Cuando éramos chicos teníamos que elegir para poder jugar, o eras policía o eras ladrón. Podemos ver como eso no existe en los miembros de la Corte Suprema actual.

LA LEY ES UNA DAMA GOLPEADA

Por Marcelo Duhalde

Los tres jueces ubicados por Mauricio Macri, para que le cuiden la espalda y no prosperen las causas en su contra no se amilanaron y enfrentaron al Senado. Dijeron que estaban mal reubicados pero que se quedarán dónde estaban hasta nuevo aviso.

Por Marcelo Duhalde

NAC&POP

16/12/2020

*Poli-ládron*

Las violaciones de las leyes por los más altos custodios de su cumplimiento.

Cuando éramos chicos teníamos que elegir para poder jugar, o eras policía o eras ladrón, las dos cosas era imposible.

La ética y la responsabilidad de los niños garantizaba la transparencia.

Podemos ver como eso no existe en los miembros de la Corte Suprema actual.

Dos de sus miembros, Rosenkrantz y Rosatti, aceptaron ser designados ilegalmente por voluntad de Mauricio Macri, inicialmente por medio de un decreto.

Otros dos, Lorenzetti y Maqueda, aceptaron formar parte de una asociación ilícita con los ilegales.

La quinta cortesana, Highton de Nolasco, se rebeló a las normas y cuando cumplió 75 años busco un juez amigo que dictaminara a su favor y contraviniendo la ley se negó a jubilarse y se quedó en el cargo.

Como si con esto no fuera suficiente, juntos avalaron todo lo actuado por el lawfere, apañando a Bonadio, Irurzun, Stornelli y todo el resto de sus amigos con los que jugaban al poli-ládron.

Pero tampoco termina ahí.

Habiendo cambiado el gobierno no se amilanaron y enfrentando al Senado dijeron que estaban mal reubicados pero que se quedarán dónde estaban hasta nuevo aviso, los tres jueces ubicados por Mauricio Macri, para que le cuiden la espalda, es decir que no prosperen las causas en su contra.

Haría falta mucho papel y mucha tinta para enumerar todas las acciones de una Corte que se ha convertido en un Suprapoder que pretende gobernar el país en contra de lo resuelto por los otros dos Poderes.

Por que como dice Cristina «De los tres poderes del Estado, sólo uno no va a elecciones.

Sólo un Poder es perpetuo.

Sólo un Poder tiene la palabra final sobre las decisiones del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo».

No será posible la recuperación económica, social, política, ética y moral de nuestro país si no se produce un cambio profundo de los miembros del alto tribunal, con la incorporación de nuevos representantes de los intereses nacionales, que sean personas probas y verdaderas conocedoras del Derecho.

Si esto no se produce seguiremos dependiendo de los grupos económicos que toman las decisiones en la Argentina.