Sabían que la ministra Acuña se formó en una escuela privada de Bariloche dirigida por el nazi Eric Priebke!

ESCUELAS QUE “BAJAN LÍNEA”: ¿DÓNDE ESTUDIÓ LA MINISTRA QUE ODIA A LOS DOCENTES?

“Primo Capraro”, asumiendo su conducción nazis alemanes. Desde 1986 –cuando la ministra racista era allí una alumna de 11 años- hasta 1994 -cuando la ministra racista ya había egresado- el director de la escuela fue el criminal de guerra nazi Eric Priebke, responsable de la masacre de las Fosas Ardeatinas en Italia

 

 

 

En un posteo del día de hoy Juan Pablo Zeta Robledo se pregunta qué libros habrá leído Soledad Acuña. Lo ignoro, pero en cambio sí sabemos en qué escuela se formó. Esa institución, privada por supuesto, tiene una historia tan particular que mereció ser contada en “Maestras Argentinas”. Quienes tengan el libro pueden ir al recuadro de la página 257 del Tomo 1, “Dos historias barilochenses”.

La Escuela donde se formó la ministra racista fue fundada en Bariloche a principios de siglo por inmigrantes alemanes. En los años treinta, contamos en el libro, “coincidiendo con el ascenso del nazismo en Alemania, las aulas comenzaron a poblarse de retratos de Hitler, se hizo habitual el saludo nazi, y la bandera con la esvástica supo flamear a la par de la celeste y blanca. Los contenidos incorporaron el culto al Führer, teorías racistas y un fuerte nacionalismo alemán”. La foto que acompaña el texto fue tomada en esta escuela en esos años.

Cerrada por el gobierno en 1945, la escuela volvió a abrir sus puertas en 1953 con su nuevo nombre, “Primo Capraro”, asumiendo su conducción nazis alemanes exiliados en Argentina después de su derrota en la Segunda Guerra Mundial. Desde 1986 –cuando la ministra racista era allí una alumna de 11 años- hasta 1994 -cuando la ministra racista ya había egresado- el director de la escuela fue el criminal de guerra nazi Eric Priebke, responsable de la masacre de las Fosas Ardeatinas en Italia. Ese último año Priebke fue descubierto, detenido y extraditado a Italia, donde fue juzgado y condenado por su responsabilidad en el genocidio acaecido durante la Segunda Guerra Mundial.

De aquí viene el “capital cultural” de la ministra que nos odia a los docentes.

Para quien quiera ampliar, recomendamos el documental de 2006 “Pacto de silencio”, del cineasta Carlos Echeverría, disponible en YouTube.

https://www.cinemargentino.com/films/914988664-pacto-de-silencio