Dialogando con Plegarias Atendidas, por Radio Provincia,

AMADO BOUDOU: “TENGO LA PAZ DE SABER QUE HARÍA DE NUEVO TODO LO QUE HICE”

Cuando vi el uso espeluznante de lo de Nisman, temía por mucho más. Esto tenía una escala regional y había que aguantar”.Finalmente, a pesar de haber pasado injustamente por la cárcel de Ezeiza y estar actualmente con prisión domiciliaria, siendo así un preso político, afirmó:
”Tengo la paz de saber que haría de nuevo todo lo que hice. En un futuro a mis hijos podré explicarles todo con esa paz. No siento que estoy preso, sólo estoy encerrado.

 

 

El ex Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, reflexionó sobre su trayectoria, la fuerza de los poderes económicos, el rol de los medios y la vigencia del lawfare en la Argentina.

Dialogando con Plegarias Atendidas, por Radio Provincia, Boudou repasó los primeros años del proyecto político Nacional y Popular y su más grande hito, la estatización de las jubilaciones, terminando así el negociado de las AFJP: :

“En 2008 teníamos una crisis económica mundial muy profunda.

Cuando asume Néstor Kirchner en el 2003, uno de cada dos adultos mayores no tenía jubilación.

En 2015 teníamos el 100% de cobertura.

El único país que lo hizo completamente fue Argentina con la presidencia de Cristina.

La Presidenta impulsó la medida porque es un derecho fundamental y porque un sistema jubilatorio es más potente cuanto más aportan a la economía real y no cuándo eso se va al sistema financiero.

Pero sobre todo, hay un impacto directo en la vida de la gente.

El 80% de quienes recibieron las nuevas jubilaciones son mujeres”.

El ex vicepresidente confesó desconocer que iba a integrar la fórmula presidencial hasta poco antes de las elecciones del 2011.

“Ser vice después de Cobos, que fue un payaso importante, era una responsabilidad enorme.

Recordemos lo que le pasó a Dilma con Temer. Cristina salió airosa de semejante desastre institucional, de tener un vice que buscaba horadarla, como Cobos”.

En otra sintonía, Cobos recordó cuando, en su posición de Vicepresidente, comenzó a enfrentarse al poder económico real del país.

“Hacia fines del 2012 ya estaba marcado el derrotero.

El lawfare funcionaba a pleno. Los compañeros y abogados decían que no iba a pasar nada.

Pero yo tenía la certeza de prepararme para tener una vacación no deseada.

Cuando vi el uso espeluznante de lo de Nisman, temía por mucho más. Esto tenía una escala regional y había que aguantar”.

Finalmente, a pesar de haber pasado injustamente por la cárcel de Ezeiza y estar actualmente con prisión domiciliaria, siendo así un preso político, afirmó:

”Tengo la paz de saber que haría de nuevo todo lo que hice.

En un futuro a mis hijos podré explicarles todo con esa paz.

No siento que estoy preso, sólo estoy encerrado.

Está la posibilidad de seguir siendo uno. Imagino mi futuro trabajando por una patria libre justa y soberana.

A los que nos interesa que haya más igualdad, ya ganamos, porque la mayoría de la juventud tuvo la experiencia de Néstor y Cristina, y acompaña.

Quizás a vos o a mí no nos toque verlo, pero el camino va bien”.