nuestro derecho a la esperanza está intacto y basado en sólidos fundamentos racionales y no en meros voluntarismos o fantasías.

DECLARACION DE ASOFIL: «NUESTRO COMPROMISO CON LA DEMOCRACIA Y SUS INSTITUCIONES»

La democracia argentina ha ingresado en estas últimas semanas en un territorio sumamente peligroso: el de un obstruccionismo a ultranza de gran parte de la oposición política, lo cual dificulta gravemente la capacidad de gobernar con la autoridad que el Pueblo argentino invistió a sus autoridades legítimas, hace apenas nueve meses.

DECLARACIÓN

NAC&POP
19/09/2020

La democracia argentina ha ingresado en estas últimas semanas en un territorio sumamente peligroso: el de un obstruccionismo a ultranza de gran parte de la oposición política, lo cual dificulta gravemente la capacidad de gobernar con la autoridad que el Pueblo argentino invistió a sus autoridades legítimas, hace apenas nueve meses.

Se trata de una situación muy grave, en tanto y en cuanto, afecta no sólo al sistema político y a sus actores, sino al Pueblo todo y esto en medio de una crisis sanitaria de orden mundial que exige más que nunca unidad en la acción, inteligencia en el manejo de los recursos y una decidida vocación solidaria que predique con el propio ejemplo y con el desprendimiento de cualquier interés particular o de facción política, hasta el momento en que esto sea necesario y posible.

El sistema democrático argentino tiene perfectamente definido ese calendario y los esfuerzos científicos, económicos y políticos concentrados a nivel mundial, anuncian la aparición en algunos meses más de vacunas u otros paliativos que harán posible el dominio de la actual pandemia o mitigarán sus efectos letales.

Por tanto, nuestro derecho a la esperanza está intacto y basado en sólidos fundamentos racionales y no en meros voluntarismos o fantasías.

Por esto mismo es doblemente sospechoso que –cuando el esfuerzo hecho entra en esta etapa de mayores esperanzas- cierta oposición ciega y sorda reduplique sus esfuerzos para hacerlo todo más difícil, más sacrificado y menos esperanzador.

Aún sin vacunas impulsa a la gente a la calle -que siempre fue el escenario de las disputas políticas y que si hoy están vacías de la presencia popular es por razones estrictamente sanitarias- provocando así un verdadero festival de contagios que día a día pone las cosas peor y ya no sólo en los grandes centros urbanos sino en todo el país.

¿Así se defiende la vida, el progreso económico y las libertades públicas; haciendo crecer de a miles el número de muertos e infectados?

Se impide deliberada y groseramente el normal funcionamiento del Congreso Nacional, retrasando la sanción de leyes fundamentales para la marcha constitucional de la nación.

¿Qué clase de” republicanismo” es éste que se invoca en vano, tomándonos por tontos y jugando con la paciencia y honestidad de nuestro Pueblo?

Finalmente, ¿por qué esta alianza y defensa a ultranza de los intereses de los grandes grupos económicos concentrados, como si fueran propios del pueblo que deberían representar?

El actual gobierno nacional les ha tendido una mano para trabajar juntos en esta emergencia; les ha dado la oportunidad de volver a ser la oposición responsable y seria que la democracia argentina necesita, incluso está pagando un costo político por hacerlo, entonces ¿por qué no lo aprovechan y disminuyen esa dosis de odio que les está comiendo la razón y el corazón?

¿Por qué no vuelven a entender –como otrora lo hizo cierta derecha argentina- qué sólo en el seno de su propio Pueblo tienen alguna razón de ser?

Recuerden que -pasado cierto límite- ya es muy difícil volver. Aun cuando su principal dirigente haya regresado al país y los exhorte a saltar al vacío

°°°°°°°°°°°°°°°
Se adjunta planilla con las 4608 adhesiones recibidas al cierre,

según orden de ingreso de las firmas al sistema