En el marco del 8M, el gobierno impulsó la firma de un Acuerdo Federal para una Argentina Unida Contra la Violencia de Género.

EL GOBIERNO NACIONAL ACOMPAÑA EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN PAÍS LIBRE DE VIOLENCIA Y MACHISMO

Por Constanza Tomasella

Este acuerdo, se suma a una serie de políticas que el gobierno ha estado implementando en materia de derechos de las mujeres y diversidades en estos últimos tiempos e incluye un sistema único de registro de denuncias por violencias de género que promueve una rápida, coordinada y especializada gestión de los casos en el poder judicial de cada provincia.

 

 

Por Constanza Tomasella

 

En el marco del 8M, el gobierno impulsó la firma de un Acuerdo Federal para una Argentina Unida Contra la Violencia de Género.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora se conmemora cada 8 de marzo en honor a un suceso histórico en 1908 donde 129 mujeres murieron en un incendio en la fábrica Cotton, de Nueva York, Estados Unidos, luego de que se declararan en huelga con permanencia en su lugar de trabajo.

El motivo se debía a la búsqueda de una reducción de jornada laboral a 10 horas, un salario igual al que percibían los hombres que hacían las mismas actividades y las malas condiciones de trabajo que padecían.

Esta fecha revindica la lucha de la mujer por la igualdad, el reconocimiento y el ejercicio activo de sus derechos.

En este contexto, y en medio de una argentina en crisis económica y sanitaria que profundizan la desigualdad que se traduce en un aumento en el número de femicidios donde una mujer es asesinada cada 30 horas, el reclamo del colectivo de mujeres dejó bien en claro que ya NO HAY MAS MARGEN PARA QUE NINGUN SECTOR DE LA POLITICA DEJE DE PRIORIZAR ESTOS ASUNTOS y el Presidente de la Nación Alberto Fernández, los/as Gobernadores/as de las provincias y el Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se comprometieron a trabajar activamente y suscribieron a un acta de compromiso con el fin de generar un gran acuerdo federal que permita construir una Argentina Unida contra las violencias por motivos de género.

Este acuerdo, se suma a una serie de políticas que el gobierno ha estado implementando en materia de derechos de las mujeres y diversidades en estos últimos tiempos e incluye un sistema único de registro de denuncias por violencias de género que promueve una rápida, coordinada y especializada gestión de los casos en el poder judicial de cada provincia.

También busca jerarquizar y fortalecer las áreas de genero provinciales y municipales, garantizar que los establecimientos de salud cuenten con equipos interdisciplinarios que realicen un abordaje adecuado de casos de violencia de género y fortalecer los espacios de formación y capacitación en perspectiva de género para las fuerzas policiales y generar mecanismos que faciliten las denuncias en casos que involucren a los miembros de la fuerza (hay un notable número de casos de femicidios en manos de miembros de la policía).

Los distritos trabajarán de manera coordinada y conjunta con el ministerio de mujeres género y diversidad de la nación.

En el acto de firma del acuerdo, el presidente en asamblea legislativa convoco a todos los que habitan este país a construir un gran CONSENSO NACIONAL para erradicar las violencias por motivos de genero consciente que las acciones estatales no son suficientes, SE NECESITA UNA TRANSFORMACION CULTURAL PROFUNDA.

El presidente también expreso que las políticas de genero deben ser políticas de Estado, deben trascender el gobierno y abrazarse por los tres poderes, en las provincias y los municipios.

Es fundamental la participación activa del Estado de revisar los mecanismos judiciales para atender las denuncias por violencia de género, de articular a la nación, la provincia y los municipios para la realización conjunta de una política de Estado donde todas las instituciones que forman parte de la vida pública argentina deben transformarse para terminar con las violencias de género.

El sistema judicial debe accionar con perspectiva de género, brindando apoyo y protección a las víctimas.