Exposición de Alberto Rodrígue Saa en un zoom con los periodistas de todo el país asociados en la Asociacion de Comunicadores Argentinos por Internet (ACAPI).

LA HISTORICA EXPOSICION DE ALBERTO RODRIGUEZ SAÁ EN ACAPI

Nosotros éramos muy jóvenes en el 83’.Antonio Cafiero estaba entre nosotros ese día, había muchos gremialistas también reconocidos, y como al peronismo se lo proscribía, se le hacían golpes de estado el discurso que dijo Adolfo fue el siguiente: “Miren vamos a hacer las cosas y si nos llegan a echar, nos van a echar por peronistas, no por pelotudos”. Así comenzamos nosotros, guapeando y clara cómo era la cosa.

Realizada conlos periodistas de ACAPI* el 27 de octubre de 2020

DISERTACION DE  ALBERTO RODRIGUEZ SAA

Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis

ACAPI

13/11/2020

ACAPI: El doctor Alberto Rodríguez Saá es un compañero, un político argentino que ha ejercido y sigue ejerciendo la gobernación de la provincia de San Luis, ya durante tres períodos y reelecto un cuarto período, con una incidencia dentro de lo que es nuestro Partido Peronista que todos conocemos y renombramos a nivel nacional.

Todo el mundo dice que San Luis es otro país y nos parece interesante invitarlo al gobernador a que nos haga una pequeña reseña de todo eso porque en realidad San Luis es una provincia atípica en Argentina por muchas razones.

Por cómo resolvió el tema de los enfermos mentales,  el tema de la vivienda, el de los pueblos originarios, por cómo encaró un nuevo enfoque sobre la educación, es decir, incluso sobre las obras públicas, sobre las personas que están presas, por algún delito y crearon un programa para su reinserción en la sociedad, cómo lograron una de las desocupaciones más bajas del país y del mundo, que se tomara un tiempo para explicarnos la particularidad del modelo San Luis porque nos parece que, más allá de que después podamos entrar a hablar del país y el futuro -que también a todos nos preocupa- (en el cual Alberto Rodríguez Saá es un jugador de primera línea), San Luis como construcción, nos parece un tema sumamente interesante.

Alberto R.Saá:-Bueno. Cuando llegamos nos encontramos con la problemática que, nacionalmente, era la que tuvieron que afrontar los distintos gobiernos, que algunas están solucionadas o más o menos solucionadas y otras no.

Los grandes temas eran desaparecidos, Malvinas, deuda externa, el Beagle y la situación económica social.

Esos eran los grandes temas nacionales que tenían que resolverse.

Ustedes ven que los repaso y solo podemos decir que, a medias, algunos han sido resueltos los otros siguen estando.

Bueno, en ese contexto San Luis tenía además, grandes problemas económicos, sociales y de atraso.

En ese momento éramos la provincia número…, disputábamos con La Rioja, con la Pampa, tal vez, los últimos lugares en desarrollo.

El Desarraigo

Bueno, todos los índices negativos los teníamos, pero había algo muy, muy importante que era que toda la juventud, cuando llegaba el mes de noviembre-diciembre, fines de noviembre principios de diciembre, las madres acompañaban a los jóvenes a la estación de trenes y en la estación de trenes los jóvenes subían al Cuyano, la línea que une San Juan, Mendoza y San Luis, rumbo a Buenos Aires subían todos los jóvenes y las madres los iban despidiendo.

Todos los días distintas madres, distintos muchachos, muchachada, chicas y chicos que se iban a Buenos Aires a buscar trabajo o se iban de la provincia a buscar trabajo y las madres sabían que esos chicos no volvían más a San Luis, si encontraban trabajo no iban a volver.

Ojalá encontraran trabajo.

Esta era la realidad, nosotros estábamos apenas en la era agraria y en la era agraria estábamos ubicados en el último lugar, es decir, en la era agraria no teníamos ni tractores, nuestros ganados eran cachudos y ninguno del mismo pelo.

Bueno, nuestro desarrollo en el agro apenas era algo de maíz, de trigo, muy poco, industria ninguna, ese era San Luis.

El Presupuesto equilibrado

Lo primero que se hizo fue entender algo que es una fórmula que ustedes me van a acusar con un prejuicio primero que, tal vez crean que esto es conservador, yo les voy a explicar que es un secreto peronista.

Lo primero que hicimos fue un presupuesto equilibrado.

Un presupuesto deficitario, y esto es muy importante, un presupuesto deficitario, no estoy hablando de la Argentina de hoy ni de ayer ni de anteayer, un presupuesto deficitario trae la siguiente inquietud en la sociedad: ¿Quién paga el déficit?

¿Pagan los patrones con impuestos o lo pagan los trabajadores o el déficit se paga con inflación?

El presupuesto equilibrado significa el primer síntoma de estabilidad, de armonía, de posibilidades de conversar.

Bueno, presupuesto equilibrado y nos sacamos todas las deudas.

Tener un presupuesto equilibrado te permite conversar con todos los sectores, te permite garantizar la estabilidad en el trabajo, te permite pensar a más distancia, presupuesto equilibrado.

Bien, no tener deuda te genera que no tenés dependencia, que tenés independencia económica, hace un poquito más para la independencia económica, pero bueno, en principio, y soberanía política.

Podés decidir por vos mismo.

El Consenso de Washington

Miren lo que les pasa a las provincias argentinas vamos a tomar, por ejemplo, el caso de Carlos Menem cuando era presidente de la nación.

Menem abandona la legitimidad popular que le daba los votos de la elección sumado a la legitimidad en el programa que le daba el peronismo.

Él abandona ese programa y empieza a hacer un programa neo-liberal, entonces abandona la fuente de legitimidad.

Para hacer un programa distinto necesitás gobernabilidad que son acuerdos con otros partidos, con otros sectores sociales para gobernar y la mejor forma que encontró para encontrar la gobernabilidad se llama Consenso de Washington.

¿Qué significa?

Que Estados Unidos te dice:-Vas bien, te cuidamos, si necesitás ayuda te ayudamos, pero bueno, hacé el trabajo sucio vos y nosotros los yanquis nos vamos a beneficiar.

Esto es el Consenso de Washington.

Está claro, consiste, simplemente, en levantar el teléfono y preguntarle al embajador de los Estados Unidos: ¿Voy bien? y si el embajador te contesta: Vas bien Carlitos. Está, no tenés problema (No problem man).

Los gobernadores cuando tienen deuda, cuando no tienen equilibrio, en vez del Consenso de Washington hacen el Consenso de Balcarce 50.

Tienen que llamar todos los días a la Casa Rosada y preguntarle que tenés que hacer.

No tenés independencia económica ni soberanía política.

Entonces vos vas haciendo lo que te dejan, lo que podés cuando llegue la plata, estás siempre con apuros, la provincia se endeuda.

Bueno, todo esto se remedia con lo otro: presupuesto equilibrado, sin deuda y ahí empezamos a poder pensar.

La reparación histórica

Bueno, tuvimos la suerte nosotros que había una ley, la ley de Reparación Histórica para San Luis, La Rioja y Catamarca que era una ley de promoción industrial que le daba ciertos beneficios al industrial que podía elegir: Mirá pagás el impuesto a las ganancias todo o podés pagar la mitad o una parte y la otra parte la invertís en San Luis, La Rioja, Catamarca y después se sumó San Juan.

Esta ley fue un invento, un invento maravilloso que nadie lo esperaba, que no la creamos los puntanos, los riojanos, los sanjuaninos ni los catamarqueños, lo inventó Perón.

Le llamó Reparación Histórica.

Por qué reparación histórica, por el aporte que había hecho la provincia de San Luis en la Guerra de Independencia y en las luchas civiles.

Para que tengan una idea ustedes, nosotros sobre una población de 14000 habitantes, el Ejercito Libertador en un momento dado sumado lo que aportó la Batalla de San Lorenzo, lo que aportó la primera expedición a Chile, lo que aportó lo que aportó, mayoritariamente, puntano sumamos 5000 puntanos en el Ejercito Libertador sobre un ejército que…, miren en la Batalla de Ayacucho fueron 13000 contra 13000, así que un tercio, un 25% de ese ejército lo conformaban puntanos y puntanas, porque tenemos puntanas que fueron milicianas también, mujeres, la “Pancha” Hernández una de ellas, una heroína del Ejército Libertador.

Bueno, después participamos en las guerras civiles, San Luis, La Rioja y Catamarca con Felipe Varela en la proclama que le dice a Mitre: “No, la guerra del Paraguay está mal, es una ignominia lo que le estamos haciendo a los paraguayos.

Debe volver el ejército argentino y terminar, no meternos con los hermanos paraguayos”.

Levantarse contra Mitre en ese momento significó que después tuvimos que pelear lanzas contra los Remington, así que bueno, nos diezmaron.

Nos diezmaron en la Guerra de Independencia, nos diezmaron después en la lucha Unitarios-Federales, después San Luis hizo un gran aporte con las maestras puntanas, nosotros fuimos una fábrica de maestros y maestras, pero digo primero maestras porque fueron, mayoritariamente, mucho más heroicas que nuestros muchachos.

Bueno, todo eso fue reconocido por Perón, aunque no lo esperábamos.

Uno dice San Luis merece una ley de reparación histórica, el Perón, con el tercer Perón,  vino ese beneficio.

Perón murió, vino una radicación muy poquita, después vino la Dictadura y después quedó esa ley.

Ley de Promoción industrial

Cuando vino Alfonsín nosotros tomamos esa ley, los riojanos, los catamarqueños, los sanjuaninos se sumaron y pedimos la ley y la empezamos a ejecutar.

Hicimos una gran promoción industrial.

¿Qué nos permitió la promoción industrial?

Muchísimo, primero, que el Estado no se convirtiera en un botín electoral, un Estado burocrático gigante para nada, para nada más que dar puestos públicos sin ningún sentido.

No, nos permitió eso, que por primera vez teníamos trabajadores industriales que cobraban un salario importante y llegaron los números de 25000 trabajadores industriales con la promoción industrial, enorme cantidad pensando que en ese momento la población era de 320000 habitantes., 25000 trabajadores industriales es muchísimo.

Bueno, ahora ya tenemos presupuesto equilibrado, no tenemos déficit fiscal, ahora viene otra cosa.

Miren lo que hicimos, que esto fue con el tiempo, y mucho más los últimos años.

Nosotros destinamos del presupuesto provincial el 50% a los gastos corrientes, los gastos corrientes son gas, luz, teléfono, por así decirlo, el pago a los empleados públicos, el gasto de oficina, el de todos los días y el 50% restante a las cuentas de inversión y en las cuentas de inversión ahora empezás a ver qué hacés con tanta plata y ahí viene nuestro principio objetivo o nuestra concepción política: justicia social, soberanía política e independencia económica.

Las viviendas

Y empezamos y en un momento dijimos viviendas para todos.

“¡Eh! estás loco no se puede hacer”.

Sí. Bueno, empezamos.

Hoy, yo en la pandemia inauguré, terminamos y entregamos 1.000 viviendas, es poquitito para lo que ha hecho San Luis, pero creo que es único, no sé si en la Argentina otro ha hecho 1000 viviendas y las ha entregado en épocas de pandemia, para nosotros fue mucho.

En total hemos hecho más de 60.000 viviendas sobre, hoy, una población de 500.000 habitantes.

Si pensamos que en una vivienda entran más o menos cuatro personas y las que tiene la parte privada, podríamos decir, entre comillas, San Luis no tiene déficit habitacional, y son viviendas con su terreno, son viviendas que serían, lo que en Buenos Aires se llaman viviendas de cuatro ambientes.

Trabajo para todos

En algún momento, sobre todo en la crisis del 2001, se nos presentó el problema, yo recorría la provincia y me decían: “Alberto, no hay trabajo”.

Yo hablaba de obras públicas, que vamos a hacer esto, que vamos a hacer aquello, que vamos a traer la luz acá, que vamos allá.

Me decían: “No, Alberto queremos trabajo”.

Llevo a Concarán y aparece una chica, Ana María, y me dice: Alberto ¿me dejas hablar?

Bueno estábamos haciendo la campaña y estábamos en plaza pública y cada uno hablaba, era casi un cabildo abierto.

Dice: “Yo soy nacida acá en Concarán, (Un pueblo chico de hoy 6.000 habitantes), yo viví una adolescencia feliz y me fui a estudiar a Río Cuarto, mis padres ya no me podían mantener, no conseguía trabajo allá, tuve que abandonar la universidad y vuelvo a Concarán.

Y en esta crisis yo quiero reunirme con mis compañeros de escuela y yo soy pobre y no tengo trabajo.

Y nadie me recibe, nadie me da pelota.

Quiero hablar con un político y me dice después, mañana, me cierran las puertas Alberto.

Yo era tan feliz.

Volví a mi provincia, a mi lugar en el mundo y estoy desesperada”.

Fue tan conmovedor que yo con atrevimiento y bueno, quizás lo tenía en el subconsciente y dije, bueno vamos a hacer lo siguiente, vamos a declarar la emergencia social en San Luis y le vamos a dar trabajo a todas las puntanas y puntanos.

Me dijeron: “Estás loco, no se puede. Cómo le vas a dar trabajo a todos”.

Bueno ahí mentamos y diagramamos el plan de inclusión social.

Miren, si me preguntan, rápidamente, yo les voy a decir:-Yyo no estoy de acuerdo con los planes prebendarios y sí estoy de acuerdo con los planes de inclusión social porque es muy superior.

El plan de inclusión social es universal, se inscribe el que quiere, el que no tiene trabajo se inscribe.

Se puede inscribir una mujer de 60, 70, 80 años, se puede inscribir una madre soltera, se puede inscribir un discapacitado, capacidades diferentes, mujeres, hombres, jóvenes, el que perdió el trabajo, el desocupado, el que quiera, el que no tenga trabajo.

Se anotan y empiezan a trabajar de inmediato.

Este plan…, yo ingresé al gobierno el 25 de mayo de 2003, el 4 de junio estábamos ya con el plan instrumentado en toda la provincia.

Eran más o menos 38.000 trabajadores que se habían anotado.

¿Qué les prometíamos nosotros que íbamos a hacer? Bien.

-Van a tener una especie de honorario, entre comillas, que no es sueldo, es reconocimiento, dinero, por encima del nivel de indigencia.

Como estábamos tan desesperados en ese momento por la falta de trabajo dijimos:-«Lo vamos a pagar quincenalmente, la mitad y la mitad a fin de mes, después cuando estemos más o menos acomodados vamos a pagar mensualmente».

Le vamos a entregar el dinero en la mano al trabajador para que no haya intermediación política, que nadie se quede con la plata de nadie, bien clarito.

La persona debe cumplir cuatro horas de trabajo en lugares públicos provinciales.

Realiza, miren ustedes, trabajo no alienante, realiza el trabajo que quiere, que quiere, sin jefe, tiene aseguradora de riesgo y obra social.

La reacción de la clase media

Bueno, llegamos casi a una situación de guerra civil.

Porque los libros decían si vos querés hacer inclusión social no la hagas con shock porque se asustan los gremios formales.

Y, efectivamente, se asustaron el gremio docente, el gremio judicial, los viales, a las calles no soportaban el plan, y la clase media porque habían perdido el personal doméstico.

Claro, si me pagás un salario equivalente a…, por encima del nivel de indigencia, me das obra social, seguro de riesgo, obra social, trabajo cuatro horas en lo que yo quiero, qué prefiero, un patrón que me pague mucho menos, que me exija nueve horas de trabajo y que bueno, un trabajo alienante y que le tenga que limpiar el trasero a los niños.

Bueno, entonces el plan fue un éxito masivo, extraordinario.

A ese tema de que casi se llega a una guerra civil por las movilizaciones, ustedes habrán visto el San Luis caliente que salía en “Crónica”, en los medios enfocaban en las cámaras que estaban incendiando ahí frente a la plaza en la Casa de Gobierno: “Se incendia San Luis”.

Bueno salimos al pueblo de San Luis y le dijimos: “Muchachos vamos a hacerlo mejor vamos a ir a elecciones y que el pueblo decida sobre el plan de inclusión”.

Y se hizo la elección, el pueblo dijo que sí, que estaba bien, que el plan estaba bien, que las formas estaban bien, porque hubo tres preguntas, y que el plan debía durar hasta que el último trabajador consiguiera un trabajo mejor.

El plan incluye posibilidades de capacitación, deber y derecho de capacitarse y buscar un trabajo mejor.

Hoy en día ese plan, prácticamente, concluyó y ahora hay uno nuevo ante esta situación social, pero es muy distinto al plan que la persona no cumple trabajo, no se capacita, no tiene obra social y de alguna manera tiene un sindicalista o algo parecido que hace de intermediación.

Bueno, todo esto que no lo tomen crítico o es crítico, pero de buena fe.

Los Pueblos originarios

Nuestro plan yo considero que es mejor y este plan se incorporó a la Constitución y ahí agrego dos temas, se sumó el derecho de las culturas originarias a la inclusión social y a ser reconocidas como nación anterior al Estado Argentino. y a las culturas originarias, que es una historia más larga, yo la voy a reducir.

Nosotros tenemos detectadas tres culturas originarias en San Luis: la huárpida, o huarpes o warpes, huanacache o guanacache , que está en el extremo norte de la provincia y de alguna manera toca la provincia de San Luis, San Juan y Mendoza en una gran laguna que estaba desertizada, ahora la hemos casi convertido en un humedal gracias a la obra que hemos hecho en San Luis, bueno, ahí está las culturas huarpes.

En esa zona le entregamos tierra a los huarpes, ya los huarpes tiene sus viviendas, originariamente, eran hechas con maderas, con ramas, eran enramadas, entonces nosotros hicimos de cemento como si fueran las viviendas huarpes con las comodidades del día de hoy.

Entonces ustedes llegan y ven una duar huarpe llenas de enramadas y son viviendas de cemento con WiFi, agua corriente, electricidad, todos los chiches y una gran extensión para que tengan una economía a desarrollar.

Lo mismo hicimos con el pueblo ranquel.

El pueblo ranquel tenía los asentamientos en el sur de la provincia que es mucho más rico y ahora los ranqueles viven, un grupo porque no son tantos tampoco, pero serán 50, 60 familias ranqueles, ya tiene nacimientos y tienen todas esas historias que se autogobiernan, tres lagunas, 60000 hectáreas, es zona que se puede plantar soja.

Imaginen son 60.000 hectáreas que se puede plantar soja, no plantan soja, pero fueran sojeras, y ellos tienen, en vez de enramadas, las casas eran con cuero, entonces ahora tienen las mismas casas y en vez de tacuaras tienen lanzas de cemento y casa, por supuesto, de 80 metros cuadrados igual que los huarpes, 60, 70, 80 metros cuadrados, con baños, cocina, etc., pero con símil, la arquitectura es como si fueran de cuero con colores elegidos por ellos como si fueran de cuero, entonces están perfectamente y tienen a su vez hospital, escuela, etc., y ahora está retrasado, que yo quiero que tengan un frigorífico ahí porque se dedican a la ganadería.

Visitando los huarpes me dice una persona: “Alberto, vos le das todo a los huarpes y a nosotros nada”.

¿Quién sos vos que no te damos nada?

 “Somos criollos”.

Bueno, mirá los criollos haceb400 años que están ligando y los huarpes es la primera vez. “Bueno sí, pero nosotros necesitamos una escuela secundaria”.

Y cuántos alumnos son. “Serán 20”.

Cuando regreso le pregunto a la ministro de Economía: Che, una escuela secundaria acá cómo sería. “Bueno hay que construir la escuela, luego lleva 44 personas entre personal docente y no docente es una escuela secundaria y hay que traer, teléfono, gas, luz, etc.”.

Era una inversión enormísima, 20 chicos yo pensé bueno los llevo a San Luis y allí se me prendió la luz.

Bueno, vamos a hacer así, esta escuela la vamos a crear, 20 alumnos, van a trabajar donde el docente encuentre un lugar, si no acá con los huarpes que tienen un lugar maravilloso, bueno a los chicos los traemos y el docente viene acá y va a dar los lunes Matemática a todos los chicos a los de primer año, segundo, tercero y el docente les da el crédito, pero los lunes Matemática, los martes viene otro y les da Lenguas (en plural), el miércoles viene otro y les da Ciencias y Técnica, el jueves viene otro y les da Ciencias Blandas y el viernes les damos Deporte y Cultura.

El docente le da el crédito y ahora necesitamos cinco docentes, vamos a poner uno más para que haga el año sabático y cubara alguna necesidad y cubra la parte administrativa.

Y con esos cinco docentes nosotros tenemos una secundaria.

Vamos a suponer secundaria para 100 alumnos 120 alumnos.

Bien, porque el lunes Matemática acá, pero ahora el docente se va y da el martes matemática en otro lugar., miércoles matemática en otro lugar, jueves matemática en otro lugar y viernes matemática en otro lugar y si tenés 20, 30 alumnos sumado por cinco hacen una escuela secundaria, entonces creamos una escuela secundaria que le llamamos en ese momento, erróneamente, escuela digital con cinco docentes.

El chico se queda en su lugar con su papá y su mamá. Educación personalizada porque ese docente lo tiene que acompañar en matemática los cinco años de la secundaria y el chico, que ya tiene el crédito, ayuda o juega o se divierte.

Nos sobraba tanto la plata que no solo le llevamos el WiFi, que es una red que está extendida en toda la provincia, sino que dijimos por qué no hacemos que los chicos, los alumnos le donen a los grandes el WiFi gratuito, a partir de la escuela que después lo extendimos a la Comisaría, a la esquina, a la plaza, etc. etc., a todos los lugares.

Entonces hoy están esas escuelas que después las hemos mejorado, ahora hay otra escuela, ya la explico, en toda la provincia y tienen secundaria sin problema.

Últimamente, y ya más evolucionando en este esquema, creamos lo que llamamos las escuelas generativas, el nombre lo tomamos del Arte Generativo que es de las pinturas y la escultura que inventaron en la Argentina, la Escuela de Arte Generativo o esta expresión que fue Mac Entyre, Miguel Ángel Vidal, creo que Ari Brisi, Bueno ellos generaron que más o menos dice, esto para entender: “Que el arte a partir de un punto genera un disparador y luego termina en una obra de arte”.

Bueno, entonces nosotros pensamos, bueno la Escuela Generativa qué, a partir de la luz del proceso creativo lo tomamos como un punto inicial, no sabemos cómo es mañana, pero sí sabemos que termina en una obra de arte que es un chico bueno, ducado, contento, feliz, con buena calidad educativa.

Cómo es esa escuela, van a jugar, sí, a la escuela van a jugar.

La primera que apareció fue en un club tradicional de San Luis que se llama Victoria el club.

Y se llama la escuela Corazón Victoria porque es el grito de la hinchada alentando al club le gritan: Corazón Victoria poné fuerza, pone garra, Corazón Victoria.

Bueno, esa escuela era un tinglado algo así parecido a una cancha de básquet abandonada, bueno, en ese tinglado cancha de básquet abandonada hoy hay una escuela, que lo voy a decir a mi manera, a lo Evita porque es una flor de cancha de básquet, flores de baño, unas puertas extraordinarias, bueno las comodidades mejores para los niños, los chicos van a jugar, jugar es el disparador, todos los días deben leer, lecto-escritura, y empiezan los juegos, entonces ustedes llegan ahí y están jugando al volei, algunos están tirando la bola al costado al aro de básquet, otros están jugando al ajedrez, otros están escribiendo y distintos juegos, con la computadora, esto o aquello.

Bien, a partir del juego nace algún interés y allí aparece el docente y lo convierte en una actividad educativa.

Les cuento, el 121 le digo yo, porque había capacidad o banco 120 habíamos puesto en esa escuela, y llega la madre con el 121 y dice: “¿Cómo no me lo van a admitir?”.

No, si eran 120 está cerrada la inscripción.

“Pero admitímelo que estoy desesperada porque este chico (el 121 por decirle así) me lo han echado de 10 escuelas, es salvaje, no hay forma, aceptámelo, acá va a venir contento”.

Bueno está bien, que venga el 121.

Entra el chico, salvaje el niño, a los 10 días está en la casa y están comiendo una milanesa y el chico pincha un pedazo de milanesa y los apunta a los padres con un pedazo de milanesa y dice: “Dónde nació Messi”, los padres quedan,…

“En Rosario, en Santa Fe”.

“Cómo se llega de San Luis a Santa Fe no me van a decir en barco porque no hay vía marítima para llegar a Santa Fe, tampoco hay avión”.

“Bueno se llega en colectivo, se llega en auto, se llega por la ruta tal”.

“Y dónde juega Messi”.

Todo preguntaba el chico que se auto contestaba y los padres mirando.

“Juega en Europa, juega en el Barcelona” -dice.

«Sabes dónde es Barcelona”. “Está en España es una región”.

“Y saben cómo cobra Messi”. “En euros”.

“Saben lo que es el euro. es la moneda europea”.

“Y saben que la moneda europea se traduce así, bla, bla, bla…”.

Y les hace la regla de tres simple y la tradujo a pesos.

Cuando terminó de hacer la regla de tres simple la madre lloraba a mares, fue corriendo a la escuela y les dijo: “Por favor, los quiero felicitar”.

Los abrazaba y estaba enloquecida.

En la Escuela Generativa los chicos nunca faltaron, no faltan.

No hay deserción escolar, van a jugar.

Bueno, cuál es el apoyo pedagógico que tenemos en esto, es un gran pedagogo que se llama Tonucci, un italiano que ha avenido muchas veces a la Argentina, pero él no sabe que nosotros ya tenemos a la que él pregona, que los chicos vayan a jugar, y el docente ayuda con el proceso educativo y ayuda a la sociabilización y más o menos conduce los objetivos.

Fue tan contagioso que cuando llegó el mundial pasado los docentes…, reunimos a la directora y le dijimos: “Que quiere innovar”. “Bueno, a ver qué nos propone”. “A ver quién quiere ver el mundial”.

Y empezaron: “Bueno nosotros, pero no tenemos televisor”.

“Bueno ponemos los televisores, la provincia pone los televisores”.

“Bueno, ahora qué pasa si viene en algún lugar, el paraje, el barrio, o lo que fuere, aparece el tío del chico de la clase y viene borracho, lo dejamos entrar o no”.

Y los docentes le dijeron: “Sí, que entre, le damos un café y que venga con los chicos”.

“Y si viene un humilde que pase, y si viene…”. “Bueno sí, abramos la escuela”. “y qué pasa si vemos otros partidos”.

Y terminaron los docentes diciendo que bueno que vengan a ver otros partidos porque tenemos que enseñar dónde está Alemania, esto aquello, la historia, Europa, el río Rin, el Danubio, el Mediterráneo, y dónde está el equipo de África, y el de Asia, y por qué no clasificó el de Italia que tiene el Vesubio, y demás.

Bueno, podemos aprender de todo, a partir de un disparador que para el chico es de gran interés.

Así nació la Escuela Generativa.

Hoy en los parajes, que son pueblitos chiquititos, hay, prácticamente, una campaña que yo calculo que en la pandemia algunos están dando clases, que terminemos dando clases en todos y que todos los parajes tengan su escuela secundaria, como tienen la primaria.

Que bueno, lunes Matemáticas, martes…, con pocos docentes, mucho amor las Escuelas Generativas y las Escuelas Digitales funcionen.

Vieron que la escuela de hoy, a los chicos, el docente de Geografía, por ejemplo, o el de Matemática, no conoce los nombres de los chicos, no tienen ni idea de los problemas de los chicos, más tienen por ahí idea los profesores de gimnasia o de Artes Plásticas que los chicos tiene que traer útiles y que, a veces, se les acerca un chico y les dice: “Miren mi papá anoche no pudo salir” y les hace una carita como diciendo no consiguió plata. “no pude traer los útiles”.

Pero los otros ni cuenta se dan de esto.

Entonces sobre los chicos hay una gran distancia, falta conocerlos, esa parte que no sé si se llama personalización.

En nuestra Escuela Generativa la obligación del docente es acompañar a los chicos toda la escuela.

Entonces se empieza a dar el caso que cando el chico invita al cumpleaños van todos los compañeros.

Nadie le hace bullying, cuando los padres se divorcian el docente se da cuenta y maneja el tema de la tristeza del chico maravillosamente.

Cuando hay algún tipo de problema en la familia el docente, rápidamente se da cuenta porque los está conociendo, los ve todos los días a los mismos chicos durante todo el tiempo.

Esto que tienen los de Europa Nórdica, los anglosajones han llegado a esta conclusión que es muy bueno que el docente acompañe al chico un período muy largo del tiempo para conocerlo, para ayudarlo en todo, en formar la personalidad y la socialización.

Bueno, me he extendido mucho en esto.

He hablado de vivienda, trabajo…

Salud, nosotros comenzamos en el 83’.

Había tres hospitales, entonces vinieron los intendentes, apenas asumimos, y nos plantearon que tenían el problema de la salud.

“Nosotros todavía tenemos tres hospitales y tenemos 60 pueblos y, más o menos, por tres el número de parajes, entonces entre pueblos y parajes son una enormidad”.

No tenía solución, entonces lo que hicimos les dijimos: “Por qué no vuelven mañana. Le vamos a entregar a cada uno un botiquín”.

Ese botiquín lo llevaron los intendentes a cada pueblo, entraban los intendentes tocando bocina: “Nos dieron pelota, nos dieron un botiquín, antes no teníamos ni un botiquín”.

Había que ir a la curandera que les iba a dar un remedio, tal vez mejor que son los yuyos del campo.

Pero qué pasa, ese botiquín, esa conversación, el primer día ya metimos en la agenda de la provincia el tema de la salud pública.

Y tenemos… ¿A ver, dónde está la foto? Traeme la foto de Carrillo.

Y tenemos nosotros un abanderado, un abanderado en la salud pública que se llama Ramón Carrillo.

Si vos me decís que hable de salud pública yo te voy a decir que voy a hablar de salud pública Ramón Carrillo y vos ya me entendés lo que te estoy hablando.

Entonces empezamos la gran inversión.

Siempre está acá conmigo la foto de Ramón Carrillo. Este santiagueño decía: “Las enfermedades no las produce el virus y la bacteria, las enfermedades la produce la pobreza”.

Inventor, primer ministro de Salud Pública, inventó la salud, proscripto, le decían el médico de la escalera en Brasil, no lo dejaban ejercer la profesión porque no era médico allá, entonces se iba y se paraba en la escalera del hospital y se había hecho amigo de un médico que estaba haciendo la carrera, inicialmente, un practicante, y el director del hospital se dio cuenta que el practicante sabía muchísimo los derivados y le pregunta: “Cómo sabés tanto vos, más que nosotros”.

Y el chico le responde: ”No, es el médico de la escalera”.

Era Carillo que le daba letra a este médico.

Así era el amor de este personaje de la historia argentina santiagueño requerible y muy proscripto y perseguido por la Fusiladora.

Bueno, nosotros siguiendo a Carrillo nos preocupamos por la salud pública, enormemente, combatiendo la pobreza, con los planes de vivienda hemos terminado con el mal de Chagas en San Luis como enfermedad endémica, endémica.

Hemos quemado, como dicen los libros, las escuelas ranchos y hoy son escuelas ejemplares.

Hemos seguido todas las viviendas ranchos.

Yo he estado, he ido y la he quemado porque le hemos puesto una vivienda al lado y para que nadie más la habite y para que no haya más vinchuca.

Bueno, paralelo a eso, hoy San Luis tiene más de 140 hospitales.

Teníamos tres, y hoy tenemos 140 y estamos construyendo este hospital… ¿Por qué no me conseguís la foto?

Traeme la fotito del hospital.

Lo empezamos hace un año y creo que lo vamos a inaugurar ahora en diciembre.

Tiene 400 camas, 14 quirófanos, 14, es uno de los hospitales más grandes de Argentina y me atrevería a decir de Suramérica.

Lo vamos a construir en un año y pico.

Va a tener robótica e inteligencia artificial, supera a San Luis.

Bueno, derecho a tener un hospital y que puedan venir de otras provincias argentinas a atenderse.

Hecho con nuestro presupuesto, sin deuda, con nuestra platita.

Lo vamos a terminar con presupuesto equilibrado, sin déficit, etc., etc., etc.

Bueno, las culturas originarias ya lo nombré, salud, vivienda.

Bueno creo que he respondido a casi todas las inquietudes.

El secreto es: “Una patria justa, libre y soberana”.

Termino con esta parte así, miren, una vez hicimos una actualización doctrinaria, perdón, porque paralelo a esto que es un elemento, llamémosle una mirada para atrás, lo de la patria libre, justa y soberana, hay un concepto que nosotros lo tenemos hasta los tuétanos que es: Aceptar los desafíos de los tiempos.

Nosotros nos iniciamos en la era agraria, alcanzamos, rápidamente, la era industrial.

Hoy estamos casi, absolutamente, adentro de la era digital, y estamos concluyéndola con el mundo.

Era en la que todavía la Argentina no entra, la era digital.

Y ya estamos en la era de la robótica y nosotros ya tenemos chicos en las escuelas que han ganado premios en robótica y cuando dicen San Luis, no dicen San Luis dicen Argentina porque somos los únicos en la Argentina que se presentan a estos eventos internacionales.

(Muestra las fotos del hospital)

Acá está el hospital que, prácticamente, se ve así hoy, no sé si alcanzan a ver la foto.

Está acá al lado de las Terrazas del Portezuelo, es además una belleza arquitectónica con todo lo que significa.

Estas terrazas también las hicimos en un año, las Terrazas del Portezuelo.

Son 90000 metros cuadrados cubiertos y semi cubiertos y costaron, más o menos, 100 millones de dólares sobre un terreno de 200 hectáreas que era un basural que tuvimos que traer agua, luz, Internet todo acá.

En un año, cuando hubo que traer los muebles, la problemática fue que los muebles salían más caros que el edificio, yo dije no, yo no pensaba que íbamos a pagar eso.

Vamos a hacer así, yo quería inaugurarlas el 25 de mayo, era 12 de mayo.

Vamos a hacer así, el sábado 14, 15, por decir, yo voy a venir acá y voy a traer los muebles, tráiganme un camión de vialidad, voy a subir los muebles del gobernador en un camión de vialidad y los voy a llevar allá.

Vamos a usar los mismos muebles.

Bueno, fui el sábado, empecé a cargar los muebles, me ayudaron, los trajimos y yo les dije bueno muchachos el que quiera venir a verme a mí que se venga con los muebles acá y ocupen todos los ministerios, y así sucedió.

No gastamos un mango en muebles.

Y acá estamos en un año.

Cambió la historia de San Luis arquitectónica, demográfica con el traslado que deja de ser la Casa de Gobierno en el medio de la ciudad, soportar los lobby’s del bar de la esquina.

Ahora tenés una mirada que ves la salida del Bebedero allá, la Sierra de San Luis allá, la Punta por el otro lado, la ciudad de allá, el lujo de autopista por el otro lado, el sur que se abre con su Pampa para allá, la Sierra de San Luis, es otra manera, es otra manera. Bueno, esto lo logramos, cómo, con estas características.

Si vos tenés las finanzas claras, la administración correcta y tenés la selección de los objetivos correcta vas curando las heridas, los dolores y vas proyectando hacia el futuro.

Nosotros tenemos el 50% del total de la autopista de la Argentina, la Argentina, supongamos tiene 4000, nosotros tenemos 2000 con platita nuestra ¡Eh!

Cómo sabés si gobiernan bien, deciles: A ver cuántos son las cuentas que tenés vos para inversión, a ver dónde está la plata de la inversión.

Acá está.

Sacá la cuenta, 60000 viviendas, kilómetros de autopista, energía, electricidad rural más de no sé cuántos miles de kilómetros.

Nosotros teníamos 9 diques, hoy tenemos 16 diques, diques, grandes presas, grandes presas, estamos igual que Córdoba en cantidad, todo con el esfuerzo nuestro.

Bueno, hoy hemos firmado convenios con las naciones muy interesantes sobre algunas obras que nos vamos a ayudar, vamos a hacer en conjunto y estamos muy felices, además porque eso nos va a permitir hacer más.

Bueno, si nosotros tenemos los ADN peronistas y sabemos, estos ADN los cumplimos y aceptamos los desafíos de los tiempos, entonces San Luis le permite estar con plenas campañas, luchando contra el calentamiento global, con planes de reforestación, porque tenemos problemática del medio ambiente, con planes de reforestación gigantescos, estamos en el mundo digital, estamos en el mundo de la robótica, estamos con toda la problemática que plantean los derechos humanos que van caminando y nos van mostrando caminos, nosotros los vamos abrazando.

Bueno, me parece que ese es el camino de San Luis.

ACAPI:-Nos quedó clarísimo Alberto, el secreto era ser peronista entonces. Iba por ahí. Era por ahí.

Alberto: No hay otro.

¿Cómo hicimos todas estas transformaciones?

De alguna manera fue una administración prudente, dirigir las cuentas de inversión, gran participación del Estado en la economía, con mucha planificación y con los objetivos en las cosas que son prioritarias.

Ahora, por ejemplo, tenemos todos los dineros puestos en salud, por supuesto que en algún otro rubro, pero estamos, de alguna manera, sub ejecutando todos los presupuestos porque está todo puesto en salud.

Esto es importante saberlo porque todo el mundo piensa que los gobiernos van a terminar quebrados, no necesariamente, no necesariamente.

Porque, si bien, todos los gobiernos están recibiendo menos impuestos y las finanzas han decrecido, por otra parte están sub ejecutando todos los programas porque uno tiene el programa en cultura, bueno, supongamos, el programa de cultura está el Teatro Colón, pero el Teatro Colón no está funcionando o su equivalente en cada provincia, tenemos los festivales de no sé cuántos, pero no hay festivales, tenemos el evento deportivo tal, pero no está el evento deportivo, está la construcción de tal cosa que no la estamos haciendo, entonces se están sub ejecutando todos los presupuestos y los dineros van a salud que la nación está ayudando mucho, así que tampoco hay que creer que los estados van a quedar flacos.

Por eso es muy importante el rol del Estado luego de la pandemia favoreciendo la reconstrucción económica que así lo vamos a hacer en San Luis.

Si con toda la pandemia encima y con todo lo que ha decrecido la coparticipación federal y los impuestos internos, los ingresos provinciales nosotros estamos lejos de una situación de finanza peligrosa o una luz anaranjada o roja en las finanzas.

Y todavía tenemos fondo anticrisis para seguir soportando esta situación que llevamos.

Nosotros creemos que el 17 d octubre el kilómetro cero está allí en Berisso, Ensenada, el kilómetro cero el 17 de octubre, La Plata, Avellaneda, y empezaron a venir de todo el gran Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, los descamisados que tenían prohibido entrar a la Plaza si no era con traje y corbata.

Por eso dijeron: “Mira, vienen descamisados, horroroso”.

Bueno, nosotros, orgullosamente, descamisados, pero eso que pasó en la Plaza de Mayo también pasó en el interior del país.

Perón, en el interior del país.

Perón, tan lejos del resto del país.

¿Cómo es que estaba el corazón de los demás argentinos.?

El 15 de enero de 1944, un año y medio antes del 17 de octubre, 17 de octubre del 45’, estamos hablando de enero del 44’, a las nueve menos diez, no sé qué de la noche, terremoto de San Juan, devastado San Juan como si hubiese sido bombardeado por una Guerra Mundial, la segunda Guerra, igual que una escena de bombardeos en la Guerra Mundial, así estaba San Juan por un terremoto, Perón acude a abrazar al pueblo de San Juan y todas las provincias argentinas, guiados por ese entusiasmo, vamos a San Juan a ayudarlo.

Yo me entero que Rosendo Hernández fue un gran corredor de autos que le gano una vez un gran premio en casi un mano a mano con Oscar Gálvez un tremendo piloto que es nuestro ídolo en automovilismo se llama Rosendo Hernández.

San Luis, Rosendo Hernández,  eso fue en el 52’, el que manejó el auto a San Juan llevando los médicos de San Luis era Rosendo Hernández, a pedido de Perón, el interior abrazó a Perón porque nos entiende.

Federico Cantoni que era un genio, un revolucionario, que fue la primera la provincia de San Juan que estableció el voto femenino, la provincia de San Juan antes que Evita, el sábado inglés, los derechos sociales, antes que el peronismo, cuando vio a Perón que traía a San Juan dijo: “Yo disuelvo el partido, este tipo es un genio”.

Y disolvió el Partido Bloquista y se afiliaron y apoyaron a Perón.

Mirá un tipo con tantos antecedentes de…, bueno qué te quiero decir, Perón entendió lo que es la reconstrucción y los argentinos lo abrazamos a Perón en el interior lo nacionalizó a este líder del centro de la Argentina que es Buenos Aires.

Lo nacionalizó, lo entendimos, por eso el peronismo es argentino, es de todos y Perón es de todos.

Qué hizo Perón reconstrucción, qué se hace a un país desbastado reconstrucción, qué situación estamos viviendo ahora, economía de guerra, economía de guerra.

Cuando están las fronteras cerradas, cuando está cerrada la economía.

En vez de producir hoy aviones que no pueden volar tenés que producir respiradores, te lo dice la economía.

Bueno, después de una guerra viene una post-guerra.

Bueno acá esperá, terremoto de San Juan respuesta de Perón, inundaciones.

Qué respuesta, años de inundaciones. “Apurate José que se viene el agua”.

¿Y? Bueno, ahora es una crisis enorme y entre comillas una oportunidad y eso ya lo sabemos.

Cómo se sale de la crisis.

Por arriba, lo sabemos, es de libros.

Qué dice Perón, reconstrucción.

Qué hizo Perón en el 73’, reconstrucción nacional, vengan los industriales, vengan los trabajadores, vengan los empresarios, Gelbard sentate al medio, dale pivotea esto, Ignacio Rucci sentate.

Es de libros, después de la devastación viene la reconstrucción y una economía de post-guerra.

Si no queremos ver lo de la Argentina, que lo tenemos que ver porque lo hizo Perón, en cuatro años hizo la revolución.

Viste que acá necesitamos no sé cuántos.

No, cuatro.

El 17 de octubre del 50’ ya estábamos leyendo “Las veinte verdades”, ya teníamos hecho todo.

Bueno, economía de reconstrucción, de post-guerra.

Miremos Europa, Plan Marshall reconstrucción, Unión Europea, se unen, este Mercado Común Europeo, se unen Alemania y Francia y arman el Euratom, el carbón y el petróleo y después la energía atómica.

Son tratados que se hacen, inmediatamente, de post-guerra.

Eisenhower, inmediatamente, después de la guerra qué tiene que hacer reconstruir la cultura con el cine, con Doris Day y la película esa para reconstruir la familia que venían todos destrozados y después se manda un plan de autopista de 70.000 kilómetros de autopista en Estados Unidos.

Solo lo ha superado China que tiene 140000 kilómetros, no sé cuántos.

Bueno, 70000 kilómetros de autopista donde todos los intendentes y gobernadores le decían: “Pará dejá de hacer autopistas” “Hacela pasar frente a mi casa”.

Entonces Eisenhower dice: “No, esto es seguridad nacional, no pasa frente a tu casa, pasa por donde tiene que pasar, lo licita el Estado nacional y hacemos”.

Entonces vos ves el país, las máquinas andando, el cine que te está protegiendo, la cultura, lo estoy sintetizando y haciendo chiquito, política de reconstrucción, Plan Marshall, Argentina del 73’ de Perón, se llama política de reconstrucción, de post-guerra, qué viene, qué hay que hacer, la economía y la vida.

¿Qué tenemos que producir, bueno, en salud respiradores y esperar la otra pandemia que será de otro nombre o lo que fuere porque se viene una detrás de otra por el tema del calentamiento global y toda esta problemática.?

Bueno, y ¿qué hay que producir?

La economía y la vida.

Y qué es la economía y la vida, bueno, muchachos, ¿qué vamos a hacer si el problema va a ser el hambre y la desocupación?

Hagamos alimentos si eso es lo que va a consumir la gente, es lo que necesita.

Vamos al alimento, a la agroindustria, y ¿qué vamos a hacer?

-Tenemos que vestirnos, pues ropa, y los vestimentos, y tenemos que comunicarnos, pues los teléfonos, y el mundo del Internet, así es la economía y la vida.

Y la construcción, todo lo que signifique la construcción.

Economía de la vida, eso es lo que viene después en una post-guerra con un rol del Estado planificador.

El estado tiene que planificar, tiene que planificar porque si no nos pasa como el tema del presupuesto vos tenés presupuesto deficitario y la pregunta es: ¿Quién va a pagar el déficit, los trabajadores con la inflación?

¿No escucharon que se habla de eso? o ¿Lo van a pagar los empresarios con impuestos?

Por un lado la inflación está, por otro lado el impuesto a la riqueza está.

¿Vos creés que con esta situación las perspectivas son positivas? No.

Bueno, entonces vos tenés que tener un plan para todo, un plan de reconstrucción, un plan para los medios de comunicación, de todos los temas un plan.

Bueno, Perón inventó eso y las Naciones Unidas tiene la Agenda 2030, 2030, yo he escuchado por ahí que las agendas son de un año, eso no existe, las agendas son mucho mayor.

Es bueno lo de la década porque cada tiene como un título.

Las décadas se van titulando según los logros que se han alcanzado.

Este siglo XXI viene marcado por los derechos de la mujer.

Todas estas transformaciones, las hicimos con lo que fué una administración prudente, dirigir las cuentas de inversión, gran participación del Estado en la economía, con mucha planificación y con los objetivos en las cosas que son prioritarias.

Ahora, por ejemplo, tenemos todos los dineros puestos en salud, por supuesto que en algún otro rubro, pero estamos, de alguna manera, sub ejecutando todos los presupuestos porque está todo puesto en salud.

Esto es importante saberlo porque todo el mundo piensa que los gobiernos van a terminar quebrados, no necesariamente, no necesariamente.

Porque, si bien, todos los gobiernos están recibiendo menos impuestos y las finanzas han decrecido, por otra parte están sub ejecutando todos los programas porque uno tiene el programa en cultura, bueno, supongamos, el programa de cultura está el Teatro Colón, pero el Teatro Colón no está funcionando o su equivalente en cada provincia, tenemos los festivales de no sé cuántos, pero no hay festivales, tenemos el evento deportivo tal, pero no está el evento deportivo, está la construcción de tal cosa que no la estamos haciendo, entonces se están sub ejecutando todos los presupuestos y los dineros van a salud que la nación está ayudando mucho, así que tampoco hay que creer que los estados van a quedar flacos.

Por eso es muy importante el roll del Estado luego de la pandemia favoreciendo la reconstrucción económica que así lo vamos a hacer en San Luis.

Si con toda la pandemia encima y con todo lo que ha decrecido la coparticipación federal y los impuestos internos, los ingresos provinciales nosotros estamos lejos de una situación de finanza peligrosa o una luz anaranjada o roja en las finanzas.

Y todavía tenemos fondo anticrisis para seguir soportando esta situación que llevamos.

Hay 2019

Se reunieron los gobernadores peronistas, miren lo que estoy diciendo, los gobernadores peronistas en el CFI y llegaron a la concusión en 2017, que había sido las elecciones en setiembre y se tienen que haber reunido en noviembre o diciembre, llegaron a la conclusión «no hay 2019», no hay ninguna chance en «2019, tampoco» dijo una, uno, une, dijo tampoco en 2023, entonces ahora hicieron un programa de cómo llevarse bien con Macri, bueno, yo no fuí a esa reunión, pero viene la persona que había ido a representarme y me lo contó azorado.

Entonces yo lo único que hice fue cambiar la frase y dije, miren para el peronismo, a mí me enseñaron que el peronismo es un lugar donde yo vengo y deposito los sueños y el peronismo me dice vení dame tus sueños que son los mismos que tenemos todos y los vamos a cumplir.

Entonces a mí me estaban diciendo no hay 2019, mirá Alberto, no hay más sueños.

Además no tenés por qué soñar ni vas a cumplirlo.

A mí eso no me gustó y entonces dijimos “Hay 2019” y todo el mundo entendió, el pueblo peronista, esto porque es tan fácil entender que ayudó mucho, etc.

Yo soy, profundamente, respetuoso del gobierno nacional de Alberto Fernández, anhelo que le vaya, maravillosamente, bien, lucho para que le vaya bien, quiero que le vaya bien y todo, lo apoyo y tengo un gran diálogo.

La Deuda Externa

Yo no he compartido una solicitada sobre la deuda externa, no tengo otra posición, creo que en eso el gobierno se ha equivocado, ha legitimado o, al menos, no ha puesto los puntos que hay que poner sobre la cuestión deuda externa que como es un tema muy largo no lo desarrollo, pero todos suponen lo que pienso.

Qué me parece a mí, hay un pecado inicial en el gobierno que no es culpa de Alberto Fernández, es de todos, no sé quién, bueno, Fuenteovejuna, no sé de quién es la culpa, pero los gobiernos tienen que tener un programa, el programa te da legitimidad, entonces si vos tenés un programa y vos decís: -«Miren mi programa es libertad a Milagro Sala y todos los presos políticos, mi programa es «No a la deuda externa», «Fuera el Fondo Monetario, mi programa es «Paritarias ya», mi programa es…

Bueno, yo llego al gobierno y que fácil me resulta, si la gente me votó, decir ahora mando la ley, la legislación, lo que fuere para solucionar la cuestión presos políticos, señores del FMI, vieron cómo votó la gente, bueno, sentémonos a hablarlo y vamos a ver cómo hacemos las cosas razonablemente.

Es mucho más fácil, se llama legitimidad, te la dan los votos y vos le dijiste a la gente lo que vas a hacer, sino, bueno, después alguien no te entiende.

Este problema lo llevamos ab initio y no se ha remediado porque, de alguna manera, las voces que vienen del gobierno parecen decir, no es importante un programa, vendrá después, después lo haremos, alguna vez escuché no hay planes, no creo en los planes.

Bueno, esto de que no hay planes o no creo en los planes o lo que fuere no es correcto.

No estoy de acuerdo, yo pienso distinto.

Mi plan es no tener plan se llama neoliberalismo.

El peronismo es mi plan.

Tener un plan  sobre la economía, sobre la infraestructura, sobre los caminos, sobre la Marina Mercante, aviones, sobre transporte, sobre educación, en cada uno hay un plan, objetivos, metas a cumplir, pasos, tiempo, esfuerzo, sacrificio, dirección, todo eso es energía, energía.

Bueno, esto es, yo pienso, que bien le vendría al gobierno tener un plan.

Que bien nos vendría a nosotros los peronistas orientarnos o que nos orientemos todos en un plan.

Con qué placer vamos a ver cómo se cumple el plan, con qué placer vamos a dar nuestra energía para que el plan avance hacia los objetivos.

En esta época de la era digital las decisiones se toman a la velocidad del zapping.

Un chico de once meses le das la Tablet, entra, con el chupete en la boca o el biberón entra solito a la Tablet y se pone y entra a las figuras que quiere, vamos a suponer el comic que le gusta o el dibujo animado que le gusta, entra, usted le pone al chico la misma figura en una foto al costado, al chico le va a llamar la atención que sea la misma figura, va a dejar la Tablet y se va a ir al papel va con los deditos a mover la figura y va a ver que no puede interactuar con la figura, se va a mirar el dedo pensando que es el dedo de él el que tiene problema, va a volver a la Tablet, va a mover y la Tablet va a responderle, entonces va a volver al papel, va a insistir y lo va a tirar al papel.

Ese chico de once meses que es un nativo digital resolvió entre el mundo digital y el mundo gráfico lo resolvió en 10 segundos, 20 segundos, resolvió.

Nosotros, inmigrantes digitales, ese problema no lo podemos resolver porque vamos a la Tablet en algunos temas y en otros vamos al papel, tenemos un doble discurso con la Tablet y el papel.

Entonces los gobiernos, al igual que avanzan la ciencia y la técnica, deben resolver los problemas a la velocidad del zapping.

Yo pienso que el gobierno debió…, que es de libros no es que yo soy un genio ni nada, lo sabemos todos, los problemas debió resolverlos y el plan presentarlo en los cien primeros días que es donde más energía tenés.

Los cien primeros días están todos muditos en la oposición, no pueden ni hablar están aplastados por los votos y vos estás con todo el entusiasmo y la energía, ahí hacer las cosas.

Bueno, si te retardás, después pasa lo siguiente pone la agenda el adversario, cuando te pone la regla el adversario te va a marcar el siguiente rumbo, y escúchenlo porque esto es de libros, primero el neoliberalismo, arreglá el problema de la deuda, te va mirar, te va a aplaudir, ahora te va a decir, ahora hablemos del dólar,porque el dólar, la cotización del dólar y cómo es el dólar y si vos te preocupás solo por el dólar estás hablando solo de la distribución de la riqueza, dólar, inflacioná, devaluá, pasale los problemas a los trabajadores, dejalos desnudos.

Entonces de los 75 que tienen los patrones y el 25 los trabajadores, quizás en este momento, si es que no es menos, con una devaluación pasan a tener el 10 y el 90% para los empresarios.

Arreglá la deuda, hablá del dólar, hablá del dólar ¡Ah! hablá del dólar.

Es mi crítica ¿y después sabés lo que te van a decir?

¡Flexibilización laboral para que haya inversiones!

¡Flexibilización para que haya inversiones!

Baje los impuestos, seguí inflaxionando, pasale el problema a los trabajadores.

Es de libros muchachos.

Néstor Kirchner

Bueno, yo voy a decir algo,  yo no me llevé bien con Néstor Kirchner.

Puede haber sido culpa mía, puede haber sido culpa de él puede haber sido culpa de los dos.

No nos llevamos bien.

Quedamos con muchos dolores.

Pero Kirchner hizo algo extraordinario: “Presupuesto equilibrado”.

Entonces pudo dialogar con la sociedad.

Presupuesto equilibrado, de alguna manera Duhalde devaluó, hizo la tarea sucia y a Kirchner le quedó ahora y entendió los ADN, presupuesto equilibrado, eso no es conservador, eso es ideología del marxismo-leninismo, de Juan Domingo Perón, de los conservadores de ultranza, las más puras ideologías plantean esto porque lo demás termina viendo a ver quién paga los platos rotos.

Lo están viendo, bueno, presupuesto equilibrado eso fue una muy buena decisión.

Tribunales de New York

La diferencia está por este tema de la deuda externa que yo no comparto para nada la posición en el sentido de darle atribuciones al juez Griesa, cederle la soberanía nacional al juez Griesa.

Eso no es necesario hacerlo, se hizo y yo no estoy de acuerdo, y ahora mismo no estoy de acuerdo que sigan siendo los jueces de Nueva York y jueces de Italia y jueces de distintas partes del mundo que todos van al juez de Nueva York porque es más fácil.

Ustedes saben, cuando hubo el problema de los fondos buitres, qué hizo Griesa con el abogado argentino, está en los diarios, le preguntó, porque ¡No podía creer Griesa que nosotros fuéramos a los pies del tribunal de Nueva York!

Le preguntó primero: ¿Ustedes están de acuerdo con la prórroga de jurisdicción a un tribunal de Nueva York?

La delegación argentina dijo: Sí.

¿Usted está de acuerdo que el juez de la causa sea el doctor Griesa?

La delegación argentina dijo: Sí.

¿Ustedes están de acuerdo en que la decisión que tomen sea pato o gallareta, la van a aceptar?

Y la delegación argentina dijo: Sí.

Bueno, en esta parte yo no estoy de acuerdo.

Permítanme, que no significa denostar a nadie, es otra idea, otro concepto, yo en eso no estoy de acuerdo.

Yo rescato, enormemente, la inteligencia del señor Kirchner de presupuesto equilibrado.

ACAPI: ¿Qué mirada tenés del roll de la comunicación y el periodismo y de qué modo, desde los sectores populares, podemos contrarrestar el discurso hegemónico?

ARS: Mirá, yo he tomado clases de posgrado en universidades del mundo.

Lo primero que hace el profesor universitario, en cualquier parte del mundo, es que te pone el email, correo electrónico, comunícate conmigo acá y te dice así, por ejemplo en España te dice, yo soy monárquico.

Y comienza las clases, acá tenés mi email, decime lo que quieras, soy monárquico.

Mirá que pasaría en la Argentina si los profesores dijeran yo soy peronista, así que cuando yo hable del 17 de octubre yo voy a ser apologético, me voy a transformar en casi un enloquecido de contar el 17 de octubre.

Y cuando hable del fusilamiento de Valle voy a ser insultante contra Aramburu y cuando llegue la tragedia de Ezeiza capaz que hasta me haga el boludo y no te cuente nada.

Bueno, esto cómo cambiaría que un profesor ahora te diga, yo soy radical, te voy a hablar por qué nosotros nos indignamos porque los peronistas querían, en la Constitución del 49’, poner en el preámbulo “Una patria libre, justa y soberana”, porque por eso se fueron.

Bueno, pues tendría que explicarle a los chicos, yo soy radical y me indigné por eso y te voy a contar el por qué.

Pero soy radical.

Entonces ahí las reglas del juego son claras.

Me parece a mí que los comunicadores tienen que hacer la tarea de hablar de la realidad con mucha fuerza, con mucha energía, aclarándole, no mintiéndole, diciéndole, mirá yo soy de esta posición.

Esto es muy bueno, yo creo que los diarios más importantes del mundo uno la tiene clara de qué son.

Acá los diarios hegemónicos o lo que fueren, se disfrazan de guachos, la juegan de objetivo y tratan de cazar caza bobos, te hacen que vos participés en algún reportaje para después decir mirá que amplios que somos.

Esto no está bien, a mí me parece que no está bien, a mí me parece que cada uno diga lo que tiene que decir desde su posición y es muy bueno.

Eso es muy bueno, muy bueno, sin máscaras, sin máscaras.

La Pedrera

La Pedrera está construida es un parque, creo que son 40 hectáreas que eran un basural que daba entre Mercedes, viene el río Quinto, el basural y viene un barrio enorme casi de 20000 habitantes, nuevo, hermoso barrio y en el medio un basural.

Ahí en ese basural hicimos este parque que integra, absolutamente, Villa Mercedes, el río Quinto, La Pedrera y el barrio que sería el Gran Mercedes.

La Pedrera, primero se diagramó el parque y cuando vimos la dificultad para transitarlo le agregamos al parque un autódromo, ya que estaba el autódromo lo hicimos el más ancho internacional y uno de los más anchos del mundo.

Ya que lo hicimos internacional lo hicimos acreditar por la Federación Internacional de Automovilismo y ahora es un autódromo que sirve para fórmula uno, si querés.

Y ya que estamos ahí le hicimos un estadio adentro, y si hicimos el de fútbol también hicimos el de básquet, y si el estadio de básquet tenía un anfiteatro adentro hicimos también un anfiteatro afuera, y afuera para hacer los desagotes le hicimos una laguna, y a la laguna qué tal si le ponemos música danzante y sirve también, y ya que tenemos el parque pongámosle un hospital, y ya que tenemos hospital pongámosle cuatro escuelas, y ya que pusimos un hospital y automovilismo porque no le ponemos, por las dudas que tenga que venir alguien en helicóptero, un helipuerto, y por qué no le ponemos unos buenos caños de Internet y le ponemos una buena iluminación, y le ponemos el sistema de riego exacto, y le ponemos la forma del césped con una buena luz y lo hicimos en un año.

Pero hicimos algo bonito, porque  viste que los estadios son de fútbol y los estadios de fútbol los alquilan para los Rolling Stones, por así decirlo, y cuando están los Rolling Stones después viene “El Muñeco” Gallardo y dice acá me dejaron la cancha hecha un desastre, bueno es complicado.

Entonces qué hicimos nosotros.

Hicimos que el estadio de fútbol tiene una parte en la tribuna es un escenario donde pueden actuar los Rolling Stones, ya tiene todo prendido, ya están todos los enchufes puestos, entonces si nosotros queremos hacer el de River-Boca a las 7 de la tarde, después que termine el partido a las 11 de la noche pueden estar los Rolling Stones, sin necesidad de hacer tanto movimiento.

Bueno, todo ese combo es La Pedrera.

Que no la publicitamos en el orden nacional porque nos sale tan caro, casi el valor de La Pedrera que Clarín o los medios hegemónicos digan que bonito lugar, lo vamos a incorporar.

Bueno, nosotros no pagamos para eso, no pagamos.

Así como hicimos como hicimos La Pedrera en un basural, nosotros todos los lugares, obviamente, basurales, llevamos el medio ambiente, los cuidados, los servicios de reciclaje, todo esto que hay ahora en el mundo moderno.

Y tenemos muchos problemas con la Cuenca del Morro que es una mezcla entre glifosatos y desertización, el bosque nativo y todo eso, y ahora tenemos la problemática de los incendios forestales.

Los incendios forestales que se produjeron en catorce provincias argentinas son todos dolosos, hechos por la mano del hombre en búsqueda de poder vender las tierras más baratas, poder suplantar el bosque nativo por soja o proyectos inmobiliarios para hacer country o lo que fuere.

Esto es, dolorosamente, así, no te venden un campo o lo venden muy caro, quemáselo.

Así que apoyamos la ley esta, yo creo que ojalá salga y sea cierto el proyecto que se había presentado planteando esta cuestión.

Que declara de utilidad pública esto y no se puede vender en 40 o 60 años entonces se recupera el monte nativo, ni subdividir, ni hacer country, ni nada de eso.

El Partido Peronista

Es importante la elección interna en el Partido Peronista, el Partido Peronista para nosotros es una herramienta electoral.

Voy a decirlo mal, discúlpenme, para entendernos, casi despreciable: ¡Oh! una herramienta electoral.

Nosotros somos el movimiento, somos más, somos la energía revolucionaria, esto es para la…, no, Perón le dio la jerarquía, realmente, electoral.

Hoy en día el movimiento, no tenés una referencia, no tenés una referencia.

Los gremios hacen gremialismo, que está bien, pero no es peronismo completo.

Gremialismo es yo defiendo a los trabajadores en la actividad de mi sector, yo ya no me ocupo del desocupado, no me ocupo del trabajador que pasó a ser pequeña y mediana industria y que sigue siendo trabajador.

Entonces el tema del gremio es importante, pero no comprende a los trabajadores y las trabajadoras y los excluidos y las excluidas y el concepto de trabajador es más amplio.

Tampoco las organizaciones libres del pueblo, tampoco convergen hacia una conducción del movimiento, entonces la única referencia que tenemos los peronistas para agarrarnos, para tomarnos, para marcar nuestra identidad es, más o menos, el Partido Justicialista.

Entonces nos parece una oportunidad interesante que haya internas en el Partido Justicialista, que no se reiteren las burocracias que de alguna manera no dejan visibilizar a la militancia.

En el avión que lo fue a buscar a Perón, Osvaldo Papaleo debe saber todos los nombres y no sé si iba Papaleo también, que debe estar allí, bueno, estaban los artistas, los comunicadores, los deportistas, los políticos, los gremiales, los trabajadores, los desocupados, estaba Hugo del Carril, bueno, estábamos todos arriba del avión.

En el avión del Partido Peronista no estábamos todos, y menos la militancia, no están las mujeres, las mujeres son tan importantes que los hombres se acuerdan de la mujer el día de la elección porque ellas buscan y ellas son las que meten las patas en el barro para traer los votos.

Es la mujer y se gana una elección

¡Gracias compañerassssss! ¡Gracias compañera que me hiciste ganar la elección!

Es así.

Tienen que estar las mujeres.

Cuando Perón en el 68’ advirtió que tenía gremios con mucha burocracia, que tenía problemas en los gremios, que tenía políticos que eran neo-peronistas, que tenía esto, que tenía aquello, bueno, dijo acá…, y tenía la resistencia incomunicada porque la Resistencia eran esto (señala hacia abajo) y estos (señala hacia arriba) eran otra y convocó a la juventud y se tuvo que reunir en Uruguay y habló de trasvasamiento generacional, los jóvenes, los jóvenes y bueno, rápidamente, los jóvenes salieron a adoctrinar entre ellos mismos, a adquirir, rápidamente, los ADN e insertarse a la Resistencia, insertarse a la Conducción, insertarse, rápido Trasvasamiento.

Tienen que estar los jóvenes, cómo no van a estar los jóvenes en el peronismo.

Bueno yo digo, si a nosotros no nos dejan hablar.

Hoy escuchaba que decían por ahí dicen los que no tienen voz pueden hablar por nosotros, nosotros vamos a hablar.

No es así. Nuestra voz no se escucha en el Partido Justicialista.

A mí no me escuchan otros medios.

Ustedes sí, pero otros medios no, cuando escuchan que hablo así no me ponen, me hacen hablar en off y después en una grabación, después ¡Uy! perdí la cinta.

Entonces ya uno…, bueno, es así.

Entonces para que nos escuchen, para que me dejen ser peronista, para poder hablar, para poder elevar una bandera, nos parece que el Partido Peronista es una oportunidad.

No es que vamos a hacer la revolución ahí, pero bueno, es una hermosa oportunidad que haya eso porque nos va a ayudar a todos.

Cuántos partidos hay lo que sería hoy el panperonismo, muchísimos, si el partido es convocante y está la militancia venimos todos acá.

Además, se supone que el Partido Peronista es la casa nuestra.

Quiero estar en mi casa, quiero ser peronista, quiero tener voz propia, no que hablen por mí, sino…, no lo que ellos hablan por mí no es lo que yo creo.

El gobierno y los consensos, gobierno, consenso, conversaciones, todo eso, eso es gobernabilidad, eso es otra cosa.

Nosotros siempre escuchamos hablar de legitimidad y escuchamos entre “Las veinte verdades” reiterar: “La verdadera democracia hacer lo que el pueblo quiere, defender un solo interés el del pueblo”, “Mejor que decir hacer”, “Mejor que prometer es realizar”.

Entonces nosotros sabemos… ¿Y Perón qué hizo?

Queremos Perón. ¿Qué es lo que queremos Perón?

Trabajo, esto, aquello, bueno esa es la revolución peronista, la del 17 de octubre.

Lo que el pueblo le pidió lo escribió y lo hizo.

¿Es tan difícil eso?

Bueno, cuando vos no hacés eso, estás haciendo otra cosa tenés que buscar consenso porque cambiando el discurso no es natural, no fluye, entonces buscás consenso, te ponen una trabita, buscás otra, acá, allá, sacame esto acá…, esto es como empezás a olvidarte de los amigos.

El consenso se llama gobernabilidad que ya lo hablábamos del gobierno de Washington, gobernabilidad es una palabra nueva, quién la inventó.

Saben quién fue el primero que la mencionó, voy a decir una antigüedad que ustedes se van a agarrar la cabeza, el único que va a escuchar es Osvaldo Papaleo, Martín también vos.

Se acuerdan que hablaban de la época de los años 70’ antes de que volviera Perón, de la Trilateral Comision, que manejaba el mundo, ellos empezaron a hablar, los círculos rojos del momento, los grupos internacionales que manejan, los peces gordos que manejan el mundo, ellos empezaron a hablar de que los gobiernos tienen que hacer consensos, tienen que dialogar, tiene que hacer pactos, para tener gobernabilidad.

Como los gobiernos han mentido, han perdido la legitimidad y van a hacer otra cosa que lo que prometieron, dijeron o lo que no dijeron.

Como van a hacer otra cosa han perdido la legitimidad inicial y buscan la gobernabilidad.

Eso es la gobernabilidad, es un invento de los últimos tiempos hecho por las clases dominantes para favorecer gobiernos débiles, busquen consenso-gobernabilidad.

Qué consenso tenés si vos decís que vas a gobernar para los trabajadores y te votaron por eso y tenés a los trabajadores atrás.

Cuando cambiás las cosas necesitás consenso porque ya te van a empezar a mirar fiero del otro lado.

Bueno, esto es lo que pienso de los gobiernos consensos gobernabilidad.

Yo y los ADN peronistas se llama legitimidad, se llama hay que hacer lo que el pueblo quiere, lo que prometés lo realizás y mejor que andar prometiendo es hacerlo.

Disculpen, yo hablo así exagerado.

ACAPI: -Gracias Alberto, como decía el General: “Le prometieron todo y no le daban nada así que decidí invertir”. No le prometí nada y le di todo.

La tuya ha sido una clase magistral, nos pareció muy interesante que pudieras contar todo lo que contaste, porque no todo el mundo tiene por qué saberlo, y también que expongas tu posición y eso ha sido en un par de ocasiones muy concretas, el único que no firmó lo que firmaron todos los demás gobernadores.

Si seguimos la línea del peronismo creo que es bueno decir en lo que uno no está de acuerdo, forma parte del mayor valor del peronismo que es la honestidad, y el que calla otorga y el que dice todo lo que piensa tiene todo el derecho de apoyar y de sumarse al proceso del peronismo con su opinión y su mirada.

Te agradecemos, enormemente, todo este tiempo que te has tomado con nosotros.

FIN