Escuchamos reclamar independencia judicial y libertad de boca de gente que cortó rutas y diseminó un virus poniendo en riesgo la sanidad comunitaria.

LA GRAN ESTAFA: LAS CÁRCELES SEGUIRÁN POBLADAS DE ANALFABETOS Y LADRONES DE GALLINA

Por Gustavo Lebus (FOTO)

Por el accionar de la justicia, Vicentín, no pagará un centavo a sus acreedores, ni a nadie. Vicentín licuó su deuda por arte de la corrupción y el atropello. En plena declaratoria de stress financiero sus dueños se desprendieron de la joya de la abuela realizando una venta millonaria sin haberla declarado.

 

 

Por Gustavo Lebus*

Norte Obligado

6 septiembre, 2020

 

Hacete amigo del juez pa´ tener palenque ande rascarte.

Escuchamos reclamar independencia judicial y libertad de boca de gente que cortó rutas y diseminó un virus poniendo en riesgo la sanidad comunitaria. Se opuso a la intervención del estado destinada a salvar puestos de trabajo y el accionar de una empresa gigantesca destruida por sus propios dueños. Volvieron a solicitar la intervención del estado al tiempo que el presidente se retiraba de las negociaciones. Hoy, con estupor y desesperación, vemos como ante la región y ante la misma gente que reclama por su dignidad y respeto, vacían a la empresa con una única garantía: no devolverán los créditos tomados haciendo desaparecer los activos con que se deberá pagar a los acreedores. Por el accionar de la justicia, Vicentín, no pagará un centavo a sus acreedores, ni a nadie. Vicentín licuó su deuda por arte de la corrupción y el atropello.

En plena declaratoria de stress financiero sus dueños se desprendieron de la joya de la abuela realizando una venta millonaria sin haberla declarado. El accionar del juez que encaró el proceso de convocatoria no se imprime en los haberes más vergonzoso de la justicia que se suma a una causa judicial concatenada en el mismo proceso que debió inhibir bienes – Ercolini – como accionar preventivo, permitiendo que todo el activo del grupo se vendiera y/o traspasara “a nuevos dueños”. Ya no hay capitales disponibles con los que se pueda hacer frente a la quiebra y/o acreencias.

Se ha informados de la venta de sus empresas a capitales extranjeros cuando no hemos visto la presencia física de ningún nuevo dueño o accionista mayoritario quedando en el directorio los mismos personeros que la llevaron a la quiebra: Es decir, estamos en manos y rente a maniobras fraudulenta que, con nombres y razones sociales falsas, el grupo Vicentín quedó en manos de su misma gente. La justicia corrupta avaló el NO pago de sus deudas ¿Qué defendían los banderolos en las marchas? ¿Qué defendía esta clase política que acuñando frases republicanas permitió que la mayor estafa nacional se consagrara en nuestra propia cara? ¿Quién pagará la cuantiosa deuda de Vicentín?

La justicia argentina seguirá condenando pobres, analfabetos y ladrones de gallina. Nuestras cárceles están pobladas de inequidad, injusticia y barbarie del mismo modo que la selecta impunidad que ilustra nuestras calles y burguesía nacional seguirá favorecidas con la IMPUNIDAD QUE SUPIMOS CONSEGUIR. La vieja ironía impresa en el Martin Fierro, solo nos dice una cosa: el mal endémico de este país se llama corrupción judicial que alberga y propugna al resto de los males que nos aqueja, padecemos y sufrimos.

Nos preguntamos si el sagrado derecho a la propiedad privada de productores, cooperativa, prestadora de servicios y trabajadores ¿en que justicia y marcha “popular” serán debidamente defendidas y reclamadas?

 

Gustavo Lebus

Concejal Mandato Cumplido

PJ Avellaneda

Santa Fe