La verdadera historia del periodista de Clarín, Nicolás Wiñazki en el bar Graf Zeppelin y no lo que dicen Clarín, La Nación, InfoBAE...

WIÑAZSKI ROMPIO EL PROTOCOLO EN PROVINCIA NO LO QUISIERON ATENDER Y SE VICTIMIZO

«Nunca eché a Wiñazki por su posición política, sólo respeté el protocolo de seguridad sanitaria establecido para bares en la provincia de Buenos Aires», explicó Gerardo en diálogo conun periodista de Infobaires24.


InfoBaires24

30/12/2020

El periodista de Infobaires 24 se acercó al mítico bar y centro cultural Graf Zeppelin, donde el periodista de Todo Noticias (TN), Nicolás Wiñazki, denunció haber sido echado por sus posiciones políticas antiperonistas.

Sin embargo, Gerardo -el dueño del lugar- lo desmiente de forma categórica y sostiene que sólo cumplió con el protocolo del coronavirus.

Este medio intentó dialogar de forma telefónica con el dueño, pero Gerardo nunca atendió el teléfono debido a que recibió amenazas luego de que Wiñazki hiciera pública la difamación.

El bar no tiene banderías políticas, ni las muestra en ningún lugar del inmueble ubicado frente a la plaza del coqueto barrio de Ciudad Jardín.

«Nunca eché a Wiñazki por su posición política, sólo respeté el protocolo de seguridad sanitaria establecido para bares en la provincia de Buenos Aires», explicó Gerardo en diálogo con IB24.

Nicolás Wiñazki fue con su familia que eran 8 personas cuando los protocolos de seguridad sanitaria en la provincia de Buenos Aires establecen que puede haber cinco personas por mesa.

El propio bar de Ciudad Jardín lo establece en sus publicaciones de las redes sociales.

Es un misterio el motivo por el cual Wiñazki hizo pública la difamación si el hecho ocurrió hace varias semanas como recordó el dueño del bar, quien estaba muy apesadumbrado debido a que no quiere hacerle publicidad política de ningún tipo al establecimiento.

La mentira de Wiñazki

De acuerdo a Todo Noticias, Wiñazki se sorprendió porque se considera cliente del lugar: “Pero todo mi vida vine a este lugar”, atinó a decir Nicolás, a lo que el hombre le contestó: “Andate, no te vamos a atender mas acá”.

Wiñazki dijo que “fue un feo momento. Estaba con mi esposa, hijos y suegros. Me quedé helado.»

«No lo iba a contar, pero trascendió el hecho”.

En verdad, quien dio a conocer el altercado fue Miguel Wiñazki, padre de Nicolás y periodista del diario Clarín.

En la red social Twitter, Miguel se indignó y escribió: “Intolerantes! Antidemocráticos!”,

Además señalo que a su hijo “en el restorán Graf Zeppelin, de Ciudad Jardín, le prohibieron la entrada al periodista por no ser K… o sea son discriminadores… que se haga viral”.

NOTA DE LA NAC&POP: El diario La Nación, dijo:-El periodista Nicolás Wiñazki brindó el miércoles más precisiones sobre el desagradable episodio que le tocó vivir junto a su mujer y sus hijos durante el fin de semana largo de principios de diciembre. «Fue un acto de discriminación», dijo y afirmó: «Este país es inviable».

El diario digital InfoBAE relató:Nicolás Wiñazki-“Era la primera vez que salía a cenar con mi familia, estaba mi mamá, mi suegra, mis hijos, y cuando le dije cuántos éramos me dijo que no me iba a poder atender”, contó el periodista.“Enseguida me di cuenta que era por mi laburo”, continuó Wiñazki, “y lo primero que me salió decirle es ‘vine siempre a este lugar’”. La respuesta que obtuvo de quien luego reconoció como el dueño del local de El Palomar, fue inflexible: “No sos más bienvenido”. Sin ánimo de generar un conflicto, el periodista y su familia se retiraron del lugar.“Mi esposa se enojó más que yo”, recordó Nicolás a la distancia, “y hoy me hizo notar que el dueño nos dijo que le habíamos hecho mal a la Argentina. La verdad, un disparate”. El periodista no quiso continuar el intercambio. “Nunca me peleé y no quería arruinar ese momento familiar en el que mi hija había egresado del jardín, pero es una Argentina delirante”.

El digital mendocino de la derecha MDZ reiteró:-Nicolás Wiñazki“En su momento no tenía pensado hacerlo público, pero ahora me parece bien que se haya viralizado. No aliento para nada que no vayan más al lugar, pero estas cosas no pueden pasar. El derecho de admisión no es discrecional, tiene que estar explicado el por qué. No puede ser que te discriminen por ideología, por raza, por vestimenta, por apariencia o, como en este caso, por el trabajo de uno”.

Lo que dice que pasó Wiñazki no se corroboró. Otro invento de los medios «serios».

Otra Fake News del aparato comunicacional del Circulo Rojo tratando de seguir intentando estigmatizar al peronismo como una forma de autoritarismo censor de la libertad de expresión. En el país de la Argentina colonizada por los EEUU, en sociedad con Gran Bretaña, con la participación del gobierno actual de Israel,  con los Fondos Buitres como financistas de la opresión financiera al país, y la IV Flota de los norteamericanos patrullando como cuervos sobre las costas y la vida de  nuestro país, la palabra maldita ha sido desde el periodismo de los grupos concentrados: «El Peronismo». ¿Porque? Porque el peronismo ha conseuido casi la totalidad de los derechos sociales del pueblo argentino, como este último del «aborto legal, seguro y gratuito,» el divorcio», el aguinaldo, la Universidad gratuita, la indemnización por despido, las vacaciones pagas,etc, etc, etc. La política correcta para ELLOS, es bajar los sueldos, bajar las jubilaciones y privatizar los fondos ahorrados por los trabajadores, etc. ¡Allá Ellos!  Martin García/NAC&POP/