La información surge de un pedido del fiscal Franco Picardi,

CASO CICCONE-VANDENBROELE, TESTIGO CONTRA BOUDOU, RECIBIÓ OTROS $2 MILLONES MÁS DEL MACRISMO.

Por Ari Lijalad

El testimonio contra el ex vicepresidente, vital para lograr su condena, le costó al menos 4,4 millones de pesos al gobierno de Macri. Son 2 millones más que lo que había revelado El Destape cuando publicó que el macrismo le puso un hotel boutique a Vandenbroele.

 

 

 

 

Por Ari Lijalad

El destape

23 de diciembre, 2020

 

Vandenbroele, testigo clave contra Boudou, recibió otros $2 millones del macrismo

El Gobierno de Mauricio Macri gastó al menos 4,4 millones de pesos en Alejandro Vandenbroele, el testigo clave para lograr la condena contra Amado Boudou en el caso Ciccone. Son 2 millones de pesos más que lo que este medio reveló en febrero, cuando informó que el macrismo le puso un hotel boutique por 1.500.000 pesos sumados a los gastos en su relocalización como testigo protegido.

El dato se conoce a los pocos días de que la Corte Suprema confirmara la sentencia contra Boudou, viciada de mínima por dos pagos: el de un hotel y ahora 2 millones más a Vandenbroele y el de un cargo al juez Pablo Bertuzzi, que pasó de ese tribunal a la Cámara Federal de Comodoro Py gracias al dedo de Macri.

La información surge de un pedido del fiscal Franco Picardi, que interviene en la causa que se inició a partir de que El Destape reveló el pago del hotel a Vandenbroele. Picardi da cuenta de información que ya recibió de parte del Ministerio de Justicia, en cuya órbita está el Programa de Protección de Testigos que Macri y su ministro Germán Garavano utilizaron para presionar y endulzar a arrepentidos en causas contra ex funcionarios kirchneristas. Y en esa documentación figura que el gobierno de Macri puso 4.478.559 pesos para manejar a Vandenbroele.

Según consta en el escrito del fiscal Picardi, durante el Gobierno de Macri “el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación autorizó únicamente el gasto de dos millones setecientos treinta y cuatro mil pesos ($2.734.000,00)” para Vandenbroele. Ese número es similar, incluso un poco más alto, que el que reveló El Destape en febrero sumando el hotel y los gastos de Vandenbroele y de su custodia.

Sin embargo, según el mismo escrito, constan gastos por mucho más. Picardi le pide al mismo Ministerio que “aclare cuales fueron las fuentes de financiamiento (…) que solventaron la tramitación del Legajo N° 753/2017 (el de Vandenbroele), cuyo monto de gasto final ascendió a la suma de cuatro millones cuatrocientos setenta y ocho mil quinientos cincuenta y nueve pesos ($4.478.559)”. Ese, por ahora, es el total del gasto de Macri en el testimonio clave contra Boudou.

Habrá que esperar para ver si la documentación sobre esos gastos existe o la destruyeron. No sería extraño ni la primera vez. Tal como informó El DestapeVandenbroele tuvo una reunión secreta semanas antes de su declaración en el juicio por el caso Ciccone que quedó registrada por su custodia pero las fotos, cuando fueron requeridas por la Justicia, habían desaparecido.

La reunión clandestina y la existencia de fotos de la misma constan en el legajo de Vandenbroele como testigo protegido. Fue el 4 de enero de 2018. Lo informó por escrito Carlos Linsalata, el subcomisario porteño que tenía a su cargo los arrepentidos vinculados a causas de persecución política.

En el legajo de Vandenbroele consta que el Grupo Especial de Protección (GEP) del Servicio Penitenciario Federal, a cargo de su custodia, reportó que “una vez arribados a la zona del centro de Pilar, observaron que un sujeto masculino subía al vehículo conducido por Vandenbroele, llevando consigo un portafolios (se anexan vistas fotográficas). A continuación, el personal en seguimiento observó que el protegido y su acompañante circulaban dando una vuelta manzana, procediendo a estacionar para que descendiera el sujeto que antes había ascendido”.

La defensa de Boudou, que pudo acceder al legajo, pidió que se incorporen esas fotos a la investigación judicial donde se intenta reconstruir cómo fue la negociación de Vandenbroele con el gobierno de Mauricio Macri. Pero cuando la fiscalía a cargo de la investigación las pidió, desde el Programa Nacional de Protección de Testigos contestaron que no están.

Linsalata fue el mismo que dejó por escrito el pedido de dinero para el hotel boutique. El 24 de agosto de 2018 envió una nota a sus superiores, que consta en la foja 515 del legajo al que accedió El Destape, donde pidió $1.500.000 para un proyecto laboral para Vandenbroele. Da en la nota una información clave: “Cabe destacar que el día 07 de Agosto pasado fueron condenados a prisión con cumplimiento efectivo por más de 5 años el Ex Vicepresidente de la República Argentina el Sr. Amado Boudou”. Parece que era hora del pago por objetivo cumplido.

Otro dato insólito es que el fiscal Picardi le pidió ya dos veces al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N 4, el que condenó a Boudou, las versiones taquigráficas de las declaraciones indagatorias de Vandenbroele. Pero no se las envían. Ahora insistió, a ver si la tercera es la vencida.