El ex juez federal Norberto Oyarbide afirmó que el ex presidente Mauricio Macri quiso "comprarlo" con dinero

EL EX JUEZ OYARBIDE DENUNCIÓ QUE MACRI LE OFRECIÓ DINERO PARA SACARLO DE UNA CAUSA DE ESPIONAJE

El ex juez dijo que el ex mandatario quiso «comprarlo» para que no lo investigue en una denuncia judicial en su contra. Aseguró que el ofrecimiento de dinero fue «absolutamente directo».

 

 

El Destape

11 de febrero, 2021

 

El ex juez dijo que el ex mandatario quiso «comprarlo» para que no lo investigue en una denuncia judicial en su contra. Aseguró que el ofrecimiento de dinero fue «absolutamente directo». 

El ex juez federal Norberto Oyarbide afirmó que el ex presidente Mauricio Macri quiso «comprarlo» con dinero cuando era jefe de Gobierno porteño, en momentos en que él estaba al frente de uno de los juzgados de Comodoro Py y tenía en sus manos una causa por espionaje en su contra. La justicia investiga una red de espionaje ilegal durante la gestión de Cambiemos en donde se espió a ex funcionarios del macrismo, a periodistas, a dirigentes de la oposición y a otros referentes sindicales.

«Mauricio Macri no me compró porque yo no cotizo en bolsa, pero tuvo toda la intención de hacerlo», resaltó el ex magistrado, que dejó su cargo en abril de 2016, luego de recibir varias denuncias. Según aseguró Oyarbide, el líder del PRO le pidió de forma «absolutamente directa» que se apartara de una causa en su contra. «Me pidió que me inhiba en una causa, que yo tuve la causa de las escuchas telefónicas ilegales, donde él utilizó en aquel momento, siendo jefe de Gobierno, la Secretaría de Inteligencia del Estado, con Stuiso a la cabeza», indicó Oyarbide en declaraciones radiales.

Se trataba de la causa que comenzó en 2010 y que el ex juez tenía a su cargo, cuando era subrogante del Juzgado Federal 7, en la que se investigaba a Macri por haber escuchado a su cuñado, Néstor Leonardo, y al dirigente de familiares de la AMIA Sergio Burstein. En ese momento, Macri estaba acusado de supuestamente haber montado una «asociación ilícita» dedicada al espionaje, junto al entonces jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, y Ciro James, quien tenía un cargo en el Ministerio de Educación de la Ciudad, a cargo de Mariano Narodowski.

La causa más tarde fue cerrada por falta de elementos por el juez federal Sebastián Casanello, quien se hizo cargo del Juzgado 7 como titular. El ex juez relató: «Después, ya siendo Presidente no había nadie que se interpusiera en su camino, de manera que tenía todos los aparatos del estado para llevar adelante su obra extraordinaria».

Al ser consultado sobre si el ofrecimiento de parte del ex jefe de Estado había sido de dinero, Oyarbide contestó: «Por supuesto, pero yo no me inhibí y le dije que yo no cotizaba en bolsa».

«Pero él no vino (a realizar el ofrecimiento), vinieron enviados especiales y no del Palacio Vaticano justamente», recordó el ex magistrado federal.