a la patria, el reiterado “proyecto” de secesión de Mendoza, expresado por el exgobernador y actual legislador nacional Cornejo, quien no por casualidad es uno de los referentes del más apátrida sector político que postula el neoliberalismo –doctrina apátrida por definición-, sector que para vergüenza nacional, tiene relativamente importante representación en el Congreso Nacional y sigue accionando en forma alevosa en contra de los Intereses de Argentina.

A nadie medianamente bien informado, puede sorprender que desde quienes sostienen el epítome de la ideología antinacional, como lo es el neoliberalismo, actúen en contra de Argentina y bajo los apoyos semi encubiertos de determinados diplomáticos extranjeros, de potencias que claramente desde hace mucho tiempo accionan para dividirnos, sumirnos en el subdesarrollo permanente e incluso hacernos desaparecer como Estado Nacional.

Que la típicamente ridícula y muy poco pensante tilinguería clasemediera, ignore, o no le importe nada, e incluso que apoye tan trasnochadas iniciativas, no asombra en absoluto, pues el grado de colonización mental en que fueron sumidas las hace dóciles marionetas de todo tipo de aberraciones conceptuales, inoculadas con mucha facilidad por mercenarios de las comunicaciones y por medios que operan al servicio de impresentables intereses.

Que la siempre cipaya oligarquía campera recalcitrante y sus derivaciones, ni se molesten por las amenazas a la integridad territorial, tampoco puede sorprender.

Solo cuidan sus campos, sus bienes materiales y sus billeteras, en una visión miope que termina perjudicándolos, pues les beneficiaría formar parte de una Argentina poderosa en el contexto internacional; pero no lo entienden.

Esta oligarquía, aunque practique cierto patrioterismo meramente formal, está cargada de racismo y espíritu de clase de características feudales.

Lo que en cambio es un estruendoso silencio (valga la metáfora), es el que resulta de la ausencia total de toda opinión al respecto, de los diversos grupos de uniformados de mentalidad procesera, de las muchas páginas electrónicas de esos grupos o similares, y de la ausencia casi total (o tal vez total), de opiniones de personas o agrupaciones que presumen de practicar “patriotismo”.

Parecen agotarse en estentóreas peroratas “anti subversivas”, de odio visceral contra el peronismo y todo lo nacional y popular, y en tajantes “definiciones” que demuestran que siguen en los años ’70.

Ven supuestos “marxistas” hasta en la sopa; pero son incapaces de analizar con visión y sagacidad geopolítica, hechos graves como las opiniones del influyente Cornejo, del aparato político y comunicacional de sectores políticos vinculados al neoliberalismo.

Tampoco entienden el accionar de diversas ONGs con libretos dictados desde el riñón de las Potencias Atlantistas, como los grupos de indigenistas que promueven desde Bristol, Gran Bretaña al grupo Mapuche Nation que buscan convalidar el inventado “Estado Mapuche.”

Además de otros mensajes con contenidos opuestos a los Intereses Nacionales, como los de grupos ultra ecologistas y otros similares, que de hecho promueven la pasiva aceptación del subdesarrollo permanente bajo la excusa del pseudo ambientalismo.

Igual de preocupante es el silencio de diversos sectores políticos; de comunicadores sociales por fuera de los claramente cooptados por el establishment neoliberal; de académicos e intelectuales; así como de varios analistas de geopolítica, que parecerían no dar al tema la importancia y peligrosidad latente que evidencia tener.

Por supuesto, hay honrosas excepciones.

Silenciosamente, hay intereses antinacionales que siguen operando para perpetrar nuestra total balcanización.

Y muy pocos parecen tomar la debida conciencia de esas amenazas contra nuestro querido país, dando prioridad a temas secundarios e incluso a otros de dudosa importancia real.

¡DESPIERTA, ARGENTINA; DESPIERTA, PATRIA GRANDE!

CAO/

  • MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
    Analista de Temas Económicos y Geopolíticos