Amado:--No podemos confundir los instrumentos con los objetivos y nosotros seguimos teniendo, solamente, un objetivo: “El amor y la igualdad”.

LO QUE DIJERON AMADO Y HEBE CUANDO LAS MADRES HONRARON A BOUDOU CON SU «PAÑUELO»

Hemos entregado el pañuelo a muchísimas personalidades, personas y compañeros, desde el Papa Francisco hasta Pablo Llonto, el queridísimo compañero nuestro, a algunos ministros, a un cantante como Víctor Heredia, no fueron muchos, pero siempre fueron muy bien elegidos, no se lo dimos a cualquiera ni lo tiramos encima de un escenario pintado.

NAC&POP
11 /12/2020

Palabras de introducción del periodista: “… ese emblema extraordinario que las hace conocidas a las Madres, en todo el mundo, y que ellas han entregado en muchas oportunidades a muchos compañeros y compañeras, tampoco a una multitud, sino a los que ellas consideran que son merecedores de ese que es su reconocimiento mayor, entregarles el pañuelo.

Así lo han recibido Hugo Chávez, Evo Morales, cristina, Néstor, Fidel Castro, Pablo Llonto, Víctor Hugo Morales, Horacio González, no son tantos, ni tantas, son los que las madres considera, después de una deliberación entre ellas muy seria y muy rigurosa, que tal o cual persona merece recibir ese pañuelo.

No nos olvidemos de esa potencia política que tiene el pañuelo.

Es nuestro compromiso como militantes, políticos, que aprendimos todo de ellas y que las acompañamos jueves a jueves defender la memoria, la potencia y toda la significancia política que tiene ese pañuelo blanco extraordinario que siempre mantendremos vivo al igual que la Plaza, como recuerdo de estas mujeres extraordinarias que siguen escribiendo la historia, que siguen reinventando ellas con esta marcha ahora desde la cocina de la casa de Hebe”.

Hebe: Las madres sabemos convertir las plazas, en la radio Caput los miércoles los convertimos en jueves, con la pandemia, mi cocina se convirtió en la Plaza, como Amado no puede salir, convertimos la casa de Amado en la casa de las Madres.

Por eso estamos aquí, porque le vamos a entregar el pañuelo.

Ya hacía mucho que teníamos preparado esto.

Iba a ser cuando estaba en la cárcel, después cuando salió pensamos que había que esperar, pero llegó un momento difícil y para nosotros es muy importante entregarle el pañuelo a determinadas personas, compañeros, personalidades.

Este pañuelo nació con mucha fuerza, es un pañuelo que peleó siempre por las causas más justas, el pañuelo cruzó océanos, el pañuelo se quedó en las cárceles acompañando a los presos, hizo ayuno, tomó Casa de Gobierno, bolsas de comercio, tomó la Catedral, muchas veces ha acompañado a los pibes en las cárceles hasta que lográbamos sacarlos y también cruzó el océano para ir a otras cárceles, hablaba con mujeres que cruzaban los mares y no tenían tampoco allí dónde estar y las ponían presas y todos nos llamaron a nosotros y allí fue el pañuelo.

Este pañuelo participó en guerras, en la guerra de Yugoeslavia desafiando las bombas, el pañuelo nunca fue a un refugio acompañando a las mujeres.

Este pañuelo fue a Irak a ver cuán cierto era lo que hablaban de Sadam Husein, si era tan malo como ellos decían o tenía un país maravilloso, educado, preparado, formado.

Después que lo mataron se dieron cuenta de que no tenía la bomba atómica y que no era tan malo, pero allí estuvo el pañuelo y vino y contó, pero pocos le creyeron.

Y el pañuelo estuvo con los Sin Tierras, sí, con los Sin tierras, tomando un pedazo de tierra para los que menos tienen, una cosa maravillosa y allí estuvo el pañuelo una semana compartiendo lo bueno y lo malo.

El pañuelo tiene un sentido de justicia, un sentido de solidaridad, un sentido de lealtad, lealtad a lo político, el pañuelo es atrevido, a veces, heroico, enfrentó a los militares a los policías dentro y fuera de las comisarías y enfrentó a muchísimos políticos que se dicen compañeros y no son nada.

Hemos entregado el pañuelo a muchísimas personalidades, personas y compañeros, desde el Papa Francisco hasta Pablo Llonto, el queridísimo compañero nuestro, a algunos ministros, a un cantante como Víctor Heredia, no fueron muchos, pero siempre fueron muy bien elegidos, no se lo dimos a cualquiera ni lo tiramos encima de un escenario pintado.

No.

No, no, no lo ponemos arriba de un cajón de un muerto tampoco porque el pañuelo tiene que ver con la vida, no con la muerte, tiene que ver con la libertad no con la prisión, tiene que ver con la democracia no como una parodia de la democracia y sobre todo tiene que ver con el amor que este pañuelo significa cada vez que las madres nos lo ponemos en la cabeza, cada vez que yo me pongo este pañuelo y lo ato siento que es el abrazo de mis hijos y de mis hijas.

Por eso, por esta injusticia que están cometiendo con Amado, me parecía que era importante darle este pañuelo que es capaz de tantas cosas, en un momento donde hay una Suprema Corte que da vergüenza, corruptos, sucios, ladrones, asesinos, sí, también asesinos porque todo lo que pasa y, si matan gente, ellos siempre están a favor del que mata, siempre están a favor del que pone en prisión a la gente.

Es que lo único que cuidan son vienes que son bastantes porque ellos no pagan impuestos porque ellos se quedan hasta que quieren.

Nosotros cuando nos jubilamos, las mujeres de 60 años, fuera te guste o no te guste, ellos se quedan porque así siguen cobrando y siguen teniendo privilegios, el de no pagar impuestos deben quedarse con mucha plata de nosotros que le dan para limpieza, para muchas cosas, el otro día me explicaron, ellos se la guardan tienen millones y millones guardados con nuestro esfuerzo.

La Suprema Corte es una vergüenza.

Por eso este pañuelo ojalá sirva, ojalá tenga el sentido que las Madres le queremos dar porque el mundo entero se va a enterar hoy que en nuestra patria, en este día, las Madres no queremos conmemorar la Declaración Universal de los Derechos Humanos porque se violan todo el tiempo en todas partes del mundo y hoy se violan aquí, en esta casa con Amado.

Por eso está el pañuelo, para impedir que se sigan violando los derechos humanos.

Por eso señor Presidente, me dirijo a usted, como usted habla en su nombre, siempre dice yo, yo, yo, nunca dice nosotros.

No quiero que se enoje, pero entonces me voy a dirigir a usted. Hace mucho tiempo y cuando yo lo vi le dije que qué iba a hacer con la Suprema Corte, que qué iba a hacer con este modelo tan horrible.

¿No?

¿Qué significa el Poder Judicial?

Tiene el nombre de reinado.

¿Vio?

Tribunales es un palacio y ellos los reyes y nosotros los súbditos, pero también los pueblos nos cansamos, también los pueblos nos cansamos de ser súbditos.

Por eso le hablo a usted señor Presidente.

¿Cuánto vamos a tener que esperar?

Porque usted es una persona muy buena, yo lo quiero mucho, yo lo respeto mucho, pero no le voy a perdonar, no le voy a bancar algunas cosas que usted hace.

Yo creo que usted es muy bueno, sabe mucho, hace muchas cosas, pero cuando uno toma un país como este con tantos problemas, tan endeudado, que eso otro día vamos a hablar, no es para hablarlo ahora, y después nos agarró la pandemia, no sabemos cuál pandemia es pero, si los macristas o el virus.

Porque el virus con una vacuna se va, pero los macristas con una vacuna no se van.

Los macristas son nuestros enemigos y usted los quiere tratar como compañeros o como opositores.

No.

Desde aquí quiero decirle que para dirigir o para llevar a delante esta patria, que es como un barco en medio de una tormenta, no solo hace falta ser bueno, y haber ido a la universidad, y haber enseñado a otros jóvenes qué es el derecho.

¿Cuántas veces les habrá enseñado qué es el derecho?

Y el derecho ahora está torcido, completamente, torcido.

Por eso le hablo a usted, no se enoje porque usted es una persona buena, pero para esto que nos está pasando, no solo hace falta ser bueno y haber estudiado y haber hecho un montón de cosas. Hace falta un poco de coraje o mucho coraje y estar, permanentemente, poniendo el oído donde hay que ponerlo.

Usted escucha muchos cantos de sirenas porque dice que hay que escuchar a todos.

Si hay que escuchar a todos por qué no nos escucha a nosotros.

Si hay que escuchar a los “gordos” de la CGT por qué no nos escucha a nosotros.

Si hay que escuchar a los Vicentín por qué no nos escucha a nosotros. Si hay que escuchar a la Suprema Corte por qué no nos escucha a nosotros.

Si no hay que ponerlo preso a Macri por qué tienen que ponernos a nosotros.
Por qué estamos perdonando tantos delitos.

Por eso le hablo a usted señor Presidente.

No se vaya a enojar porque no es un día para enojarse, pero hace falta mucho coraje además de toda la sabiduría.

La sabiduría tiene que ir acompañada de coraje, de rebeldía y de mirar un poco más abajo, si no es como el espejito de Blanca Nieves, todas las mañanas usted se levanta y le pregunta quién es más lindo.

No señor Presidente, el espejito lo va a engañar.

Pregúntenos a nosotros.

Por eso este pañuelo que hizo tantas cosas, que cruzó tantos mares y tantos océanos y tantas montañas y acompañó a esta gente, hoy se lo vamos a dar a Amado para que el mundo entero se entere de que en este país, todavía se violan los derechos humanos y se violan mal.

Amado: No te puedo abrazar, no te puedo dar un beso.

Hebe: No.

Amado: Pero lo puedes sentir.

Hebe: Bueno, tienes la palabra.

Amado: Por supuesto que es un momento de emoción y una alegría muy fuerte, pero claro, lo que nos enseñó Hebe también es que las emociones y la alegría no pueden tapar hablar de las injusticias, hablar de lo que pasa y, por supuesto, no hacerlo ni con bronca, ni con enojo, hacerlo, simplemente, con razón y compartiendo.

Nosotros vivimos en un mundo muy desigual y entonces Argentina no es ajena.
Argentina es una sociedad plagada de antagonismos porque claro, vivimos en un mundo donde el sentido común es el sentido de la clase dominante impregnando a través del sistema de medios, de gran parte del sistema educativo, y entonces pareciera que tenemos que aceptar las desigualdades y callarnos la boca, pareciera que tuviéramos que aceptar cuando el Estado se ocupa de los que más tiene y abandona a los que menos tienen.

Y claro, charlando muchas veces con Hebe, con las Madres, con nuestras queridas Madres, también entendimos que la lucha de sus hijos, que fueron víctimas del Terrorismo de Estado, pero no fueron víctimas de sus ideas, tenían mucho orgullo, mucha fortaleza y mucho compromiso para pelear, para gritar, para querer cambiar el mundo.

Y me parece que como, claro, ellos no nos lo pudieron contar porque nuestra democracia empezó débil porque le faltaban 30000 entre otras cosas.

Faltaba 30000 no elegidos al azar, sino 30000 militantes y nos perdimos esa memoria histórica, pero claro, las Madres la recuperaron y la recuperaron de la mejor manera, con constancia, con perseverancia, sin claudicar, diciendo lo que tenían que decir, estando donde tenían que estar y ese me parece que es el legado que recogió Néstor Kirchner, que recogió Cristina Fernández de Kirchner con tantas medidas.

Porque quieren decir que Néstor Kirchner era el hombre hábil para manejar el presupuesto y los superávit y Néstor Kirchner era mucho más que eso.

Me parece que eso es bajarle mucho el precio a Néstor Kirchner.

Néstor Kirchner fufe el hombre que logró que se pusieran en marcha los juicios que estaban detenidos, Néstor Kirchner fue el que bajó el cuadro de Videla, Néstor Kirchner fue el que le dijo no al imperio en Mar del Plata, que le dijo no al ALCA, no a Bush con otros compañeros, pero Néstor Kirchner también fue un hombre que denunció lo que sucedía con la Corte Suprema, como creo que leímos ayer en la carta que Cristina puso a disposición del pueblo.

Como hemos escuchado tantas veces de Hebe cuando hizo encuentros de hermanas y hermanos frente al Palacio de Tribunales.

Me parece que, lamentablemente, nuestra justicia está demasiado atravesada por eso que llaman lawfare que no es ni más, ni menos, que la utilización de la justicia a favor de los más poderosos, de los poderes concentrados, de aquellos que les molesta cuando hay luchadoras, cuando hay algunos que formamos parte de gobiernos que intentan cambiar las cosas.

Sí, intentamos cambiar las cosas, intentamos que quienes tenían más tengan menos y que los que tenían menos tengan más.

Y esto no se hace sin jugarse, esto no se hace sin decir lo que uno piensa y no se hace corriendo el cuerpo.

Por eso yo siempre digo, no me arrepiento de nada y de nada que no hice porque no correspondía.

Y por eso tienen que inventar todas estas cusas amañadas, por eso tienen que comprar testigos, por eso tiene que comprar diputados, por eso han tenido que usar los servicios de inteligencia, por eso han tenido que espiar en las cárceles, por eso han tenido que perseguir, por eso las tapas de los diarios.

Miren, Macri fue el tipo de organización criminal.

Saquemos el tema de la corrupción estructural de Macri, con las tarifas, con las tasas de interés, con los peajes.

Porque en la Argentina, tanto que les gusta hablar de Canaleta yo me acuerdo de Sanz cuando decía que la plata de la UH se iba por la canaleta de no sé qué, en una declaración que era racista machista, patriarcal.

En la Argentina Macri inventó dos canaletas, la de las tarifas de los servicios públicos y la de la tasa de interés y eso fue todo convalidado con nuestro sistema de justicia.

Nadie alzó la voz para decir que las tarifas de los servicios públicos destruyeron la vida de nuestras familias y también destruyeron el entramado productivo de la Argentina.

Entonces cada vez menos trabajo, cada vez menos salarios, cada vez menos jubilaciones, todo eso fue convalidado.

También fue convalidado que Argentina fuera el peor país del mundo en el endeudamiento con el FMI, no uno de los peores, el peor.

El pero en la historia y eso fue convalidado por nuestro sistema de justicia.

Entonces está claro que el sistema de administración de leyes está muy lejos de tener que ver con la justicia. Está claro que defiende los privilegios de los más poderosos y sus propios privilegios muchas veces.

También es esto, porque, fíjense, no se pudieron dignar a revisar mi causa, la convalidaron sin mirarla, quizá porque no haya ningún penalista en la Corte hoy.

Quizá porque la surte estaba sellada desde el año 2012, pero sí para tres señores que hacen de jueces habilitaron el per saltum fíjense que distinto, que corrida la venda de la justicia.

Parece que le destaparon un ojo para que le haga un guiño a alguien.

Tres jueces que ni siquiera aceptaron lo que marca la Constitución porque además de 10 pliegos que el presidente de la Nación envió al Congreso cumpliendo con lo que dice la Constitución y el Congreso recibió cumpliendo con lo que dice la Constitución y los invitó a las audiencias, siete fueron, solamente, tres no fueron.

Los tres que no podían explicar de ninguna manera su accionar, los tres que no podían explicar de ninguna manera su accionar.

Yo fui sometido a una parodia de juicio oral y sentencia para convalidar una sentencia mediática y el presidente del tribunal le cobró a Macri con un ascenso a la Cámara Federal.

El señor Bertuzzi lo deslizó en los medios de comunicación y lo estuvimos leyendo los 15 días anteriores a la sentencia que a partir de haberme condenado y puesto preso el mismo día iba a pasar a ser, como premio de Macri, camarista federal y así fue, así fue y de esto hablamos cuando hablamos de la República.

Que alguien le explique al pueblo en dónde el la Constitución o en qué ley está la mesa judicial que habló Macri.

Porque ellos hablaban de la independencia de poderes, sin embargo, en el Ministerio de Justicia de Garavano funcionaba una mesa judicial que salía en todos los diarios.

Todos los días explicaban cómo iban a presionar o a articular a tal juez o a tal fiscal para conseguir tal o cual fallo de la justicia.

Eso no está en la Constitución.

Eso no está en ninguna ley.

Supuestamente, hablaban de la independencia judicial y al mismo tiempo armaban la mesa judicial para condicionarla y Macri decía que jueces le gustaban y que jueces no.

Esa fue la independencia judicial, esa organización criminal que comandó Macri para perseguir, para amedrentar, para escuchar, en algún sentido, sigue funcionando.

Y por supuesto que en la Argentina hay presas y presos políticos, presas y presos políticos del lawfare, un lawfare que hemos visto en Ecuador, en Brasil, en Paraguay, en Bolivia, pero también en la Argentina que viene funcionando desde antes de Macri.

Que ha habido un embajador de Estados Unidos que dijo que venía a la Argentina a acomodar la justicia.

¿Me escuchan?

Un embajador de Estados Unidos que dijo que venía a Argentina a acomodar la justicia.

Acomodarla para quién.

Y hubo juezas y jueces que se sacaron fotos con ese embajador.

Hubo juezas y jueces que se sacaron fotos con el juez Moro porque vale la pena entender lo que él hizo para entender lo que es el lawfare.

El juez Moro metió preso a Lula, sin pruebas, reconociendo que no tenía pruebas y metiendo preso a Lula le permitió a Bolsonaro que ganara la elección.

Claro, como no se privan de nada, una vez que Bolsonaro ganó la elección el juez Moro fue ministro de Lula, piedra libre para el lawfare.

En la provincia de Jujuy, nuestra querida provincia de Jujuy que es la peor postal de Argentina porque en la provincia de Jujuy está presa Milagro Sala, pero está impune Blaquier cuya empresa produjo “La Noche del Apagón”.

En esa provincia hubo legisladores que votaron un aumento de la Corte e Jujuy.

¿Saben una cosa?

Cuando dejaron de ser legisladores pasaron a ser parte de la Corte que ellos mismos habían empleado.

Piedra libre para el lawfare en la provincia de Jujuy.

Y todo esto tiene que ver con la vida diaria de nuestro pueblo, tiene que ver con el endeudamiento, tiene que ver con las tarifas del servicio público, tiene que ver con arrinconar a la política, tiene que ver con que nadie se anime a tomar el legado de nuestras Madres, tiene que ver con que la política deje de hacer política y solo pase a administrar, tiene que ver con que los empresarios sean los que mandan y el pueblo acepte callado, y esto solo lo va a resolver la política.

Es impensado que quienes pusieron en marcha y avalaron el lawfare lo resuelvan, solamente la política lo va a resolver.

Y hoy en la Argentina tenemos la fortaleza y la esperanza de un pueblo que eligió un gobierno Nacional y Popular y es ese gobierno el que tiene que resolver el problema del lawfare.

No el problema de Amado Boudou, de ninguna manera, yo ya estoy.

No es una cuestión de personas.

Yo voy a ser una anécdota más en la historia, lo que importa es lo que le pasa al pueblo y nosotros vivimos en una democracia condicionada por el lawfare, vivimos en una democracia donde los fallos judiciales son anticipados o diseñados desde las tapas de algunos medios.

Vivimos en una democracia donde el problema del endeudamiento y el problema de las tarifas la justicia se pone la venda o el parche.

¡Vaya Dios a saber!

Me parece muy importante que el gobierno pueda terminar con esta situación.

Un gobierno que tiene su base de acompañamiento intacta, lo vimos el 17 de octubre.

El 17 de octubre el pueblo salió a la calle aún en una situación muy difícil, pero salió con respeto, con cuidado y con conceptos.

Cada uno y cada una de los que salió sabía por qué estaba y así quedó registrado en los medios de comunicación.

Salió a decirles a aquellos que decían que el pueblo había perdido la calle que eso era mentira que no lo digan nunca más y salió a decirle al gobierno acá estamos, acá estamos, aún en las situaciones tan difíciles el Presidente tiene la base de acompañamiento intacta.

Y eso va a ser cada vez más potente en la medida que el gobierno vaya consolidando el rumbo que trazó en la campaña y en el discurso público.

El pueblo argentino tiene mucha esperanza y mucha fe. No tiene ilusión, tiene esperanza y fe y eso está intacto.

Así que recibir esto es motivo de una gran alegría y un enorme orgullo y una enorme satisfacción.

Hebe: Te lo merecés Amado.

Las Madres somos muy pretenciosas miramos mucho lo que hacemos, vos lo sabés.

Para tus hijos también.

Amado: Paras mis hijos también y para Mónica.

Hebe: Y para Mónica, te esperó mucho.

Amado: Y para todas las compañeras y compañeros que son presos políticos.

Y sobre todo para Cristina que e es la principal perseguida política de la República Argentina, aun siendo vice presidenta de la Nación.

Hebe: Una de las primeras que recibió el pañuelo. Tengo una hermosa foto con ella.

Amado: Se lo recontra merece.

Y también Hebe me enseñó algo.

Que nosotros tenemos que ser serios, pero no solemnes.

Que estamos dispuestos a estudiar, a entender, a caminar, a patear, a llevar adelante acciones de gobierno con mucha seriedad, pero con mucha alegría.

Porque no podemos confundir los instrumentos con los objetivos y nosotros seguimos teniendo, solamente, un objetivo: “El amor y la igualdad”.

Y para eso necesitamos construir una patria libre, justa y soberana.

No importan los tiempos nuestros, importan los tiempos de nuestro pueblo.

Muchísimas gracias Hebe y muchísimas gracias a las madres.

Y queridas compañeras y compañeros fuerte, en paz y con compromiso y con mucha alegría.