"¿Recuerdan a este caballero? Es el ecuatoriano Jaime Durán Barba. Ahora miren bien la tapa de este libro suyo. Ahí está la clave de todo.

RELACIONES SIMBIÓTICAS: DURÁN BARBA Y EL PERONISMO

Por Pablo Guillermo Grau

Solemos pensar que Durán Barba fue derrotado en las elecciones del 2019, pero no: Durán Barba triunfó porque en el mediano plazo puso efectivamente el peronismo a trabajar para él. ¿Cómo? Es fácil. Durán Barba no es un profesional del marketing, es un manipulador. Y eso es todo lo que hace.

Por Pablo Guillermo Grau

NAC&POP

26/01/2021

 

 

«¿Recuerdan a este caballero?

Es el ecuatoriano Jaime Durán Barba.

Claro que lo recuerdan.

Ahora miren bien la tapa de este libro suyo y, si pueden, léanlo.

Ahí está la clave de todo.

Solemos pensar que Durán Barba fue derrotado en las elecciones del 2019, pero no: Durán Barba triunfó porque en el mediano plazo puso efectivamente el peronismo a trabajar para él.

¿Cómo? Es fácil.

Durán Barba no es un profesional del marketing, es un manipulador.

Un profesional del marketing toma un producto y lo vende más allá de la misma calidad del producto, sin cuidado de si esta es alta o baja.

Y eso es todo lo que hace.

Durán Barba no.

Lo que Durán Barba hace es manipular a los que no gustan del producto para que ellos mismos lo vendan, hace trabajar por el producto al que no consume el producto ni recomendaría su consumo.

Cuando Durán Barba habla de “poner al peronismo a trabajar para uno”, lo que dice es lo siguiente: existe una fórmula universal para provocar al contrario y hacer que el contrario sea el más funcional de los difusores del contenido de uno.

Véase un ejemplo de esa manipulación el asunto de hoy, que es el factoide nuestro de cada día.

Además de desviar la atención de los problemas reales —cosa que beneficia a los dirigentes ambos lados de la grieta, los dirigentes del pacto hegemónico—, en el asunto de la venía de cuatro o cinco cambiemitas que trabajan de policía a Patricia Bullrich la gran favorecida es la propia Bullrich.

Cuando salimos de este lado como locos a “matarla” a Patricia Bullrich y a gritar que ella está armando un golpe, lo que hacemos es publicitar a Patricia Bullrich frente a los ojos de los que están apretados hasta el cogote y buscan una opción.

La situación es mala y mucha gente ya empieza a votar a otros. ¿A quién van a votar?

Al que esté en evidencia de aquí a octubre.

Y nosotros ponemos en evidencia a Patricia Bullrich.

Ergo, estamos vendiendo el producto que no consumimos y el que no recomendaríamos tampoco.

Lo estamos recomendando igual.

Con eso de “poner al peronismo a trabajar para uno” Durán Barba adelantó el pacto hegemónico, donde ambas fuerzas supuestamente rivales se retroalimentan para alternarse y de paso invisibilizar a cualquier tercero en discordia.

Entonces hacen trabajar al rival para ellos y ellos trabajan para el rival, una relación simbiótica.

Y mientras tanto ninguno de los innumerables y graves problemas se resuelve, ni con Macri, ni con Fernández y tampoco con el que venga después de Fernández en la alternancia controlada y cautiva entre dos sectores que han pactado.

Lo hacemos nosotros mismos, Durán Barba solo es uno de los vivos que instrumentan la cosa.

«La obra es toda nuestra porque tenemos la camiseta puesta y no pensamos»