Hijo de Abelardo, pensador de izquierda con notable mirada sobre América Latina.

VICTOR RAMOS: “EL PERONISMO ES UN ESCENARIO DE CONFLICTO Y TENSIÓN PORQUE ES POLICLASISTA”

Víctor Ramos (FOTO), es el coordinador del movimiento justicialista “Patria Grande” que trabaja en las villas y barrios carenciados de nuestro país. Mentor del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y el hombre que invitó a Nelson Mandela al país en julio de 1998.

Agenda Peronista

04/02/2021

Víctor Ramos es el coordinador del movimiento justicialista “Patria Grande” que trabaja en las villas y barrios carenciados de nuestro país e integra la agrupación “Peronismo Para Todos”, que conduce Roberto Bonetti, secretario general adjunto de la Unión Obrera Metalúrgica de Capital Federal.

Durante el gobierno de Carlos Menem, fue el mentor del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y el hombre que invitó a Nelson Mandela al país en julio de 1998.

El hijo de Abelardo, un pensador de izquierda con notable mirada sobre América Latina, dialogó con Agenda Peronista acerca del movimiento, su visión del país y de la política internacional.

AP:-¿Cómo ves al peronismo hoy? ¿Al gobierno de Alberto?

VR:-A Alberto lo veo muy bien.

Lo veo luchándola, buscando mantener el equilibrio del barco.

Hay que cuidar a Alberto, dejar de lado las mezquindades y aprovechar esta oportunidad histórica para transformar al país: nos quedan tres años.

Todo esto que ha pasado por la pandemia, como el cierre de fronteras, provocó -por ejemplo- que la metalúrgica haya resurgido, al igual que otros sectores.

Hay que aprovecharlo con lo que sabemos hacer: el valor agregado.

Está fenómeno la Argentina agroexportadora, pero si no redireccionamos nuestras divisas a la ciencia, acción y producción vamos para atrás.

Hoy Scalabrini Ortiz no escribiría solo del imperio británico sino del chino, que invierten en lo mismo: transporte, ruta, puertos y energía. Caminos y rutas para nosotros para llevarse la soja y los alimentos.

En este momento somos la granja de China.

Me parece que tenemos que seguir el pensamiento de Perón, que buscaba desarrollar tecnología.

AP:-¿Qué análisis hacés del rol de Cristina?

VR:-Está mirando desde la óptica de ella.

Cristina eligió dirigir un sector y no el peronismo.

Decidió, en su momento, irse con Unidad Ciudadana, ahora volvió.

Por eso Máximo sigue con La Cámpora, yo si fuera su asesor le diría que arme algo más amplio.

AP:-¿Cómo hacés para aglutinar algo tan amplio como el peronismo?

VR:-Con una mística, generar una Argentina industrial, independiente.

Tener una posición más activa en los temas sociales, no dejárselos a los movimientos.

La política tiene que dirigir el desarrollo humano.

El Papa Francisco, que es una de las figuras más importantes de la historia contemporánea, nos plantea tierra, techo y trabajo.

En la Argentina tenemos tierra, pero no techo y trabajo.

Demos lotes de tierra que genere el techo y a la vez el trabajo.

AP:-¿Por qué pasa esto?

VR:-Dentro del peronismo tenemos sectores provocadores.

Uno plantea la reforma agraria y no es así.

Perón jamás la planteó.

Es más, ya no existe la oligarquía ganadera que estudiamos de Jauretche, porque se hizo la reforma agraria.

Se hizo la sucesión a través de los años de las familias numerosas.

El fenómeno del campo no es sólo la Sociedad Rural, sino de miles de productores ricos.

Cambió la situación en los últimos 50 años, que era algo impensable.

Habrá que dar otra política desde el peronismo y el control del comercio exterior, no de la propiedad privada.

AP:-¿Cómo se hace?

VR:-Lo que hay que generar es un programa político, una mística por la cual valga la pena luchar: la reforma judicial, laboral.

Hablando de los trabajadores, hay mucho desprecio de los políticos por el movimiento obrero.

No se lo reconoce y es un gravísimo error estratégico, el movimiento obrero es la cabeza.

Tampoco hemos logrado tener una burguesía nacional consciente, que pida fondos al Estado para investigar, sino que tenemos una burguesía que prefiere importar celular en vez de fabricarlos.

La UOM planteó que se investigue los insumos de los celulares y que se fabriquen acá.

Abelardo Ramos, nació en 1921 y murió en 1994.

Abelardo Ramos fue un pensador que marcó una época a través de la Izquierda Nacional.

Su mirada sobre América Latina dejó una huella, que buscaba la confluencia de los países para fortalecerse.

“El 23 de enero se cumplió el centenario de su nacimiento”, describió Víctor acerca de su padre, un hombre que se acercó a Juan Domingo Perón y juntos crearon una propuesta para sumar votos y fortalecer la fórmula del “General” con María Estela Martínez de Perón, para las elecciones presidenciales de 1973.

AP:-Aquella idea de tu papá le sumó cerca de un millón de votos a la fórmula Perón-Perón, ¿cómo recordás aquel momento?

VR:-Abelardo pretendía encausar a los sectores no peronistas, que veían a Perón como un camino al socialismo.

La propuesta la pensó con Perón, que vio que surgía una tendencia de izquierda no peronista muy fuerte que lo apoyaban a él pero a la vez lo condicionaban: eran los Montoneros.

Entonces él quería generar con la “Izquierda Nacional” una estructura por fuera del peronismo, que desarrolle sus políticas y se pueda expresar no por dentro porque generaba conflicto.

Es que el peronismo naturalmente es un escenario de conflicto y tensión porque es policlasista, convive el obrero y el empresario, el burgués nacional y el proletario. Al mismo tiempo las clases medias urbanas y rurales.

A esa asociación, que se llama “Frente antiimperialista”, tienen como enemigo las grandes multinacionales extranjeras y monopolios.

Lo que ocurrió es que en los años ’70 surgen grupos de la Juventud Católica, de familia antiperonistas y clase media alta, que de un día para el otro creen que Perón es la revolución socialista, por la presencia de la figura de John William Cooke, que había dejado el peronismo porque se fue de soldado a la Revolución Cubana y al partido comunista cubano.

Pero lo que ocurrió es que “Montoneros” en lugar de ser un apoyo, empieza a ser un problema como el asesinato de Vandor, a días del Cordobazo.

Vandor, las 62 organizaciones fueron parte de la resistencia peronista.

Después viene el otro asesinato importante de la época, el de Aramburu, cuando se estaba acercando a Perón para negociar.

Entonces, preferían cortarle los puentes a Perón, de arranque los Montoneros tenían una posición tirante con Perón.

Y después hizo explosión con el asesinato de Rucci.

Mataban obreros, dirigentes, delegados, empresarios.

Un desastre.

AP:-¿Cómo erá la relación padre-hijo? ¿Qué semejanzas y diferencias encontrás?

VR:-Como los clubes chicos, somos más fanáticos y más aguerridos como familia.

Mi viejo enfrentó al “stanilismo”, que manejaba el sistema cultural argentino.

Él los destrozó con los libros y los artículos, los corría por izquierda.

Al mismo tiempo cuando es embajador con Menem, se enfrenta con Estados Unidos en 1989, cuando cambió el mundo y cayó el muro de Berlín.

En el 90 el imperio invade Panamá, lo secuestra y mete preso a Noriega.

De repente, para ellos todos los presidentes latinoamericanos pasaron a ser narcos. Entonces, Menem decide cambiar su política exterior y hace una alianza con Estados Unidos.

Pero no fue así mi viejo, que llegó a México y ante los periodistas dijo: “Mi misión es que México no firme el Tratado de libre comercio con Estados Unidos, sino con el Mercosur.

Pero antes quiero repudiar lo hecho por la mafia norteamericana de la Casa Blanca a Panamá”.

Así era él.

Estando allá armó encuentros con los embajadores latinoamericanos para no firmar el acuerdo.

Hasta que Cavallo sale de la cancillería y entra Di Tella, que entonces los vuelan de un plumazo de la embajada.

Justo después, México firmó el tratado de libre comercio…

 

AP:-Mañana, en Agenda Peronista, la segunda parte de la entrevista a Víctor Ramos donde habla sobre la creación del INADI, la visita de Nelson Mandela al país, su función actual en los barrios populares.
También recordará la vorágine de su infancia, la vida que llevó en Montevideo, la visión de América Latina y los cambios en Brasil.
Agenda Peronista
Copyright © 2019
info@agendaperonista.com.ar