Carola nos confiesa que, junto con Chávez y el chavismo, también ha descubierto a Perón y al peronismo.

CAROLA CHÁVEZ LA PRIMER DIPUTADA CHAVISTA PERONISTA

Por Julio Fernández Baraibar

Hoy, Carola Chávez me acaba de enviar un mensaje de voz por Whatsapp: – Julio (que como sabemos suena Hulio), este domingo es posible que la Asamblea Nacional venezolana tenga su primera diputada chavista peronista.

Esto es una belleza. Yo estoy celebrándolo aquí.

 

 

 

Por Julio Fernández Baraibar

4 de diciembre 2020

 

A principio de este siglo, en el año 2002, Néstor Miguel Gorojovsky creó una lista de discusión de esas que se usaban entonces y que eran como el primer eslabón de lo que después se constituyeron en redes.

Se llamaba Reconquista Popular.

La lista despertó un extraordinario interés en todo el país, que se extendió a países latinoamericanos y, creo recordar, a algunas ciudades europeas.

El jueves 11 de abril de ese año, se produce el golpe de Estado en Venezuela que arroja por un par de días al presidente Hugo Chávez Frías a la cárcel.

Durante todas esas jornadas, la lista se convirtió en una caja de resonancia de los distintos sucesos que acontecían en aquel país y en foro abierto para apasionadas discusiones políticas, testimonios y relatos de aquellas jornadas vibrantes.

En uno de esos días aparece en la lista un texto, hermosamente escrito, con precisión y con gracia, con descripciones sociológicas que asombraban por lo certero y afilado.

Las firmaba una tal Carola Chávez, que se definía a sí misma como una muchacha caraqueña de clase media y bastante despolitizada hasta ese momento, a la que la oleada revolucionaria encabezada por el gigante de Barinas, había lanzado al torrente proceloso de la política.

Sus notas eran fenomenales. Prontamente me propuse como presidente para el Club de Admiradores de Carola Chávez, mientras aumentaban los intercambios y algunos de los argentinos que animábamos la lista le iban contando lo que había sido el peronismo en la Argentina, sus tareas históricas, sus características, los enormes puntos de contacto que tenía con todo el cauce generado por el Comandante Chávez, su tocayo.

Y ella nos contaba sobre lo que había sido la  «miamización» de los sectores medios y medios altos en la Venezuela que ella había conocido y nos traía divertidos y jugosos comentarios de sus familiares y amigos escuálidos.

Así se fue estableciendo una relación entre Carola Chávez, sus amigos argentinos (Néstor, Martín García, Lizardo Sánchez, de Córdoba, José María Cavallieri, de Salta, yo y muchos otros que seguramente olvido).

Hasta que un día, Carola nos confiesa que, junto con Chávez y el chavismo, también ha descubierto a Perón y al peronismo.

Que comenzó a leer a Jauretche, a Ramos, al propio Perón.

Y que a partir de ese momento se define a sí misma como chavista peronista.

La definición no dejaba de tener su osadía, puesto que no eran muchos en Venezuela los que, junto con Chávez, profesaban admiración y estima por el general argentino.

En alguno de sus correos nos había contado que muchos chavistas se preguntaban sorprendidos por qué el Comandante le hacía esos marciales saludos al busto del General, cada vez que visitaba la Casa Rosada.

La relación política y personal con Carola Chávez no dejó de crecer.

Yo tuve la oportunidad de conocerla personalmente, en su Isla Margarita, en el año 2008.

Charlamos, bebimos, paseamos por la hermosa isla, me presentó a sus amigos dilectos y luego nos encontramos en Caracas y me hizo conocer lugares, restaurantes y barcitos. Incluso participamos junto con miles y miles de venezolanos que bailaban salsa, en una gran manifestación en Miraflores, donde habló Hugo Chávez.

Martín García, en su paso por Telam, la invitó a Carola a conocer Buenos Aires y a sentir de cerca qué era el peronismo y pudo presentar su libro en la Feria del Libro de aquel año, donde tuve oportunidad de acompañarla en la mesa de presentación.

Hoy, Carola Chávez me acaba de enviar un mensaje de voz por Whatsapp y con esa dulce entonación venezolana me dice:

– Julio (que como sabemos suena Hulio), este domingo es posible que la Asamblea Nacional venezolana tenga su primera diputada chavista peronista.

Esto es una belleza.

Yo estoy celebrándolo aquí.

Aquellos intercambios, esta pasión suramericana, la fuerza de nuestros pueblos y esta historia de doscientos años, Carola, permitirá ese soberbio acontecimiento.

Será para festejar también aquí, en el Plata, un triunfo que va desde el Mar Caribe hasta nuestra Antártida, querida Carola.

 

Buenos Aires, 3 de diciembre de 2020