De esa fundación surgieron también Carolina Stanley y María Eugenia Vidal. Desde siempre han sido un grupo dedicado a formar cuadros del PRO

UN POCO DE DATA PARA ENTENDER POR QUÉ SOLEDAD ACUÑA DIJO LO QUE DIJO

Básicamente esta señora enmascarada en el estereotipo pro de la tipa piola, centrada y triunfadora dijo la barbaridad que dijo sobre lxs docentes y la docencia en los medios porque llega a la función pública proveniente del riñón de la ONG «Fundación Sophia»,

 

 

Básicamente esta señora enmascarada en el estereotipo pro de la tipa piola, centrada y triunfadora dijo la barbaridad que dijo sobre lxs docentes y la docencia  en los medios porque llega a la función pública proveniente del riñón de la ONG «Fundación Sophia», creada en 1994 por Horacio Rodriguez Larreta y financiada desde el principio por Nobleza Piccardo; Banco Mundial; Caritas Argentina; McDonald’s; Citibank; Deutsche Bank; Roemmers; Ledesma; Techint y otras joyitas corporativas tales.

Durante los ’90 del siglo pasado, Sophia fue una de las usinas de pensamiento que trajo al país las reformas educativas neoliberales que empezaron a copar el mundo y eran propuestas financiadas por organismos internacionales como el FMI y el Banco Mundial; una de estas entidades fue la Fundación Banco de Boston (luego comprado por Standard Bank y actualmente ICBC) que en conjunto con el Grupo Sophia proponían una reforma educativa bajo el precepto de “escuelas autónomas” en las que había una devaluación de la figura del docente. Este proyecto era presentado con un tinte romántico de “transformación educativa” y en 2006 la idea fue retomada por el entonces legislador de CABA Esteban Bullrich (ex miembro de Sophia) que proponía que los docentes ganen un sueldo mínimo y el resto sea «por perfomance» (SIC)

De esa fundación surgieron también Carolina Stanley y María Eugenia Vidal. Desde siempre han sido un grupo dedicado a formar cuadros del pro y a cumplir todo mandato de desarrollo encargado por sus patrocinadores corporativos, pero son tan pero tan cínicos en el ocultamiento de sus fines (ejercicio típico de la derecha, no sorprende ¿no?) que en su web oficial dicen que se llaman así porque…

«En latín Sophia es Sapientia, que proviene del verbo sapere, gustar. El sabio es quien sabe gustar las cosas, conoce sus sabores: los agradables y los repugnantes, los suaves y los recios, los dulces y salados»

Y siguen…

«Elegimos Sophia porque es todo un programa para una institución dedicada a la educación. Formar niños y jóvenes sabios no es solo brindar instrucción, aunque esta sea fundamental; no es sólo brindar atención emocional, psicológica y social, aunque sean dimensiones muy importantes; educar es formar personas integrales, preparadas para la vida, inspiradas por la Sabiduría de Dios y abiertas a los demás. Por eso Sophia»

Ya lo ven: lo de esta señora no fue un exabrupto. Ella está cumpliendo militantemente el rol para el que se preparó durante décadas.

Asco dan. Siempre lo dieron…

 

(Más data sobre Sophia en este informe completísimo hecho por 4 alumnos de la UBA: https://pdi2016fundacionsophia.wordpress.com)