Durante enero de 2021 se registraron 33 femicidios en Argentina: uno cada 23 horas.

FEMICIDIOS EN ARGENTINA, LA PEOR PANDEMIA

Por Constanza Tomasella

Así lo informa el observatorio de las violencias de género “Ahora que si nos ven” y agrega que en el mismo mes hubo 24 intentos de femicidio. Esta cifra es alarmante y demuestra la urgencia en la que se encuentra nuestro país a pesar de los avances que se realizaron en este último tiempo en materia de derechos de las mujeres y diversidades.

 

 

Por Constanza Tomasella

NAC&POP

11/02/2021

 

Durante enero de 2021 se registraron 33 femicidios en Argentina: uno cada 23 horas.

Así lo informa el observatorio de las violencias de género “Ahora que si nos ven” y agrega que en el mismo mes hubo 24 intentos de femicidio.

Esta cifra es alarmante y demuestra la urgencia en la que se encuentra nuestro país a pesar de los avances que se realizaron en este último tiempo en materia de derechos de las mujeres y diversidades.

A estos casos se le suma el reciente femicidio de Úrsula Bahillo, una joven de 19 años de la ciudad bonaerense de Rojas que fue asesinada a puñaladas por Matías Ezequiel Martínez (25), miembro de la Policía Bonaerense, quien fue denunciado por la victima unas 18 veces antes de que este cometiera el delito.

A raíz del crimen, sus amigos y vecinos salieron a la calle a manifestarse, lo que terminó con una serie de enfrentamientos, balas de goma, destrozos y heridos frente a la comisaria de Rojas.

Entre los heridos se encuentra la mejor amiga de Úrsula, quien se encontraba reclamando justicia frente a la comisaria y fue herida de un disparo de bala de goma a pocos centímetros del ojo.

Úrsula denunció, Úrsula debería estar viva.

El uso abusivo de la fuerza para reprimir el derecho a manifestarse es inadmisible. Los policías y el juez de Paz de Rojas, Luciano Jorge Callegari que desestimaron las denuncias son responsables directos del crimen.

¿Qué sucede cuando los que tienen el deber de protegernos son quienes nos matan?

¿Por qué se cajonearon las denuncias?

¿Qué principios y valores encarnan los responsables de protegernos contra tales actos de violencia?

¿La justicia, es patriarcal?

Es necesaria, como plantea la Legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Ofelia Fernández, una reforma judicial feminista, con una justicia que centralice el proceso de denuncia por violencia de género, que facilite el uso de su capacidad preventiva en casos de estas características, que jerarquice el rol de sus equipos interdisciplinarios que son quienes recuperan la voz de quienes denuncian, que se capaciten, que se revisen las currículas de derecho para inscribir a las demandas del colectivo en esa historia.

¿Hasta cuándo las mujeres seguiremos exigiendo que no nos maten?

“Todas las mujeres tenemos una amiga violentada y no hay hombres con amigos violentos.”,

“No todos los hombres son femicidas pero si todos los femicidas son hombres” son consignas que están resonando en redes sociales.

Es una urgencia por parte de los hombres que cuestionen sus privilegios, que charlen con sus amigos de estos temas, que pongan en evidencia el micro-machismo que los rodean día a día.

A la violencia machista se la combate con justicia feminista y una sociedad activa que se reconozca como germen para construir una nueva y trabaje activamente para decir de una vez por todas

¡Ni una menos!