Este domingo por la madrugada murió por Covid-19 el director de Radio Cadena 3, Mario Pereyra.

UNO MENOS

Se fue así uno de los más grandes voceros de la derecha, adulador y cómplice de genocidas, reforzador de discursos machistas, operador político a cambio de pauta y enemigo del derecho de les trabajadores. El Cordobesismo pierde a su máximo influencer antiderechos, promotor de gatillo fácil y el desmonte.

 

 

La tinta

 

#HOY Este domingo por la madrugada murió por Covid-19 el director de Radio Cadena 3, Mario Pereyra. Paradójicamente, el comunicador falleció hospitalizado en Córdoba tras alimentar durante meses un discurso anticuarentena.

Se fue así uno de los más grandes voceros de la derecha, adulador y cómplice de genocidas, reforzador de discursos machistas, operador político a cambio de pauta y enemigo del derecho de les trabajadores. El Cordobesismo pierde a su máximo influencer antiderechos, promotor de gatillo fácil y el desmonte.

Nos enseñaron a dar condolencias ante todas las muertes. ¿Cómo compadecerse de quien hizo tanto daño? No vamos a romantizar la muerte, así como no vamos a olvidar quién fue Pereyra. Lo que en realidad nos duele es el odio que desde hace décadas sembró en Córdoba uno de los más poderosos empresarios y comunicadores que supo hacer eco de los surcos conservadores, anti populares y eclesiales de la docta.

El anarquista Osvaldo Bayer hablaba sobre el derecho a celebrar la muerte del tirano: ”No como regla ni como costumbre. Sólo como llamado de atención a los del poder omnímodo: ninguna violencia de arriba es gratuita. Siempre se va a volver contra el que la inició”.

Murió el campeón de #ColegasNoSon