ADEPA, la entidad que agrupa a los empresarios de medios embistió contra El Destape por su medición.

ENTRE ADEPA Y EL DESTAPE ESTAMOS DEL LADO DEL DESTAPE.

Comscore fue permeable a las presiones de ADEPA y de los medios afines a sus intereses.El Destape no informa a Comscore acerca de sus números sino que el mecanismo funciona al revés. Es la propia plataforma la que genera informes a través de sus diferentes métodos de muestreos con los que cuenta.

 

El Destape

08 De Enero, 2021

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) junto con empresarios y medios afines a sus intereses políticos y económicos atacó a El Destape denunciando supuestas “prácticas irregulares” en el informe de tráfico digital que genera la plataforma Comscore.

El Destape nació en 2014 y en apenas 6 años logró ubicarse dentro del grupo de los portales de noticias digitales más importantes del país a través de un sistema de suscripciones mediante el cual sus lectores colaboran con el medio.

Apenas comenzado el gobierno de Mauricio Macri, El Destape fue apartado completamente de la distribución de pauta oficial, sus periodistas fueron estigmatizados, censurados y perseguidos por la justicia por ejercer su actividad. Ninguna entidad emitió nunca ningún comunicado por esas graves situaciones. Mucho menos ADEPA y sus empresarios afines.

Los grandes medios que integran ADEPA destinan millones de pesos mensuales a la compra de tráfico, como parte de sus estrategias comerciales. El Destape no invierte ni el 5% de las cifras que se manejan habitualmente. Clarín, La Nación, Perfil y Página/12, entre otros, tienen equipos de varias personas destinadas a promover el tráfico pago. Un gasto inimaginable para El Destape.

El Destape no tiene ninguna empresa privada detrás. No tiene telefónicas, no tiene negocios inmobiliarios, no tiene sindicatos. Solo tiene a sus lectores, a su comunidad de suscriptores, innumerables investigaciones periodísticas que terminaron en causas judiciales contra los implicados y una línea que se mantuvo igual desde su inicio.

Como sucede normalmente en el mercado digital, El Destape implementó una estrategia comercial, una práctica similar a la que utilizan todos los medios de Argentina en los últimos 10 años. Se acusa solamente a El Destape de una práctica normal en todo el mercado. Comscore no rebajó audiencia de ningún tipo a ningún medio. Solo lo hizo con El Destape.

Comscore fue permeable a las presiones de ADEPA y de los medios afines a sus intereses y decidió rebajar en casi 10% la audiencia de El Destape. Aún con esa escandalosa rebaja El Destape se mantiene en quinto lugar.

Un dato adicional: El Destape no informa a Comscore acerca de sus números sino que el mecanismo funciona al revés. Es la propia plataforma la que genera informes a través de sus diferentes métodos de muestreos con los que cuenta.

Existen numerosas estrategias comerciales para atraer público digital. Los medios utilizan diferentes tácticas de compra de palabras claves (keywords) para superar a el posicionamiento orgánico de un medio.

Un solo ejemplo. En esta captura se puede observar como Google destaca el trabajo de El Destape en una noticia sobre la compra de dólares. Pero otro medio de comunicación, en este caso Página/12, paga un anuncio para que la plataforma lo destaque y redireccione ese contenido original de El Destape a la home de Página/12, ni siquiera a una nota con la misma información.

¿Comscore nunca cuestionó ninguna estrategia y solamente lo hace con El Destape? ¿ADEPA tampoco cuestionó ninguna estrategia y solamente lo hace con El Destape?

Estos mecanismos de atracción de tráfico se utilizan en todo el mundo y ponen en duda a las plataformas de medición digital utilizados por el mercado. Comscore es la más importante de ellas. Es para internet lo que es IBOPE para la television.

Tan cuestionadas están estas plataformas que Telefé, el canal más importante de Argentina, se retiró de las mediciones minuto a minuto que realiza IBOPE. El canal América hizo lo propio con el mismo sistema. Y El Trece pidió federalizar las mediciones para transparentar su diagnóstico.

Comscore le suceden cosas similares. El diario El País y el diario As!, ambos propiedad del Grupo Prisa en España, se retiraron de la medición de Comscore por discrepancias en el método de cálculo de tráfico digital en ese país europeo.

Desde hace años, El País es el diario en español más leído del mundo. Lo mismo ocurre con As!, el diario deportivo en español más leído del mundo.

El ataque de ADEPA es claramente direccionado a un medio que nunca perteneció a esa entidad y fomentado por los empresarios que la integran.

Les molesta El Destape porque sostiene una línea editorial cercana a los trabajadores y muy lejos de los intereses que defienden ADEPA y sus medios integrantes.

Les molesta El Destape porque se financia con las suscripciones de los trabajadores y trabajadoras que leen el medio.

Les molesta El Destape porque rompe su estrategia de explotación laboral, pagando mejores salarios y que participa a los trabajadores y trabajadoras en los ingresos, una práctica inédita en el mercado periodístico argentino.

La decisión de este proyecto colectivo que es El Destape es reclamar a Comscore una revisión de nuestros números y los de todos los portales.

El Destape no va a cambiar su línea editorial. El Destape no va a pactar con ADEPA. El Destape seguirá defendiendo al pueblo trabajador informándolo desde una perspectiva ligada a sus intereses.