“Nunca Más es Nunca Más”, pero todavía sigue pasando, en nuestro gobierno porque sigue habiendo compañeros y compañeras que están privados de la libertad.

MARIOTTO: «ESTAMOS FRENTE A UNA OPERACIÓN DESTITUYENTE»

Por Gabriel Mariotto (FOTO)

Estamos en una operación, absolutamente destituyente, esta gente no tiene ningún apego por las instituciones, por eso, por eso estamos a tiempo de tomar la medida que no tomamos el 10 de diciembre, cuando asumimos la presidencia de la Nación, digo cuando asumimos porque todos formamos parte de este Frente tan ampliado que se ha construido.

Por Gabriel Mariotto *

NAC&POP

08/09/2020

¡Buenas tardes Lali, Julio, compañeros y compañeras! es un gusto saludarles y reflexionar sobre este grave problema que estamos atravesando.

La televisión de este momento es imposible, todos los canales en «operación de lija gruesa» con el gobierno, con nuestro Gobierno, con nuestras instituciones, con la Democracia.

Le están pasando la lija gruesa.

Tienen tiempo para encontrarle la lija fina y llevar adelante el plan siniestro que anunció el ex presidente Eduardo Duhalde, lo anunció, no hizo una descripción para que tomemos medidas, precauciones y cuidados para que no ocurra lo que el Círculo Rojo está predicando y que encontró un vocero especial, en este caso un ex presidente de la Nación.

Estamos en una operación, absolutamente destituyente, esta gente no tiene ningún apego por las instituciones, por eso, por eso estamos a tiempo de tomar la medida que no tomamos el 10 de diciembre, cuando asumimos la presidencia de la Nación, digo cuando asumimos porque todos formamos parte de este Frente tan ampliado que se ha construido.

Cuando Cristina Fernández decidió que Alberto Fernández fuera el presidente nosotros activamos la apotema de nuestra marcha “Todos unidos triunfaremos», nadie discutió nada, no se cumplió tal cual lo planteo el gobernador Alberto Rodríguez Saá, lo que todos impulsábamos que era la regla de juego para definir los candidatos y el programa tan importante para el peronismo tener un programa.

Cuando digo el peronismo digo este Frente tan ampliado que nació el 17 de octubre, con radicales, socialistas, comunistas, conservadores, o sea, no hubo programa y no hubo regla de juego.

Hubo una decisión de Cristina, dueña de un caudal importante de votos decir: Alberto Fernández, si nadie discutió porque había que sacarse el macrismo de encima, por suerte ganamos porque transitar la pandemia, la crisis económica, más la deuda que nos dejó de no se sabe, pero supuestamente, son más de cincuenta mil millones de dólares, con el macrismo gobernando hubiera sido, realmente un suicidio.

Entonces ganamos, bien, y el 10 de diciembre asistimos a la asunción de Alberto Fernández y denunció con mucha calidad, con mucha prolijidad y con mucha fuerza la lawfare dijo, en la asunción ante ambas Cámaras del Congreso de la Nación: “…medios de comunicación concentrados, Poder Judicial amañado y las cloacas del poder (los servicios de inteligencia)…”, articulando las acciones para llevar adelante lo que se llama lawfere.

Estas operaciones, él lo anunció con mucha vehemencia, y dijo algo que nos hizo aplaudir de pie “Nunca Más es Nunca Más”, “Nunca Más es Nunca Más”, “Nunca Más es Nunca Más”, tres veces lo repitió, todos aplaudimos con una gran emoción entendiendo que esa operación se tenía que terminar ese día.

Bueno, hoy es 8 de septiembre, “Nunca Más es Nunca Más” es “Nunca Más es Nunca Más”, pero todavía sigue pasando, en nuestro gobierno porque sigue habiendo compañeros y compañeras que están privados de la libertad, detenidos, algunos en sus casas, otros en penales como Alto Comedero o Ezeiza o Marcos Paz y la situación es grave porque esto es parte de una operación siniestra de la cual fuimos víctimas los sectores del campo Nacional y Popular, por supuesto de los trabajadores, por supuesto los movimientos sociales, por supuesto los dirigentes que llevaron adelante las políticas de transformación y que sufrieron esta andanada de operaciones siniestras donde no hubo como dijo, como dijeron todos los compañeros que hablaron, no hubo debido proceso hubo prejuicio mediático.

Es muy fácil para un juez de las operaciones de lawfere firmar una sentencia cuando ya los medios de comunicación condenaron, condenaron y condenaron cientos de veces y, reiteradamente a nuestras compañeras y a nuestros compañeros.

La operación es, absolutamente palpable y por eso hay que terminarla, y por eso había que terminarla el 10 de diciembre porque todo lo que no hicimos, cuando asumimos, se nos hace cuesta arriba hacerlo después.

Libertad a los presos políticos era una política para aplicarla el 10 de diciembre, porque el once hay otro tema, el doce hay otro tema, el trece hay otro tema, el 7 o el 8 de septiembre de 2020 hay otros temas que van postergando aquel.

Libertad de los presos políticos era una consigna del peronismo, de la resistencia, de los compañeros, de las compañeras que había que aplicarla activamente, el presidente lo enunció y nosotros entendimos que hay que generar la condición objetiva para que ese enunciado tome cuerpo, cuerpo de acción política.

Todavía estamos a tiempo, es cierto que nos van poniendo problemas, problemas, problemas y operaciones, operaciones y operaciones para destituir, pero nosotros tenemos que levantar esas banderas.

No nos podemos quedar con el café con leche de la tibieza a mitad de camino, tenemos que ir a fondo porque si vamos a fondo quizás nos maten, ahora, si nos quedamos a mitad de camino nos van a matar seguro.

Entonces me parece que es un momento donde la situación que estamos atravesando, donde el Poder Judicial sigue vivito y coleando con las mismas metodologías que antes, esperando nada más, pero con las mismas metodologías que antes, donde los medios de comunicación, salvajemente con el monopolios, los monopolios, como dijo Rafael Bielsa, porque hay monopolios en distintos lugares del país, con Clarín como emblema, siguen operando y desgastando y desgastando y desgastando.

Cada compañero o compañera que tiene el semáforo rojo en Clarín es nuestro hermano, nosotros sospechamos de los que tienen el semáforo verde, aprendimos de Jauretche a querer todo lo contrario que dice el enemigo, cuando no sabemos bien qué posición tomar miramos bien lo que dice Clarín, lo que dice La Nación, lo que dice la Sociedad Rural y, preventivamente, tomamos la posición contraria.

Jauretche nos dio esa posibilidad de estar siempre bien ubicados como militantes políticos donde tenemos que estar ubicados haciendo lo contrario, preventivamente, a lo que dicen los enemigos, pero ahora tenemos el gobierno y hay que actuar.

Entonces, libertad de los presos políticos, todos tiene que estar, por eso era tan importante una tarea que llevó adelante la senadora Catalfamo y que “Lali” Minnicelli y distintos familiares de presos políticos junto con la Comisión Permanente de los Derechos del Hombre fuimos discutiendo para que todas las causas de las operaciones del lawfere vuelvan a foja cero y se arranquen de nuevo con debido proceso.

Interpretando lo que dijo el presidente el día de su asunción que: “Nunca Más es Nunca Más” y sin reclamarle al Ejecutivo ni que indulte a las personas ni que amnistíe los delitos, sino que sean juzgados como corresponde.

Sin las operaciones de los testigos encubiertos, sin esas cloacas del poder administrando la información y sin las bajezas que los compañeros y compañeras detenidos privados de libertad siguen padeciendo.

Entonces a mí me parece que estamos a tiempo de poner la pata en el acelerador y de avanzar, y por lo pronto discutir ese plan que no hemos discutido en la campaña, la urgencia nos evitó, nos impidió discutir el plan, y bueno hay que discutir un plan.

Es necesario, deuda externa, por supuesto servicios públicos, por supuesto comercio exterior para no hacer ese paso adelante y dos para atrás en la cumbia de Vicentín, si discutimos comercio exterior y discutimos los puertos, bueno Vicentín está en tránsito a ese rol que tiene que ocupar el Estado.

Por supuesto también esa gran reforma del Poder Judicial, y por supuesto, aunque no le guste a nuestro presidente, hay que discutir una Ley de Servicio Audiovisual y también la soberanía digital incorporando la convergencia tecnológica.

Claro que sí, hay que discutirlo, aunque el presidente diga que no y entienda que esto se arregla con la Ley de Defensa de la Competencia.

No, no, entonces la comunicación es un derecho y hay que discutir una ley, Alberto, usted está padeciendo las operaciones mediáticas, que usted las padezca y no se sienta mortificado, bueno, mejor porque habla de su fortaleza, ahora, el pueblo argentino se siente mortificado con estas operaciones.

Por eso, queremos ejercer el derecho a la comunicación, a la libertad de expresión y el derecho a la información. y hay que discutirlo como lo hemos discutido hace 10 años, en 2009 y se pudo votar una ley que se construyó de abajo hacia arriba, en foros, que la envió el Ejecutivo con el compromiso de Cristina, como nunca antes había sucedido en 27 años de la democracia, la envió el ejecutivo con esa responsabilidad, se votó en ambas Cámaras y la Corte no tuvo más remedio que declararla constitucional.

Después vino Macri, y lo primero que hace el gobierno de Macri, el primer decreto que firma, un DNU, validado en el Congreso, por muchas caras conocidas, lo validaron después en el Congreso ese DNU anuló el aspecto fundamental de la ley que es la imposibilidad de construir monopolios.

No conforme con eso, después vino otro DNU que fusionó Cable Visión con la Telefónica haciendo más grande el monopolio y dándole los derechos adquiridos a Cable Visión y TELECOM a operar juntos y ese derecho adquirido hace imposible volver a la Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual, por eso hay que implantar una nueva Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual y de soberanía digital.

En el marco de este plan Cóndor porque si hay algo a lo que se parece América Latina es al bolero de “Tito” Rodríguez “A mí me pasa lo mismo que a usted”.

Hubo un Golpe de Estado en Brasil y lo detuvieron a Lula.

Temer le hizo un olpe blando a Dilma y lo detuvieron a Lula y ahora está Bolsonaro y a Evo se lo comió el Golpe de estado cuando tenía más del 60% de imagen positiva, y en Ecuador Lenin Moreno, en una funesta traición a Correa, ahora ya lo proscribieron igual que a Evo y dio un golpe institucional, un golpe de timón muy grande, Venezuela bloqueada, Cuba, como siempre apretada y la Argentina intentando ver qué pasa tratando de consensuar con estos tipos que ni siquiera están desfilando en tribunales, el juez Rozanski lo dijo bien, tomando el concepto de Ndrangheta, de Jorge Beinstein, (ese libro es maravillosos), ahora no están desfilando por tribunales.

Nosotros somos amplios, dialoguistas, moderados, bueno este ser moderado en las formas, está rebien, pero no en los objetivos, y los objetivos de la discusión de un programa que tenga desde los ejes trascendentes para tener un país íntegro y soberano lo tenemos que discutir.

Porque están hablando de barbaridades, el gobernador Cornejo, ex gobernador Cornejo de Mendoza se atrevió a poner en palabras lo que la oligarquía viene callando hace 200 años, que es la repartición territorial de la Argentina, habló escindir Mendoza del Estado Nacional, lo pone en palabras porque ellos están alentando la tormenta perfecta que a la crisis económica que nos deja el macrismo con deuda, con esa deuda brutal, se le sumen los caos feos del COVID y los números feos de la salud y generan la tormenta perfecta para generar una crisis donde el presidente del radicalismo, Macri y radicales fueron los que gobernaron los años del desastre, anuncie que quiere escindir Mendoza.

Ya sabemos lo de Lewis y lo de Benetton en la Patagonia y ya sabemos la intención de un sector oligárquico del norte argentino con Salta y Jujuy con Santa Cruz de la Sierra o el sur industrial de Brasil con nuestra Mesopotamia.

Entonces ya nos lo están anunciando, un ex presidente nos dice que viene un Golpe de Estado y que no va a haber elecciones, un ex gobernador y actual presidente del radicalismo nos dice que quiere escindir Mendoza, ¡eh! ahí está la policía tocándonos la puerta en la provincia de Buenos Aires, más las operaciones mediáticas y de desgaste, bueno, nosotros tenemos que actuar porque nos están golpeando como si estuviéramos haciendo transformaciones serias y la verdad que estamos haciendo jueguitos para la tribuna y nos golpean y nos golpean y nosotros tenemos que consolidar la democracia y consolidar la transformación que nos dio una Patria Justa, Libre y Soberana en octubre del 45’ y todavía está inconclusa.

GM/

NOTA DE LA NAC&POP: Este texto forma parte de la exposicion de Gabriel Mariotto ex vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, factotum de la Ley de Servicios de Comunicación Social, y actual presidente del partido «Compromiso Federal» en la Provincia de Buenos Aires. Dicha exposición se hizo en la jornada por ZOOM del LAWFARE donde participaron el gobernador de San Luis, Dr. Alberto Rodríguez Saa, Rodolfo Tailhade, Rafael Bielsa, Carlos Rozanski, Victorio Pailon, José Manuel ubeira, María Marcela Carlomagno, Hugo Morales, Claudia Rocca, Isabel Huala, José Schulman, Moderados por Gustavo Pauta. MG/N&P