"Los argentinos debemos tener un puerto propio y capacidad de recuperar el acceso directo al océano y reactivar todos los puertos propios", remarcó Hugo "Cachorro" Godoy.

JUEVES 18/02 A PARTIR DE LAS 11:00 HS.- HIDROVÍA: ORGANIZAN UN ENCUENTRO EN APOYO AL DRAGADO DEL CANAL MAGDALENA

El encuentro, denominado «Asamblea Abierta en Defensa del canal Magdalena», tendrá lugar el próximo jueves, a partir de las 11, en la sede de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, en avenida España 2221, Costanera Sur, en CABA.

 

 

 

Telam

Política

16/02/2021

 

Hace diez días el ministerio de Transporte creó la Unidad Ejecutora «canal Magdalena».

Distintas organizaciones gremiales, sociales y políticas convocaron a un acto público para el próximo jueves, en apoyo al Canal de Magdalena y «en defensa de la soberanía nacional y la recuperación económica», informaron los organizadores.

«Nos estamos convocando para este encuentro diversos sectores junto a los trabajadores de vías navegables, de los puertos, del Astillero Río Santiago, porque entendemos que es imprescindible recuperar la soberanía sobre los ríos y sobre el mar argentino», afirmó a Télam Hugo ‘Cachorro’ Godoy, secretario general de ATE y uno de los convocantes.

El encuentro, denominado «Asamblea Abierta en Defensa del canal Magdalena», tendrá lugar el próximo jueves, a partir de las 11, en la sede de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, en avenida España 2221, Costanera Sur, en CABA.

En relación a la actividad, Godoy consideró: «La discusión sobre la Hidrovía y la posibilidad de que en abril se venzan las concesiones abre una importante discusión respecto de cómo recuperar para el Estado argentino y para su pueblo la soberanía sobre los ríos, los mares y los puertos».

En ese punto, el gremialista se refirió al próximo vencimiento -el 30 de abril- de la concesión del dragado y balizamiento de las vías navegables del río Paraná y del Río de la Plata, que desde 1995 está a cargo de Hidrovía SA, consorcio integrado por la compañía belga Jan de Nul y la empresa argentina Emepa.

«Los argentinos debemos tener un puerto propio y una capacidad», dijo Godoy.

«Desde ATE -añadió Godoy- estamos alentando la constitución del canal Magdalena y hemos apoyado el pedido de informes que ha hecho el senador (Jorge) Taiana, porque ese decreto 949 es muy discutible y, además, es imprescindible tener una empresa nacional que regule la navegación en los ríos y mares, y eso no lo posibilita ese decreto».

«Si solamente lo que hay es un cambio de concesión o una extensión de la concesión a empresas extranjeras y los puertos siguen en manos privadas, el Estado sigue inhabilitado para intervenir en una actividad esencial e imprescindible, dado que el 90 por ciento de las exportaciones se da a través de las vías navegables y por los puertos: eso requiere una intervención estatal, para que no siga la evasión y el contrabando», planteó Godoy.

En paralelo a la convocatoria de ATE y la CTA Autónoma, un grupo de organizaciones sindicales enroladas en la CGT difundieron este martes un documento bajo la consigna Frente de Trabajadores por la Soberanía en el que reclamaron la «derogación urgente del decreto 949/20» para alcanzar el «desarrollo estratégico y soberano del canal Magdalena, para defender el trabajo y la producción de Argentina».

«La presencia del Estado en el canal Magdalena constituye uno de los vértices neurálgicos de la plataforma portuaria-marítima y de la industria naval y es uno de los proyectos más importantes de la Nación, porque rompe el status quo colonial trazado por el Consenso de Washington, que mantiene al servicio de las corporaciones multinacionales las cargas y fletes de los productos primarios», señalaron.

El pronunciamiento gremial y político está respaldado el Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON), con la firma de su secretario general Juan Speroni; la Multisectorial 21-F; la UOM San Nicolás y el Movimiento Octubres, que conduce el diputado del Parlasur Gastón Harispe (Frente de Todos), entre otros.

En el documento conjunto, pidieron al presidente Alberto Fernández la «derogación urgente del decreto 949/20, restituir la boya kilómetro 196 del canal Magdalena, cuyo objetivo es central y estratégico para la soberanía marítima y fluvial, y que se aplique el artículo 33 del Tratado de Hidrovía».

El 1º de febrero último, el senador Jorge Taiana (FdT-Buenos Aires) solicitó a la Cámara Alta que invite al ministro de Transporte Mario Meoni para que informe sobre «todo lo relacionado con la concesión de la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización de la Vía Navegable Troncal» que surca el Paraná y el Río de la Plata, y además solicitó al Congreso la conformación de una comisión bicameral de seguimiento.

Por su parte, Meoni anunció que el próximo 22 de febrero se realizará en Rosario la primera reunión del Consejo Federal Hidrovía, integrado por las carteras de Transporte, Desarrollo Productivo e Interior más los gobiernos provinciales de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe.

Además, Meoni aseguró que en simultáneo con el proceso de licitación de la Hidrovía Paraguay-Paraná (con el objeto de concretar una nueva concesión) se creará la Agencia Federal de la Hidrovía del Río Paraná, que estará conformada por el gobierno nacional y las provincias de la región, y que funcionará, dijo el ministro, como «órgano de contralor de las obligaciones del concesionario, lo que nunca ocurrió en los últimos 25 años».

Por último, hace diez días el ministerio de Transporte creó la Unidad Ejecutora «canal Magdalena», a través de la resolución 33/2021 que se publicó en el Boletín Oficial, con el objeto de «asesorar en el llamado, adjudicación y firma de contrato de licitación pública nacional e internacional» para el dragado, señalización y mantenimiento del llamado ‘canal Magdalena’.

Con esa denominación se conoce a una ruta natural navegable que presenta el lecho del Río de la Plata en su estuario sur, que en la actualidad tiene 4,50 metros de profundidad pero que, en el caso de ampliarse el calado hasta llegar a los 12 metros, permitiría que las embarcaciones naveguen directamente desde los puertos fluviales del Paraná hasta los puertos del litoral marítimo sin tener que recurrir al canal Punta Indio, próximo a Montevideo.