Clase magistral sobre las vacunas del Dr. Jorge Rachid en Radio Caput.

LOBBY FARMACÉUTICO CONTRA LAS VACUNAS RUSA Y CHINA: LUCHA GEOPOLÍTICA, HEGEMONÍA Y PATENTES.

Reportaje de Fernando Alonso*

El gobierno argentino que fue muy eficiente con el tema de la pandemia, que evitó el colapso sanitario anticipándose a lo que iba a ser una lucha feroz que se está dando, ha negociado tres contratos con cinco vacunas todavía en elaboración que eran la rusa, la china, digo la china y la rusa porque las denominan así, la inglesa, la norteamericana y la del Consorcio Mundial de la Salud.



Por Fernando Alonso
Reporta Caput
Radio Caput

15/12/2020

Fernando Alonso: Un poco preocupado por esto.

La verdad que a mí llama mucho la atención, he estado con gente que ha votado a este gobierno y dicen: “Viste, Nelson Castro y esta última frase que salió ahora. Cómo es que a nosotros nos den tantas vacunas. ¿No nos estarán probando?”.

Cuántas cosas hay que desarmar y cuánto falta todavía a nivel mediático y comunicacional. ¿No?

Dr. Jorge Rachid: Mirá, el gobierno argentino que fue muy eficiente con el tema de la pandemia, que fue eficiente en cuanto a los instrumentos económicos que evitaron los saqueos, no porque la gente haya vivido bien porque todos vivimos con la pajita abajo del agua respirando apenas como en cualquier guerra, pero también evitó el colapso sanitario anticipándose a lo que iba a ser una lucha feroz que se está dando, y después te explico si querés en qué niveles se está dando porque hay tres niveles en los cuales se está dando por la vacuna.

Ya hace casi dos meses, tres meses ha negociado tres contratos con cinco vacunas todavía en elaboración que eran la rusa, la china, digo la china y la rusa porque las denominan así, la inglesa, la norteamericana y la del Consorcio Mundial de la Salud.

Cuatro de ellas – ahora cinco – están haciendo ensayos clínicos argentinos, incluido Pfizer mitad alemana mitad norteamericana, para seguir con la descripción, que en realidad no es ni alemana, ni norteamericana sino propiedad del fondo buitre BlackRock.

El mismo fondo que intentó impedir la renegociación de la deuda, o sea, entonces acá se está dando esa lucha en donde la demolición de la confianza de la vacuna Sputnik es parte, consciente o inconsciente, de muchos lobbistas gratis de los jugadores farmacéuticos.

Te decía que hay tres niveles porque un nivel es geopolítico que no tiene nada que ver con las vacunas o, pero tiene que ver, pero no tiene que ver, que es el diseño estratégico de Estados Unidos para su patio trasero para que no entren otros jugadores en especial Rusia y China.

Esto está clarísimo, desde hace años, combaten los populismos, desalojan el gobierno, hacen iniquidades, este es un nivel.

El otro nivel es el de la lucha de las farmacéuticas por la hegemonía de los mercados porque a partir de ahora, como el Covid se va a quedar a vivir en todos los países del mundo porque ya mutó a los seres humanos y tiene una mesa servida de 7.500 millones de personas en el mundo, después de haber abandonado a un bicho que estaba a punto de extinguirse por el calentamiento global, indudablemente, el bicho no se va más, dice: “Acá hay un menú apetitoso”.

Por eso, va mutando, se va adaptando, y esto las farmacéuticas lo conocen, lo cual implica que, a partir año que viene va a ser un tipo taxi que todos los años va a caer por miles de millones de dólares.

El tercer nivel es el que te decía antes, va a ser una lucha más silenciosa, pero no menos agresiva, el tema de las patentes porque van a empezar a aparecer las copias, quién paga patente, quién no paga patente y ahí están todos los fondos de inversión que se han apropiado de la industria farmacéutica desde hace años y que su acumulación principal son las patentes y jugar esas patentes en la Bolsa de Valores en la timba financiera.

Esto es una explicación sencilla.

¡¿Por qué aparecieron tantos lobistas de Pfizer?!

El gobierno argentino, a Pfizer, le puso un hospital público como el Hospital Militar Central del Estado y un grupo de investigadores encabezado por un prestigioso e internacionalmente reconocido doctor Pollack.

Se hicieron 6000 ensayos clínicos en el país en que más ensayos clínicos se hicieron gratis, autorizados por el ANMAT y se pidió la ley.

La Ley es como la que se firma cuando uno entra al quirófano que sería casi un consentimiento informado donde las partes se hacen cargo de cada una de las responsabilidades.

Cuando salió la ley se dieron cuenta de que no había bienes embargables y pidieron la otra ley y el gobierno clausuró las negociaciones.

Esto sucede así y la verdad que la Argentina tiene garantizados 51 millones de vacunas de acá hasta marzo, porque ha firmado tres contratos de esos cinco que empezó a negociar hace tres meses.

Fernando Alonso: Jorge, a mí me da la sensación de que muchos que se expresan sin conocimiento, (no puedo entender Nelson Castro las cosas que dice), pero no se atreverían a tanto si no tuvieran la cobertura mediática que tienen atrás.

Lo de Carrió denunciando por envenenamiento a Alberto Fernández y a Carla Vizzotti*.

¿Cómo pueden, realmente, hacer esto si es que no supieran que tienen una cobertura importante detrás que no les va a pasar nada?

Jorge Rachid: En realidad hay dos niveles, en tu pregunta.

Un nivel de gente informada que, capciosamente, políticamente, ideológicamente, juega para una industria farmacéutica determinada.

Acá la malicia no pone ninguna publicidad ni en Canal 13, ni en Clarín, ni en La Nación, Pfizer sí.

La industria farmacéutica sí.

Entonces toda industria farmacéutica occidental desconoce o quiere desconocer, en términos publicitarios hegemónicos, la existencia de las dos vacunas rusas, las cuatro vacunas chinas, ahora, las tres vacunas de India de las que están, totalmente, informados los gabinetes y los comités científicos como las revistas científicas como Lancet o Science, o Mac Plan y que, obviamente, el público ignora porque esas revistas son revistas de referato, pero que no son necesarias para la población.

Todo el mundo sabe que estas vacunas se encuentran en Fase 3, una fase que dura de 2 a 5 años, que vamos a seguir investigando y que todas las autorizaciones de la FDA de Estados Unidos, de la NHS de Londres, de la autoridad de aplicación alemana, de Gamaleya y de la ANMAT son autorizaciones provisorias, de los informes semanales, sobre cientos y cientos de miles de vacunados en el mundo.

  • La Fase 1 es la que determina que no hace daño.
  • La Fase 2 que crea anticuerpos necesarios contra la enfermedad.
  • La Fase 3 es en la que se mide la perdurabilidad de los anticuerpos, las dosis que hay que dar y los efectos secundarios menores, de los cuales es, hasta ahora, siete meses, en algunos, cinco meses en otros, no hay reportes significativos a nivel mundial.

Por lo tanto, el mundo no va a dejar que se mueran 2 millones de personas o 3 millones de personas el año que viene, entones todas las autorizaciones son provisorias.

Toda etapa es un nivel, el segundo nivel es de aquellos que niegan la vacuna, que niegan cualquier vacuna.

Con esos yo no discuto porque yo no discuto con los que dicen que la Tierra es plana o que la vacuna no sirve.

Hubo dos hechos en la historia de la humanidad que salvaron millones y millones de vidas.

Uno fue lavarse las manos y el otro fue la invención de las vacunas en 1700 y pico cuando se derrotó la viruela.

Esto permitió a la humanidad que tenga 20 años más de expectativa de vida de la que tenía 80 años atrás.

¡Qué bárbaro!

Fernando Alonso: Si hay alguna vacuna Sputnik, Pfizer, Oxford, Astra Seneca, Johnson & Johnson, la china, que genere en alguna persona -porque lo ha generado- algún tipo de reacción adversa, no es más perjudicial una vacuna que la otra, ¿están todas en el mismo nivel hoy?

Jorge Rachid: Otra vez dos tipos de respuesta.

La primera es que cualquier persona que tome el papelito de la cajita del ibuprofeno o del enalapril, o la metformina, o el paracetamol si es diabético o hipertenso y vea las contraindicaciones que tiene, por ejemplo, el ibuprofeno que es tan habitual, las contradicciones que tiene por temas renales, contraindicaciones que no lo pueden tomar los hipertensos, los obesos, los diabéticos, los dislipémicos en forma continuada y, sin embargo, tienen venta libre y la verdad es que hasta da plaquetopenia y produce cuadros críticos, igual que el ácido acetil salicílico, llamado, comúnmente, aspirina que produce hemorragias gástricas o cerebrales por el abuso de la aspirina.

Así que lean los papelitos y les puedo asegurar que cualquier vacuna que hoy circule en el mundo es mil veces menos peligrosa que cualquier medicamento que se consume habitualmente.

Segundo nivel de respuesta, las plataformas de producción de las vacunas son diferentes.

Moscú, es decir Gamaleya, la Sputnik V y la de Oxford son de plataformas similares ya aprobadas porque se usa un vector que es el adenovirus.

Sobre ese vector –el adenovirus- se coloca, y -perdonen lo poco académico- un pedacito de molécula de coronavirus.

Está probado que el adenovirus penetra muy bien los sistemas inmunológicos de los seres humanos y fue probado ya en tres vacunas que probaron, por ejemplo, el ébola en África o la epidemia del MERS.

Son vacunas probadas que se sabe cómo reaccionan.

Las vacunas de Moderna y de Pfizer funcionan de otra manera porque son sintéticas.

Producen, a partir de la extracción del ácido desoxirribonucleico de la molécula del coronavirus, un producto nanotecnológico que permite el disparador de anticuerpos y lo hace (porque ya pasó la Fase 1 y la Fase 2, lo produce).

Pero, al ser sintética, se tiene que conservar a 80 grados bajo cero, tiene grandes inestabilidades y produce reacciones en los alérgicos graves, (no en cualquier alérgico, en los muy graves9.

Las vacunas indias, chinas trabajan sobre adenovirus atenuados, lo cual es peligroso porque puede desencadenar la enfermedad o adenovirus modificados biotecnológicamente.

Acá en la Argentina se está utilizando el de Cinobar, uno de ellos que es el modificado biotecnológicamente, al cual se le ha extraído el núcleo que puede producir la enfermedad, lo cual da mayores garantías de estabilidad.

Esto para explicarle a los “nabos”, (y perdonen la expresión), de cómo hoy, en el mundo, se conoce, absolutamente, todo, desde el punto de vista de la radiografía íntima de las vacunas.

Fernando Alonso: Impresionante, después del desarrollo académico te permitimos el término nabo con todo gusto.

Te agradezco muchísimo, me imagino que de cara a la provincia de Buenos Aires, ahí la idea de tener, dice Kicillof, la posibilidad de que, por lo menos, a todo lo que es sector de riesgo, vacunarlo en unos cuantos meses.

Por lo menos, a ese sector en la provincia de Buenos aires vacunarlo en un ciento por ciento.

Jorge Rachid: Te cuento. Hace dos meses y medio que nos estamos preparando en provincia de Buenos Aires, (“nos estamos preparando” dijo el mosquito), yo colaboro con ideas.

Hace dos meses se convocó a un primer llamado de voluntarios, se presentaron 16.000 que se capacitaron en la escuela Floreal Ferrara de Salud Pública de la provincia que maneja mi compañero Mario Rovere.

El doctor Medinense está haciendo la experiencia en suelo recuperado, con 4.000 pacientes.

Mis compañeros, Daniel Gollán, Nico Kreplak y el gobernador, se dedicaron a la búsqueda de los depósitos con diferentes fríos porque, por suerte, la Argentina tenía y tiene un menú muy grande de vacunas con diferentes fríos, de las 51 millones que ya tiene contratadas, en los tres contratos que se formalizaron, así que pueden llegar a 60, con los próximos contratos.

Esto se coordinó con la Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y con los municipios, así que vamos a emprender una ética que nos va a llevar, en provincia de Buenos Aires a 3 millones, 5 millones de vacunados por mes en la Argentina, porque esto se está trabajando, firmemente, con todos los gobernadores.

Por lo tanto, el aporte de los 80.000 efectivos de la Fuerzas Armadas, llegando, por ejemplo, a mi provincia de Neuquén, a Bajada del Agrio, Andacollo, Las Ovejas, Buta Ranquil, en Jujuy a Maimará, Tilcara, Abra Pampa, en Formosa a Pirané o en Jujuy, en cada uno de los pueblitos va a llegar la vacuna y esto me parece un hecho épico maravilloso que permite al gobierno y al pueblo reencontrarse con el sinónimo de patria porque pueblo organizado en una épica para combatir una guerra silenciosa, pero letal como esta, nos constituye en identidad y memoria de patria indudablemente.

Yo me voy a vacunar con el primer heladero que pase por la esquina, no le pregunto cuál es, con eso te digo todo.

Cuidémonos, por favor.

Yo les digo a los jóvenes que tiene todo el derecho a divertirse, lo que no tienen es derecho a matar a sus padres y a sus abuelos y que estos brindis de fin de año no sean los últimos en familia.

Cuidémonos.

Fernando Alonso: ¡Muchas gracias Jorge Rachid!