Se agilizan los servicios para los ricos: el “trabajo” de AYSA para beneficiar a unos pocos

¿CLOACAS PARA LOS RICOS, MIERDA PARA LOS POBRES?

Por Manuel Caballero

Queda claro que se planea llevar las descargas cloacales de aguas servidas de los desarrollos inmobiliarios desde San Fernando a Puerto Madero pasando por Costa Salguero a la planta de tratamiento de Avellaneda y emisario del Río de la Plata, calculados y financiados para la Cuenca del Riachuelo que por el momento tiene su sistema de obras sin terminar, lo que significa que millones de personas se encuentran sin conexión a las redes.

 

 

Por Manuel Caballero

Infobaires 24

7 de diciembre de 2020

 

Cuando el pueblo eligió a Alberto Fernández por sobre Mauricio Macri en las urnas, priorizó una mirada general de la dirigencia a la sociedad toda. Dentro de un mundo desigual de por sí, con la herramienta colectiva más poderosa, el pueblo optó por el camino a la igualdad de derechos. A casi un año de la asunción del Frente de Todos, ciertos directorios que responden a la coalición no están haciendo honor a esa premisa.

Meses atrás, Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA) comenzó el armado del Sistema Riachuelo, una mega obra de infraestructura que consiste en una ampliación del sistema troncal de cloacas. Según se informó oficialmente, va a permitir solucionar integralmente la capacidad de transporte de los desagües cloacales en el área metropolitana, mejorando la calidad del servicio y evitando la contaminación del Riachuelo por efluentes cloacales. Asimismo, se estima que el trabajo permitirá mejorar la prestación del servicio a más de 4.3 millones de personas y, en un futuro, incorporar a 1.5 millones de habitantes a la red de cloacas. Desde ya, el proyecto se muestra más que alentador, dado que se trata de un trabajo que en principio beneficiará a miles de argentinos. Ahora bien, las decisiones que se tomaron desde la cúpula indican una marcada preferencia para con ciertos sectores.

El pasado domingo 6 de diciembre, desde la propia empresa pública informaron se logró reactivar y finalizar en tiempo récord un tramo del túnel Emisario bajo el agua de Sistema Riachuelo. “A lo largo de los últimos 1,5 km del ‘Tramo Transporte’ del Emisario Riachuelo se colocaron, en la parte superior del túnel, 34 difusores que permitirán lograr una mezcla íntima de los líquidos pretratados con el agua del Río de la Plata para completar el tratamiento por dilución, asegurando la calidad ambiental del río de acuerdo a los niveles y usos establecidos por las normas vigentes”, indica el comunicado.

La obra se consiguió en menos de 60 días, marcando un tiempo récord para este tipo de trabajos. Este tramo del Sistema Riachuelo, como indica AYSA, se realizó a una velocidad nunca antes vista. ¿Por qué? La intención es alentar a inversores para que exploten las partes costeras de Zona Norte y Capital Federal. Las autoridades de esos distritos trabajan de un tiempo a esta parte, en el lanzamiento de emprendimientos ribereños y viviendas premium.

Es el caso del proyecto para un megadesarrolo inmobiliario en San Fernando, que en noviembre obtuvo la aprobación en el Concejo Deliberante. Se trata de un complejo que tendrá 8 torres y otros 9 edificios. Desde el municipio sostienen que es la inversión privada más importante de la historia de San Fernando. El desarrollo estará a cargo de la Fiduciaria Fideigestión S.A., presidida por Alejandro Russoniello, y prevé una inversión, durante los 9 años que durará la obra, superior a los 230 millones de dólares donde se emplazó durante años la empresa alimenticia Molinos Río de La Plata.

Mismo caso es el de Costa Salguero. Allí, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, busca construir un barrio premium con edificios que irán de los 18 a los 28,8 metros de altura. “Forma parte de una agenda conjunta que tenemos con el Gobierno de la Ciudad y con los 26 municipios del conurbano bonaerense. Creemos que es indispensable trabajar juntos, independientemente del color político”, destacó Malena Galmarini, presidenta de AYSA, tras mantener reuniones con Larreta para “agilizar” las obras proyectadas que tienen que ver con la construcción de un colector sobre la parte costera de la Ciudad de Buenos Aires. “Fue una reunión muy productiva, nos pusimos de acuerdo en todos los puntos así que ahora lo que queda es hacer las obras y avanzar”, completó en septiembre de este año.

Así las cosas, queda claro que se planea llevar las descargas cloacales de aguas servidas de los desarrollos inmobiliarios desde San Fernando a Puerto Madero pasando por Costa Salguero a la planta de tratamiento de Avellaneda y emisario del Río de la Plata, calculados y financiados para la Cuenca del Riachuelo que por el momento tiene su sistema de obras sin terminar, lo que significa que millones de personas se encuentran sin conexión a las redes.

El negocio por sobre la salud

Cuando se decide priorizar a los negociados, se deja en segundo plano a los más necesitados. Es el caso de los vecinos que se encuentran en las cercanías de la cuenta Matanza – Riachuelo.

La situación que atraviesan los vecinos de Villa Inflamable representa una pequeña parte de la contaminación que se produce en la Cuenca en cuestión. Allí, el alto nivel de contaminación responde a 50 empresas que desde hace décadas se encuentran instaladas alrededor de las inmediaciones portuarias de Dock Sud. En 2003 la agencia de Cooperación Japonesa (JICA) determinó la presencia de metales pesados e hidrocarburos como cromo, plomo, benceno, tolueno, estireno y xileno.

En pocos meses quedó demostrada la “agilidad” con la que el Estado trabajó en pos de sus negociados en la parte norte, dejando de lado las necesidades de quienes viven en el sur. Esperemos que las autoridades, que llegaron al poder gracias al apoyo popular, recapaciten y ejecuten de forma equitativa. Para ello fueron designados.