Cuando unos facilitan negociados inexplicables, abandonan compañeros y señalan desde un pedestal moral al que no llegan.

NAUSEAS, COMO «LA NAUSEA» DE SARTRE

Por Fernando Esteche *

Julio De Vido le propuso a Sergio Massa que si lo que le preocupaba era la corrupción, lo que debería hacer desde el Congreso es investigar el traspaso del 51% de acciones de Edenor de parte de Mindlin al trío Vila-Manzano-Filiberti (FOTO).

Por Fernando Esteche

NAC&POP

26/01/2021

La operación fue por apenas cien millones de dólares, el escuálido monto por tratarse de semejante negocio obligaría a los organismos de control a investigar la verdadera naturaleza de la operación. Incluso el debilitamiento financiero de Edenor mediante el cargo de pasivos de todos los otros nodos comerciales del dueño de Pampa energía.

El valor irrisorio de la venta está relacionado con que Edenor está endeudada (Obligaciones Negociables) en el exterior y la propiedad de esas ON son de Lewis y del propio Mindlin.

Con el cobro de esas Obligaciones Negociables aseguró el verdadero precio de venta.

Por supuesto nunca demostró el ingreso de los dólares de esas Obligaciones Negociables.

Debería investigarse.

También hay que señalar que Edenor le debe al estado nacional una friolera de 21,5 mil millones de pesos (Deben lo mismo que el monto de la operación).

Pero los actores de la operación tienen buenos amigos Mindlin en el Ministerio del Interior y con sus CEOs progresistas, y los otros con Massa.

“Marcelo” (Mindlin), como lo llamó el presidente Fernández en un acto de inauguración de una planta de generación térmica en Marcos Paz, el dueño de Pampa Energía, vendió Edenor a Daniel Vila (dueño del Multimedios América), José Luis Manzano (el ex ministro menemista de la frase «robo para la corona») y Mauricio Filiberti dueño de Transclor monopólico proveedor de cloro a AySa.

Mindlin está concentrado en convertirse en el dueño principal de Vaca Muerta.

Filiberti se ufana de su amistad con el sindicalista de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri, hombre que supo coquetear con el macrismo y el masismo por igual.

Promotor de la ruptura del Frente Renovador con el gobierno kirchnerista.

De inocultable relación con Sergio Massa.

En 2017 con motivo del blanqueo de capitales que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri, el Cohete a la Luna publicó la lista de los mayores blanqueadores y apareció el nombre de Mauricio Filiberti.

En esta operación de compra de Edenor, el Rey del Cloro empezó con el píe derecho, ya que la empresa acaba de cobrar una deuda del Estado nacional, se hicieron gestiones ingentes para que se pague esa deuda antes de la venta, por la energía que entrega en los barrios populares.

Los funcionarios que aceleraron ese pago cumplieron con su burocrático deber, no es que “trabajaron” a destajo en previsión de esta operación y haciendo favores a compradores y vendedores, porque eso sería CORRUPCIÓN y eso el propio Massa amigo de Filiberti, de Vila y de Manzano no lo aceptaría según sus oportunas recientes declaraciones en el diario español El País.

Probablemente el lugar privilegiado de información anticipada sobre políticas tarifarias, regulaciones y demás, del amigo común a los tres compradores, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa (uno de los invitados al casamiento de Filiberti) facilitó tanto el negocio de transferencia como la incorporación de Filiberti al mismo (no estoy diciendo que semejante mega-empresario sea testaferro de ningún funcionario, pero podría ser socio fantasma).

Las tarifas de luz llevan alrededor de dos años congeladas, esto no quiere decir que haya dejado de ser negocio porque se trata de administrar sin inversiones un servicio de generación y transporte de energía con logística e infraestructura estatal y con un mercado cautivo de consumo constante y creciente.

El nuevo secretario de Energía, Darío Martínez, advirtió que hasta marzo negociarán con las distribuidoras y las transportistas y van hacia “una tarifa de transición que no será ni la Revisión Tarifaria Integral (RTI) dolarizada del Gobierno anterior ni tampoco mantener un proceso de congelamiento permanente”.

La negociación comprende resolver la deuda de las distribuidoras con Cammesa, la compañía estatal mayorista del mercado eléctrico.

En 2017 Macri les perdonó 10 mil millones de pesos y eso fue votado a mano alzada en el proyecto de presupuesto de ese año por el propio Sergio Massa.

Ahora dicen que no se conocen, pero Malena y Camila (Pitana) la esposa del Rey del Cloro, se la pasan “likeandose” en Instagram.

Malena Galmarini, como presidenta de AySA, tiene en Filiberti a su mayor proveedor de cloro, esa es otra historia…”Por las dudas”, dijo Malena Galmarini, le agregaron más cloro al agua potable para combatir la pandemia; AySA habitualmente clora el agua entre 0,8 y 1 mg por litro.

Lo que hicieron fue llevarlo hasta 1,2 mg por litro.

Las monedas de diferencia obviamente se discuten entre Malena y el marido de su amiga de Instagram.

Esta es una historia de hombres de negocios, de negocios, y de operaciones inexplicables, o explicables a la luz de influencias, información privilegiada y lobbistas que resuelven condonaciones de deudas o ahogan investigaciones fiscales.

Es una historia más, hay muchas, la de la hidrovía por ejemplo.

 

Naúsea decimos en el pretencioso título; “Lo esencial es la contingencia”(…)

“Cuando uno llega a comprenderlo, se le revuelve el estómago y todo empieza a flotar… eso es la Náusea.(Sartre)

 

 

FE/

N&P: Fernando Esteche, es profesor en la Facultad de Periodismo de la prestigiosa Universidad de La PLata.