Cuando le hacen el allanamiento a D’Alessio, le encuentran de todo. A raíz de eso “vira el objeto de investigación a una asociación ilícita

NATALIA SALVO: “SE TERMINA DE DELINEAR LA ASOCIACIÓN ILÍCITA PARAESTATAL”

Por Mauro Cavallin y Camila Hernández Benítez

Según la resolución del juez federal de Dolores, la asociación ilícita paraestatal la integraban el falso abogado Marcelo D’Alessio, los fiscales Carlos Stornelli y Juan Ignacio Bidone, el periodista de Clarín Daniel Santoro y el ex AFI Pablo Pinamonti, entre otros.

Entrevista realizada por Mauro Cavallin y Camila Hernández Benítez en Abramos la Boca (lunes a viernes de 16 a 18 horas)

Redacción por Marcos Maldonado

Radio Grafica

 

El juez Alejo Ramos Padilla amplió los procesamientos de quienes están siendo investigados por integrar una red ilegal de extorsión y espionaje.

Según la resolución del juez federal de Dolores, la integraban el falso abogado Marcelo D’Alessio, los fiscales Carlos Stornelli y Juan Ignacio Bidone, el periodista de Clarín Daniel Santoro y el ex AFI Pablo Pinamonti, entre otros.

“Es un avance importante, sobre todo porque se termina de delinear la asociación ilícita paraestatal”, destacó Natalia Salvo, abogada del empresario Pedro Etchebest, quien con su denuncia dio el puntapié inicial para esta investigación.

Audio

https://ar.radiocut.fm/audiocut/natalia-salvo-se-termina-delinear-asociacion-ilicita-paraestatal-del-fiscal-stornelli/

Respecto a la situación del periodista de Clarín, Salvo explicó que “el juez había deferido el tratamiento de si era miembro o no de esta asociación ilícita para el momento que existieran nuevas pruebas.

Bueno, evidentemente estas pruebas existen: chats, participaciones, audios, archivos que se encontraron en las distintas computadoras de D’Alessio”.

En esa línea afirmó que “las participaciones de Santoro no tienen que ver con las fuentes periodísticas ni con el contenido de sus notas, sino con su participación dolosa y su articulación para poder extorsionar, intimidar y lograr los fines de esta asociación ilícita, que no eran más que fines políticos y judiciales a través del espionaje ilegal”.

“Recordemos que Stornelli estuvo 9 meses rebelde porque el procurador Casal, que es el jefe de los fiscales, no hizo nada. Ante el pedido de Ramos Padilla y de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata de iniciar el procedimiento de remoción, lo que hizo Casal fue dilatar y encubrirlo”, rememoró la abogada.

Señaló que “Casal ya debería haber apartado a Stornelli” y, por no hacerlo, “Casal está siendo cuestionado por la irregularidad en su actuación, por estos encubrimientos”.

Alejo Ramos Padilla, juez federal de Dolores.

Sobre como se destapó este oscuro entramado, la letrada repasó la denuncia de su representado Pedro Etchebest.

“El objeto de esta investigación es una extorsión que le hicieron a mi cliente para pedirle 300 mil dólares para no estar involucrado en la causa ‘Cuadernos’ como un supuesto culpable. D’Alessio le mandaba conversaciones y fotos con Stornelli.

Mi cliente decía ‘efectivamente hay trato con Stornelli y con Bonadío’ y ya sabíamos como eran las publicaciones en esos momentos: cualquiera que estaba sospechado, marche preso.

Era un peligro cierto para mi cliente, sin tener nada que ver.

Lo que hizo fue recabar pruebas para poder hacer la denuncia”, reveló.

“¿Qué pasó con esta investigación y por qué fue la caja de pandora?

Cuando le hacen el allanamiento a D’Alessio, le encuentran de todo: celulares, computadoras”.

A raíz de eso “vira el objeto de investigación y se transforma es una asociación ilícita donde están involucrados funcionarios judiciales, periodistas, se encuentran informes que D’Alessio le hacía a Bonadío, Stornelli para la causa GNL, pruebas sobre otras causas judiciales como la mafia de los contenedores.

La cantidad de querellantes explotó del mismo modo que el objeto de investigación”, prosiguió.

Por último, Salvo apuntó contra el ex presidente Mauricio Macri por querer desligarse de las causas de espionaje ilegal.

“Es una caradurez increíble escucharlo decir a Macri ‘yo no espié a nadie’.

Hay un rompecabezas que se va armando, en donde el Estado utilizaba al mismo Estado para espiar y producir inteligencia ilegal para perseguir opositores”.

“No había cuentapropismo. 

No existe ese torniquete que quieren hacer Macri, Majdalani o Arribas, porque la política nacional la delinea el presidente.

Entonces no podía haber un desconocimiento.

No es un hecho aislado, es una arquitectura general”, concluyó.