Entrevista al ingeniero Miguel Pesado presidente de COPITEC en El Arranque. "Yo lo que estoy diciendo es inédito. No salió en ningún diario y es verdad

CON MACRI SE PERDIERON 2.000 MEGAHERTZ QUE ES COMO HABER PERDIDO MAS DE UN SATELITE

Por Maximiliano Lequi

«Si hoy Argentina quisiera poner un satélite en órbita en 81 grados Oeste que es la posición orbital que tendríamos asignada, con 500 megahertz es imposible desarrollar servicio y tampoco es viable un proyecto económico que tenga como disponibilidad de esos 500 megahertz para utilizarlo en un satélite nacional.

Por Maximiliano Lequi

EL ARRANQUE

30/08/2020

Maxi : ¡Hola Miguel! ¡Buen día! Maximiliano Lequi te saluda. ¿Cómo andás?

Miguel: ¡Buen día Maximiliano! Un gusto saludarte.

Periodista Maxi : Muchas gracias por atendernos en la mañana de hoy. ¡Qué interesante tu curriculum! Ya solo con que fuiste director de ARSAT, con todo lo que implica para los argentinos, nos riza la piel a muchos de nosotros.

Miguel: Bueno te agradezco los conceptos.

La verdad que para ser más preciso, la historia satelital mía empieza mucho antes con el lanzamiento del Nahuel 1 primero hace años atrás y antes con el lanzamiento de dos satélites Anik C1 y Anik C2 que fueron los dos primeros satélites argentinos que dieron comunicaciones en el país, pero bueno los ARSAT fueron la nave insignia.

Periodista Maxi: Miguel, en qué posición estamos hoy con esta tecnología que la Argentina está manejando, o sea, cómo estamos parados frente al mundo.

Miguel: Bueno te diría que hoy estamos en los primeros lugares, como ya se ha dicho por distintos medios que Argentina ocupa una situación de privilegio no solo en materia de construcción de satélites, sino en un aspecto que se marca muy poco y que es también quizás tan importante o más que los propios satélites que es la industria de los lanzadores.

Argentina avanza en los propios cohetes lanzadores de satélites y en la construcción de satélites, esto estos dos aspectos son importantes para poder desarrollar toda la actividad aeroespacial desde una misma gestión.

Periodista: Y te pregunto cómo es el esquema y la estructura hoy para que la gente sepa.

¿Es un esquema privado?

¿Es un esquema donde el Estado tiene un rol preponderante?

¿Es un esquema ciento por ciento público?

¿Cómo es desde la construcción en general como de la puesta en lanzamiento?

¿Cómo es?

Contale un poco a la gente eso.

Miguel: Bueno sí, muy buena la pregunta tuya.

En realidad es un sistema público en general porque hay dos tipos de satélites y dos industrias que se han desarrollado, una que se llama los satélites de órbita baja que es el tipo SAOCOM que estuvieron a cargo y están a cargo de la CONAE que es la Comisión Nacional de Actividades Espaciales.

Esto ha sido construido y desarrollado entre CONAE e INVAP, o sea es un emprendimiento que depende funcionalmente de la CONAE.

Después están los satélites de telecomunicaciones como el ARSAT 1 y el ARSAT 2 que han sido construidos por INVAP y contratado esa construcción por ARSAT que es la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales, pero que ARSAT no fabrica satélites, opera los satélites ARSAT 1 y ARSAT 2.

Periodista: Con base en todo esto que me estás contando, ¿qué podemos esperar para los próximos años en la Argentina, además de seguir construyendo, de seguir con el lanzamiento?

Y por otro lado ¿Cuál creés vos que es la idea del Estado? porque en su momento había grandes proyectos para la Argentina sobre todo con el gobierno de Perón, de energía nuclear, después tuvimos algunos cohetes que después fueron comprados o desarmados en la época menemista por Estados Unidos.

¿Vos creés que esto pueda tener una continuidad en el tiempo, qué es algo que la Argentina no va a resignar de ninguna manera, que tiene que ver con nuestra soberanía?

¿Cómo lo ves desde el punto de vista político internacional, geopolítico?

Miguel: Bueno, te voy a ser muy preciso, es un tema muy largo de exponer, pero te voy a dar algunas pautas que deben considerarse y que deben tenerse muy en cuenta porque creo que son orientativas para el futuro del desarrollo de la industria aeroespacial.

Primero que todo yo creo que es necesario crear una agencia aeroespacial internacional con base en Argentina.

De esta manera esta agencia aeroespacial, que hoy vendría siendo, parcialmente la CONAE, tendría que englobar todo lo que es la construcción de satélites.

No solamente como exploración de la Tierra como el SAOCOM, sino que englobe también a los satélites de telecomunicaciones.

Es decir, que todas las partes de construcción de satélites deberían estar bajo la órbita de esa agencia. Hay una necesidad funcional para que las cosas sean coherentemente planificadas.

Eso por un lado, también esta agencia tendría a su cargo los que es la producción de lanzadores que pueden ser desarrollados también en la industria privada el día de mañana.

Es más, hoy hay emprendimientos ya privados que fabrican lanzadores en el país que todavía no son de uso comercial, pero están a punto de serlo, y en uno, dos o tres años podrían estar lanzando nuestros propios satélites.

Esta sería la organización necesaria desde el Estado.

Y obviamente, ARSAT tendría que convertirse en un operador de satélites, digamos como un comercializador de la capacidad satelital argentina, un desarrollador de nuevas necesidades, pero no un rol industrial.

Eso principalmente debería ser así.

Y tercera cuestión que Argentina debe orientarse, y eso es fundamental lo que te voy a decir, y que debe ser muy considerado es hasta la fabricación de satélites de órbita baja, tanto sea para comunicaciones como para exploración de la Tierra.

El futuro tecnológico de servicios y económico también está en función de este tipo de satélite que son los que, digamos, salvando las distancias producen Estados Unidos, Europa, China y Rusia y donde sus casos más emblemáticos son, por ejemplo la red de satélites de Estados Unidos de Starlink que tiene previsto lanzar cerca de 12000 satélites, con lo cual da una idea de la magnitud de la industria satelital.

Periodista: Ayer el presidente habló o antes de ayer, no recuerdo si fue ayer o antes de ayer, de un satélite queves el último que se lanzó para mejorar la producción de nuestros suelos y de nuestros campos para darles más información a los propios productores eso es algo que se viene planificando hace muchos años.

Contame, por ejemplo cuando uno decide lanzar un satélite los años que tiene de puesta en funcionamiento, porque uno dice largo un satélite, pero esto lleva años de inversión y de trabajo, años de ingenieros me imagino poniendo manos a la obra:

No es solamente decir tomo la decisión, son muchos años de estudio.

Miguel: Sí, sí, correcto, lo que dices es correcto, yo recuerdo, para que tengas una idea, en el año 2007 empezamos 2008 con la construcción del ARSAT 1, en ese momento, digamos, el INVAP, pude observar, que allí estaba el modelo estructural del SAOCOM, este satélite que se lanzó hace muy poquito, ayer, digamos, antes de ayer, ¡Bah! uno de los dos que se lanzó.

Y te podrás imaginar la cantidad de años que han pasado hasta que este satélite pudo volar en definitiva.

Hay otros satélites que acorde a la circunstancias y a las necesidades se antepone, por ejemplo el ARSAT fue un satélite más complejo el ARSAT 1 y el ARSAT 2 también, satélites más complejos que se llaman satélites geoestacionarios.

Un satélite geoestacionario como el ARSAT 1 y el ARSAT 2 están a mucha distancia de la Tierra a 36000 km de la Tierra son satélites más grandes y más complejos y esos, parece mentira, pero se han hecho en menos tiempo que el SAOCOM.

El SAOCOM demoró más y siendo quizás un satélite de menor complejidad que los satélites ARSAT 1 y el ARSAT 2, pero depende mucho también de las necesidades para las cuales está fabricado el satélite y de la disponibilidad económica para desarrollarlo.

Periodista: Bueno ahí hablando de la disponibilidad económica te pregunto, más allá de cualquier bandería política es una pregunta racional técnica y científica.

Durante los cuatro años de Macri que uno tanto ha criticado lo que terminó siendo económicamente el gobierno te pregunto si respecto a la inversión o no de estos proyectos el gobierno ha tenido su continuidad o se le han escatimado recursos a la construcción de estos satélites.

Miguel: Bueno te diría que, lamentablemente, en esos cuatro años fue suspendido casi todo el desarrollo satelital argentino porque la fábrica de satélites más grande que tiene Argentina es INVAP, me refiero a la industria satelital más otras industrias como de radares y cuestiones muy específicas.

Todo reside en INVAP y en realidad todos los proyectos han tenido poco alimento monetario, digamos, como para seguir su desarrollo y se ha producido como un impasse en estos cuatro años que también esa misma cuestión se reflejó en lo que se llama reserva de posiciones satelitales que necesita el país para poner sus satélites en órbita.

Tanto que algo que te voy a decir es inédito todavía no se sabe ni salió en ningún lugar, pero para lo que se llama el ARSAT 3 que se está próximo a fabricar que lo fabrica INVAP, pero lo conduce ARSAT, en esta falta de coordinación que hubo en estos cuatro años Argentina tenía 2500 megahertz que es la capacidad que podría brindar en esa posición orbital de 81 grados y por una gestión errónea producida o del poco interés que hubo del país quedaron nada más que 500 megahertz lo cual hoy resulta ser muy poca capacidad satelital, muy poco ancho de banda para poder construir un satélite nacional.

Vos fijate las implicancias que tiene lo que se llama la gestión de las posiciones orbitales del país, de la República Argentina ya en el ámbito geopolítico internacional.

Periodista: O sea durante el gobierno de Macri la Argentina perdió 2000 megahertz, lo que implica una posición estratégica que la perdimos y esto ¿podemos recuperarlo? porque si no cómo es esto porque es muy grave lo que estás contando.

Miguel: Yo lo que estoy diciendo es inédito.

No salió en ningún diario y es verdad lo que te digo, digamos, haber perdido de 2500 megahertz haber perdido 2000 Megahertz es como haber perdido más de un satélite te diría.

Con lo cual la gestión hay que empezarla de nuevo ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones para ver si Argentina puede recuperar más adelante esa capacidad que perdió, pero si hoy Argentina quisiera poner un satélite en órbita en 81 grados Oeste que es la posición orbital que tendríamos asignada, con 500 megahertz es imposible desarrollar servicio y tampoco es viable un proyecto económico que tenga como disponibilidad de esos 500 megahertz para utilizarlo en un satélite nacional.

Periodista: Ahora, no sé, tal vez es mi deformación profesional, no sé si lo sabés, porque soy abogado, por eso es la pregunta que te voy a hacer.

Por eso me estoy justificando de antemano. ¿Esto no implicaría algún tipo de denuncia frente al gobernó anterior por haber dejado perder estas licencias que la Argentina tenía?

Miguel: Esto es de una gravedad inusitada.

Es un problema nacional, es un problema soberano del país.

Es algo realmente terrible y te digo por qué, porque para ocupar la posición orbital que, supuestamente Argentina debía mantener para esos 2500 megahertz, se contrató un satélite extranjero que se llama ASTRA-1H, ese satélite se desplazó a la órbita de 81 grados de manera que justificar que había un satélite que brindaba servicios a Argenta y con tan mala predisposición o error, yo no sé, cómo quieras llamarlo, que por ese satélite que se pagó siete millones de euros, repito siete millones de euros para ponerlo allí fue insuficiente y fue el causante de la pérdida de los 2000 megahertz que te estoy hablando.

Este es un hecho objetivo, digamos, a ver, no tiene que ver con la política.

Periodista: No, no, no, es que por eso lo estoy despolitizando estamos hablando desde el punto de vista técnico que por ahí la gente mucho no conoce, no sabe, no tiene por qué saberlo, pero tiene que ver con decisiones políticas que afectan a los argentinos.

Miguel: Yo empecé dando una primicia en esto porque no se conoce, en realidad podríamos decir que se perdieron siete millones de euros, se tiraron, pero no solo que se tiraron, sino que perjudicaron al país porque le hizo perder gran parte de la capacidad argentina que podría tener para poner un satélite en órbita futura.

Periodista: Para finalizar y abusando de tu tiempo y agradeciéndote estás me imagino de acuerdo con la decisión del presidente Alberto Fernández de declarar de interés público las telecomunicaciones o el servicio de telecomunicaciones. ¿Verdad?

Miguel: Sí, yo en realidad creo que, muy resumidamente te digo que para mí el gas es un servicio público, el agua es un servicio público, la electricidad es un servicio público, el teléfono de la casa era un servicio público, no entiendo por qué no debería serlo Internet si hoy tiene más uso que el teléfono. ¿No es cierto?

Es una cuestión de sentido común, por qué no puede serlo la televisión por cable que hoy tiene más uso que el teléfono de la casa.

No sé, son cosas de sentido común estás no es una postura política, sino una cuestión de razonamiento.

Periodista: Sí, además muchas veces se mezcla, tal vez porque mucha gente quiere meter lo ideológico en el medio, pero declarar servicio público una actividad no implica que no haya empresas privadas que brinden ese servicio o ese negocio, no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Miguel: Absolutamente, pero lógicamente lo que estás diciendo es absolutamente razonable.

Y así lo entiendo yo, nada tiene que ver con que sea algo que atente contra una empresa privada.

Son incompetencia, además nunca se dice que no son incompetencia puede haber montones de empresas privadas que puedan brindar ese servicio público en competencia sin ningún tipo de problema.

No veo el problema, realmente no veo el problema.

Hay muchas cosas positivas que están ocurriendo como el SAOCOM que ha sido una cosa positiva y que van a ocurrir muchas cosas positivas más en materia de industria satelital.

Periodista: Te agradezco mucho por estos minutos Miguel, la verdad es que es un placer haber charlado contigo.

Gracias por la primicia más allá de que es algo muy negativo para el país lo que nos has contado.

Te mando un abrazo grande y espero que no sea la última vez en el año que podamos charlar.

Miguel: Bueno, espero no haber venido con un mensaje negativo.

Cuidado porque hay muchas cosas positivas que están ocurriendo como el SAOCOM que ha sido una cosa positiva y que van a ocurrir muchas cosas positivas más en materia de industria satelital, o sea que no quiero cerrar con una visión negativa.

Te agradezco a vos que me hayas llamado.

Maxi: Un gran abrazo Miguel.