Elijo este título porque nos toca asumir que sin democracia interna en el PJ la democratización será una quimera.

DEMOCRATIZAR ES LA TAREA

Por Alessandra Minnicelli

La normativa que rige la vida democrática interna del Partido Justicialista facilita que ningún obstáculo atente contra el principio de participación para facilitar que en el proceso de selección de autoridades todos, quienes quieran participar puedan desempolvar el “bastón de mariscal” del que hablaba Perón.

 

 

Por Alessandra Minnicelli

Identidad Colectiva

Octubre 11, 2020

 

Elijo este título porque nos toca asumir que sin democracia interna en el PJ que garantice la amplia participación de todas las listas que deseen presentarse en las próximas elecciones internas la democratización será una quimera.

La normativa que rige la vida democrática interna del Partido Justicialista facilita que ningún obstáculo atente contra el principio de participación para facilitar que en el proceso de selección de autoridades todos, quienes quieran participar puedan desempolvar el “bastón de mariscal” del que hablaba Perón.

Las elecciones internas deben formalizarse y facilitarse de manera tal de ampliar – y no restringir- la capacidad de participación de las voluntades que adhieren a nuestro espacio político y hoy más que nunca deben encontrarse reflejados todos los sectores que integran el partido y para ello los dirigentes territoriales y las mujeres en las listas para la conducción del partido son necesarias para asegurar el desenvolvimiento institucional y la vida partidaria.

Quitar todo escollo e interpretación forzada que cercene el principio de participación dará al proceso de elección interna de autoridades la validación que la hora demanda para que cada uno de los afiliados sea un actor fundamental en la vida democrática interna y se sienta real participe del gobierno y administración del Partido, en la elección de autoridades, en la definición de candidatos a cargos electivos pero sobre en el debate, amplio y constructivo que la mayor representatividad garantiza como aporte a la causa nacional

El Partido Justicialista debe y puede, a partir de su democratización vincular a los distintos sectores –sindicatos, gremios, trabajadores- que integran el movimiento peronista, articulando así a todas las fuerzas sociales en este momento histórico inédito que está atravesando nuestro país como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Las mejores propuestas deben acompañar desde la vida partidaria, la gestión del gobierno nacional  de allí la importancia de ampliar y garantizar el derecho a elegir a quienes representen al Partido Justicialista desde una  convocatoria amplia y plural, mediante los mecanismos más idóneos y eficaces eliminando proscripciones y facilitando una fluida participación dentro del Partido Justicialista en el marco de lo que nuestra Constitución Nacional estableció para la vida de democrática de los Partidos Políticos al definirlos (ART 38 ) como instituciones fundamentales del sistema democrático para organizar la vida política de nuestro país.