Todos somos villeros sin vivir en las villas, la cultura villera es una cultura de lucha contra el poder monopolico.

LA VILLA MISERIA GLOBAL Y EL HOMENAJE A DIEGO DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO

Por Guillermo Robledo* (FOTO)

El 50% de los trabajadores en el mundo bajó condiciones de dignidad, esa es la condición villera que se produce a costa del propio cuerpo, de la propia cultura y educación, a costa del hábitat, a costa de reducir la cantidad y calidad de vida, a costa de la angustia, como estado permanente.


Por Guillermo Robledo
NAC&POP
05/12/2020

Todos somos villeros sin vivir en las villas.

La cultura villera es una cultura de lucha contra los monopolios de todo tipo y desde el pueblo, en línea recta contra el poder monopólico.

En esa línea recta se hace lo impredecible, lo inesperado, lo insólito, lo desestructurante, la lucha política es un proceso de acumulación-des acumulación de poder entre esos dos grupos.

El poder villero, ampliamente, entendido a todo el pueblo y el poder monopólico, donde, socialmente, los villeros son cada vez más.

No, solamente, los excluidos, los que viven por debajo de la línea de pobreza, sino la ex clase media económica, los jubilados, los pensionados, los 8 millones de ni-ni (los jóvenes que no trabajan ni estudian).

El 50% de los trabajadores en el mundo bajó condiciones de dignidad, esa es la condición villera que se produce a costa del propio cuerpo, de la propia cultura y educación, a costa del hábitat, a costa de reducir la cantidad y calidad de vida, a costa de la angustia, como estado permanente.

Esta situación obliga a la práctica del balón, de los pueblos para defenderse de la agresión monopólica sobre tierras, fábricas, sobre rebeliones fiscales, sobre hacinamientos, sobre desestructuraciones familiares, sobre tranzar con los poderes mafiosos, rodearse y defenderse del narcotráfico, etc; frente a lo cual los monopolios, empezando por el sistema financiero bancario fugador y siguiendo por los monopolios de la producción física de bienes, manejan a las instituciones a su favor y en contra de nuestra masividad villera.

La represión y la extorción judicial la planifican los monopolios y también la confusión mediática con un solo objetivo, que las distintas formas de vida villera no converjan contra el poder monopólico, esa es una dinámica de acumulación y des-acumulación política que ha tenido las siguientes etapas, algunas en el mundo, pero veamos la de la Argentina.

  • Etapa 1: Entre 1969 y 1974 es una acumulación política a favor del pueblo, 5 años de acumulación.
  • Etapa 2: Entre 1974 hasta 2003. Desde que muere Perón, se produce una acumulación a favor de los monopolios, en contra del pueblo que son 28 años de acumulación.
  • Etapa 3: Entre 2003 y 2015 que son 12 años de acumulación a favor del pueblo.
  • Etapa 4: A partir de 2016 hasta enero de 20018 se produce una acumulación a favor de los monopolios, son 24 meses de acumulación, dos años. Decimos enero porque es el momento en que se masifica el “Mauricio Macri, la puta que te parió”, que constituye el fin de la posibilidad de reelección de Macri.
  • Etapa 5: Es enero 2018 que es una acumulación a favor del pueblo desde enero de 2018 hasta las paso de agosto de 2019. Es 1 año y ocho meses de acumulación del poder político del pueblo.
  • Etapa 6: A partir de las Paso, a partir de octubre de 2019 cuando se producen las elecciones generales, con el robo de 2 millones de votos hasta el 2020, o sea, hasta hoy la acumulación política se ha producido a favor de los monopolios y en contra del pueblo.

Obvio que la acumulación es uno de los sectores es el detrimento del otro.

En total, desde 1969 hasta 2020, en 51 años, medio siglo, este ha sido el tiempo entre…, la proporción del tiempo entre el poder de la acumulación del pueblo y la de los monopolios, 66% del tiempo acumularon poder los monopolios y 34% del tiempo acumuló poder el pueblo, con una diferencia cualitativa sustancial.

Cuando gobiernan los monopolios producen cambios estructurales institucionales a su favor de tal potencia que impide al pueblo toda reversión posterior por vía electoral, con lo cual los períodos del pueblo terminan en desilusión y desesperanza lo que termina reforzando el poder monopólico:

Los casos de endeudamiento, los 30 mil desaparecidos, las privatizaciones, el sistema de fuga de capitales, la concentración monopólica mediata (mediática en manos de los extranjeros), el aumento de la pobreza y la pérdida de la soberanía reflejan lo antes dicho.

La desacumulación del pueblo en curso y el poder de acumulación monopólica va a producir el siguiente resultado en 2003: Pobreza en el 62% de los argentinos, reducción del 30% de la cantidad de Pymes, pérdida de la soberanía monetaria camino a la dolarización y consolidación y sofisticación de la estrategia colonial de guerra del lawfare, con lo cual, el retorno de la principal fuerza colonial, Cambiemos, tiene bastante posibilidad de estar garantizada y quedar heridos, hay que ver si de muerte, los capitales simbólicos del peronismo los derechos humanos, incluso de Cristina.

Cambiemos tendrá la oportunidad entonces con todas las condiciones para concluir el objetivo principal imperial con que fue creado: dolarizar a la Argentina y desintegrar el Cono Sur.

Por primera vez el pueblo argentino no tendrá liderazgo político desde la Revolución de Mayo, estará sometido a condiciones de retrocesos permanentes, desindustrialización y afuera del cambio de la matriz energética mundial en curso, esas energías renovables y de las revoluciones tecnológicas del siglo XXI.

¿Cuál será el punto de inflexión para una nueva acumulación del pueblo?

-La primera forma será como siempre, la rebelión en las urnas, el éxodo de las urnas, la pérdida total de confianza en toda la elite política, social, sindical y económica, o sea no dejar que el sistema utilice el cuerpo del pueblo para legitimarse contra el pueblo.

-La segunda es un proceso de convergencia de los libres, los no tan libres y los revolucionarios porque sin revolución no habrá conversión de esta correlación de fuerzas a favor de los monopolios extranjeros, proceso que llevará toda la década 2020-2030.

La condición de “país blanco”, como blanco militar en el Cono Sur, disimulada por el dispositivo colonial en todas las áreas bajo formalismos republicanos que violan los derechos constitucionales deviniéndolos en abstractos y retóricos.

O sea, una praxis anti ética de todas las elites en Argentina.

Se llama “país blanco” por dos razones, lo que pasa en Argentina determina lo que pasa en el resto del Cono Sur y la segunda razón es que por la ubicación de recursos naturales, humanos, logísticos, tecnológicos, comunicacionales, per cápita entre los más altos del mundo la velocidad de recuperación económica, si fuéramos libres, es de un año y el crecimiento latente potencial de la Argentina es de un 12% anual a lo largo de dos décadas.

Para fregar ese desarrollo, con incidencia sobre 280 millones del Cono Sur, Argentina es “país blanco” de las acciones imperiales de Estados Unidos y sus estados aliados cómplices que siembran el caso y la desestabilización permanente para frenar el potencial del Cono Sur.

Porque el Cono Sur es, totalmente, competitivo con Estados Unidos y sus estados aliados.

Esa es la razón fundante del lawfare, desde el 2006 cuando el Cono Sur firmó su integración al instrumento financiero creado por Rusia, China e India llamado BRIC.

El desarrollo de la plata potencial financiera sobre la dotación de recursos naturales de la región convertía, en una década, a la región en una nueva China en lo económico, por eso diseñaron el lawfare y lo mantienen a raja tabla y trasladaron, por primera vez, la Cuarta Flota de Estados Unidos al Atlántico Sur para derrocar al peronismo, a Dilma, a Lula, a Evo, al Frente Amplio en Uruguay y re-endeudaron la región.

El diseño para el Cono Sur es la agresión para esclavizar y saquear en nombre de la democracia.

La propiedad colonial se impuso por encima de los derechos humanos constitucionales, lo que reduce, limita y viola la libertad.

Es de recordar que esta inversión de la jerarquía y de la propiedad sobre la libertad de los esclavos es lo que desencadenó la Guerra Civil en Estados Unidos.

La esclavitud moderna está generando un nuevo tipo Guerra Civil moderna donde la gestión de la mente de las áreas colonizadas se ejerce vía el control y la corrupción del capital simbólico de los pueblos.

Este proceso fue anticipado por Rodolfo Walsh en su carta de 1976 y se está consumando después de 45 años en lo que vamos a vivir entre 2020 y 2023, de continuar las actuales políticas económicas y culturales, dijo Rodolfo Walsh en 1976.

Sobre derechos humanos, queremos agregar que es cierto que han perdido muchos puntos, con referencia a la dictadura militar, pero esto forma parte de una política del imperialismo que aprieta con dos pinzas: la economía y los derechos humanos.

Los manda a matar y después los aprieta, además, ya ahora van a institucionalizar los derechos humanos creando condiciones dirigidas por ellos para regular las denuncias como mejor les convenga, noviembre de 1976.

Lo diabólico divide para reinar y lo simbólico unifica.

Lo diabólico es el arma de los imperios y lo simbólico es el arma de los pueblos, por eso los imperios tienen como prioridad el control del capital simbólico de los pueblos, su freno, tergiversación, división, confusión, des memorización en nombre de la memoria, amputación del potencial latente de esos capitales simbólicos, análogamente es la política del bonsái sobre el capital simbólico de los pueblos.

Eso es lo que anticipa Rodolfo Walsh en su carta de forma magistral y que en 2020 ha culminado, a toda orquesta, con la colonización y resignación final en nombre del peronismo y los derechos humanos.

Por qué bonsái, y así es la definición de esta política, porque para que los árboles queden enanos y sin perspectivas ni un desarrollo natural, se le amputan las raíces las ramas y el tronco.

No hay posibilidad de unificación que es la función simbólica con la política…, mientras la política bonsái controle el Estado y el capital simbólico del pueblo, esta tensión se acumula porque la política bonsái del capital simbólico se practica para degradar en condiciones de revolución tecnológica deflacionaria que deslegitima cada vez más a las democracias representativas y las instituciones internacionales.

Desde 2000 a 2020, ya son 20 años, el proceso de deslegitimación es exponencial generando cada vez más rápido lo insólito porque al destruir con la política bonsái el capital de unidad de los pueblos quedan, totalmente, desguarnecidos en América del Sur y en otros lugares y eso nos empobrece, material y espiritualmente, porque han garantizado la recolonización por lo menos de América del Sur.

¿Cómo evoluciona esta degradación?

Hay una noticia muy optimista que ha sido el mensaje de los pueblos a todo el mundo por la muerte de Maradona.

Ha sido el hecho de masas auto organizado más grande en la historia de la humanidad.

Sin antecedentes que 7000 millones de personas hayan organizado o participado en la despedida de una persona, esto es imposible que se repita, es el fenómeno de masas que están diciendo algo porque esa masividad sin precedentes no fue al jugador de fútbol fue al símbolo de la rebeldía al poder hipócrita que gobierna las elites del mundo.

Los miles de gestos y palabras de Maradona en sus 60 años fueron sembrados en todo el mundo y estallaron, germinaron, florecieron en los dos días que nadie imaginó ni previó después de su fallecimiento.

Unificó a los pueblos del mundo en torno a su no integración al cinismo del poder, a pesar de tener cada vez más anzuelos para sumarse al circo cínico de mentiras.

Porque los pueblos amaron y homenajearon a un hombre hecho de verdades lindas, feas, tiernas o duras, pero ninguna mentira.

Hay una constante en esa siembra a lo largo de 60 años: “Yo no me vendo al poder, yo fabrico alegría para el pueblo”.

Ese renunciamiento a entregarse al poder cínico mundial es lo que sembró Maradona en todos los pueblos durante sus 60 años y por eso, este fenómeno universal, masivo y único en la historia.

Esa capacidad tremenda de poder llegar a sentarse en las mesas del poder cínico y mirarlo comer sin aceptar su comida y describirle, con dos renglones al pueblo, como funciona ese poder cínico.

Maradona no se dejó robar la palabra que es lo único que hacen las elites mundiales cínicas, vaciar las palabras que es lo mismo que robarlas.

Maradona nunca vació las palabras en 60 años y eso piden los pueblos del mundo con el hecho histórico que han producido, quieren palabras llenas, no más palabras vacías.

Fue la señal de largada de recuperar el contenido de las palabras para los pueblos.

La siembra de 60 años de Maradona germinó en esta nueva etapa de recuperación del contenido de la palabra sin cinismo, a pura creatividad y pueblo.

Maradona sembró con cada gesto y palabra en 7500 millones de seres humanos los granos de mostaza haciendo realidad las palabras de Jesús en la Biblia.

A partir de ahora se terminaron las palabras mentiras y germinarán las palabras verdad porque la mentira ya es intolerable al extremo, no hay más elites creíbles en el mundo y Maradona las puso siempre en evidencia y los pueblos, silenciosamente, aprendieron de él, durante 60 años, y por eso estallaron todos juntos a los dos días siguientes a su muerte.

Los pueblos produjeron el hecho político de masa más importante en lo que va del siglo XXI mandando un mensaje al poder mundial: “Así no pueden ni van a seguir, no pueden administrar una civilización compleja como la actual, con base en mentiras cada vez más sofisticadas, mentiras financieras, mentiras de pobrezas, mentiras de pobreza planificada, mentiras de que no sobra la riqueza para todos, mentiras mediáticas de áreas, mentiras militares de tener 55 submarinos estratégicos con capacidad de destruir cuatro veces la población mundial, mentiras culturales, mentiras de declamaciones y de buenas intenciones, mentir para alimentar el ego y la figuración mediática personal, mentir para hipnotizar, mentir para destruir la naturaleza y para simular ganancias”.

Las mentiras que administraron han sido diseñadas hace 75 años cuando hoy no queda nada de ese mundo.

Eso denunció y sembró Maradona.

Maradona corrió los velos que dejaron las mentiras al desnudo en todas las facetas de la elite mundial.

Por eso el hecho de masas político de agradecimiento más grande de la historia humana, lo que indica que el pueblo está cada día más preparado para la verdad frente a una elite que se refugia en sus mentiras y está en un retroceso irreversible.

A partir de noviembre de 2020 la verdad de los pueblos ha decidido terminar con las mentiras de las elites y eso se marcará cada día más.

La década de 2020 a 2030 será un salto civilizatorio donde las mentiras institucionales pasarán al museo y serán remplazadas por la verdad, hoy reprimida y taponada.

Los caminos impredecibles, pero la diplomacia de los pueblos entre sí será cada vez más el poder de acumulación real que no es otra cosa que lo que sembró Maradona adentro y afuera de la cancha.

Fue el Canciller de los pueblos que marcó la línea para todo el siglo que irá encarnando en lo nuevo y lo verdadero.

El racismo mundial tuvo su Quijote, Diego de Maradona.

La piedra basal del racismo en el siglo XXI es el racismo monetario.

El Papa Francisco lo demostró cuando dijo que los objetivos de las Naciones Unidas en 1948 eran muy ambiciosos, pero no estaban las condiciones para cumplirlas, pero hoy sí están todas las condiciones.

¿Qué lo impide?

El racismo monetario que arranca del sistema paralelo del fondo monetario oficial y del fondo monetario clandestino de las guaridas fiscales.

Ese doble dispositivo sostiene la mentira mundial de la pobreza planificada y la guerra como negocio.

No hay nada más racista que el funcionamiento de los dos fondos monetarios el oficial y el paralelo que Diego pidió desde adentro vía las instituciones que dependen de esos dos fondos monetarios: la FIFA, la DEA, OMC, los medios de comunicación, etc.

GR/

 

NAC&POP: Guillermo Robledo es el director del Observatorio de la Riqueza Padre Arrupe, actúa en el Instituto Peronista, forma parte del Peronismo de la Inteligencia Artificial Argentina (PIA)  y es miembro del Observatorio de la Deuda Odiosa Ilegítima. MG/N&P/