La trama detrás de la toma de tierras: hay al menos una cada cinco días en el oeste.

LA TRAMA DETRÁS DE LA TOMA DE TIERRAS

En los últimos días, los intendentes de la zona oeste sumaron una nueva preocupación a su agenda: el avance de las tomas de tierras.La problemática, conocida en el país desde los años noventa, tuvo una abrupta erupción desde junio pasado, llegando a la fecha a reportarse al menos 17 intentos de usurpaciones, lo que deja un saldo de una cada cinco días.

No Ficción

28/08/2020

En los últimos días, los intendentes de la zona oeste sumaron una nueva preocupación a su agenda: el avance de las tomas de tierras.

La problemática, conocida en el país desde los años noventa, tuvo una abrupta erupción desde junio pasado, llegando a la fecha a reportarse al menos 17 intentos de usurpaciones, lo que deja un saldo de una cada cinco días.

El dato se desprende de un relevamiento de No Ficción en base a medios locales.

Y hubo casos de todo tipo.

En Merlo, cincuenta personas en situación de calle llegaron en un micro escolar a un terreno de Pontevedra; en Moreno uno de los líderes de la barra brava de River fue asesinado cuando intentaba sacar a unos supuestos ocupas; en Tres de Febrero familias quisieron hacerse del predio del club Almagro; y en La Matanza y San Martín las personas toman tierras linderas a otros asentamientos.

Toma de tierras en San Martín

Los vecinos que acuden a las tomas se escudan en el DNU 320 que suspendió los desalojos en todo el país hasta el 30 de septiembre.

Sin embargo, para la justicia el decreto no tiene alcance, ya que esas personas no vivían en esas tierras al comenzar la pandemia, por lo que solicitaron en todos los casos el apoyo de las fuerzas policiales.

Toma de tierras en Moreno

El Protocolo de actuación judicial frente a ocupaciones de la Corte Suprema bonaerense indica que los fiscales están obligados a censar a los ocupantes, y se prohíbe desalojar de noche, entre otras medidas.

Rige desde abril del 2019.

Hasta ahora no hubo que lamentar víctimas fatales, pero el clima está espeso.

Del relevamiento se desprende que el principal foco de alarma está en La Matanza, donde en la última semana hubo siete intentos de usurpaciones: una toma por día.

¿Hay un plan para ocupar tierras? ¿Y si existe, quién lo orquesta?

Uno de los principales referentes de Libres del Sur reconoció que no están pudiendo contener a las barriadas: «la situación nos excede, la gente se autoorganiza y avanza».

ORGANIZACIONES SOCIALES, LA OPOSICIÓN Y LOS VIVOS DE TURNO

Detrás del avance de las tomas en la zona oeste hay varias sospechas: que serían asociaciones ilícitas especializadas en venta de terrenos públicos, o que en realidad es Juan Grabois, los curas villeros y la militancia del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), o también punteros del Pro con intenciones de desestabilización, y hasta una interna en el Movimiento Evita, que habría desatado un clima anárquico entre sus militantes.

Toma de tierras en Merlo

De hecho, una de las tomas que más sorprendió fue la de la Cooperativa El Palmar, reconocida en Laferrere por producir ladrillos.

Su secretario General, Gerardo Fernández, le expresó a No Ficción: «Sin negar la legítima demanda del suelo, acá está orquestado para producir caos.

Estamos en medio de una pandemia, la gente tiene miedo, y aparece en simultáneo una cantidad de tomas impresionante.

El objetivo es generar un clima de cultivo que colabore con un estallido social».

El Palmar está coordinada por el Movimiento Evita, del cual Fernández supo ser el principal referente en La Matanza hasta hace un año.

Consultado por una posible interna en la organización que haya desatado las tomas (al cierre de esta nota, el terreno de la Cooperativa fue ocupado de nuevo), expresó: «No lo descartamos, pero acá en quince días se generó una cantidad inumerable de tomas de toda índole».

Toma de tierras en La Matanza

Desde El Palmar «se sospecha de la intervención de punteros del macrismo en estas tomas, sobre todo en las de la Cooperativa, Ciudad Evita y Villa Palito», y no verían con malos ojos exponer con nombre y apellido a quienes consideren responsables.

En Cambiemos, hasta ahora, se limitan a solicitar pedidos de informes en el Concejo Deliberante y a repetir el nombre que instalaron los medios nacionales: Juan Grabois.

El responsable del MTE La Matanza, Juan Tevez, lo defendió ante la consulta de este medio: «fue acusado injustamente.

Nosotros planteamos que todas las crisis empujan a un sector del pueblo pobre a ocupar tierras.

Acá hay un problema estructural».

Además, aprovechó para asegurar: «No tuvimos nada que ver en las tomas, no organizamos ni promovemos tomas.

Está claro que la ocupación es ilegal, pero el Estado no tiene respuestas.

Y cuando hay crisis, hay vivos, que quieren hacer negocios».

EL CASO DE LA TOMA EN LA RUTA 1001

VIDEO

«Esto no va más, parece que en La Matanza el que viene entra y se agarra un terreno», expresaba ofuscado un funcionario local que supo estar en el armado del Centro de Reconversión Energética (CARE) con el que el municipio intentó quemar basura para obtener recursos.

La zona que limita con este abandonado proyecto, en la Ruta 1001 y la calle Conde, fue tomada hace tres años pero ahora quisieron entrar dentro de la planta.

El funcionario, que prefirió un estricto off the record para evitar tensiones, expresó: «cuando quisieron tomar lo que iba a ser el CARE vinieron, delimitaron y un grupo de abogados empezó a preparar papeles.

Después llegó la gente, le entregaban el lote por 35 mil pesos, los tipos se iban y te quedaba la zona tomada por gente que había pagado y que tenía un papel trucho en la mano«.

Consultado por si cree que hay una organización política promoviendo las tomas, expresó: «acá trabajan abogados especializados en este tipo de estafas, que pueden estar ligados a algún partido.

Lo que sí pasa es que luego los movimientos sociales, como el MTE, donan las maderas para que la gente se construya su casilla».

VECINOS ORGANIZADOS CONTRA LAS TOMAS

Mientras parece que la reserva de Ciudad Evita encontró un poco de paz luego de los intentos de ocupación a principios de junio, ahora las miradas están puestas en Rafel Castillo y Villa Constructora.

En la primera localidad, la dueña de una pollería fue víctima de la violencia de usurpadres, mientras que en la segunda hubo dos intentos de tomar los terrenos de las calles Peribebuy y Figueroa Alcorta, lindantes al Club Atlético Liniers.

Video

Pero los vecinos se organizaron y, tal como hicieron los de Ciudad Evita, realizan vigilias para denunciar la presencia de intrusos. Leandro, integrante de la Junta Vecinal San Justo, contó a este medio que «se acordó con las familias de Villa Constructora comunicarnos con la Fiscalía para solucionar este tema».

El referente vecinal contó que los ocupantes «está bien asesorados, incluso legalmente, y traen gente de otros asentamientos».

El jueves pasado, ante un intento de toma, Leandro contó: «la policía no reaccionaba y nos metimos a sacar los lotes, pero se generó una batalla campal, no hubo que lamentar víctimas de milagro».

Este viernes desde las 10, los habitantes de la zona se autoconvocaron en la esquina Bermejo y Asamblea con la consigna basta de la toma de terrenos.

Video

«El problema que tenemos es que la justicia departamental es muy reticente a activar los desalojos, por el temor a que se desmadre», opinó el funcionario municipal con llegada en González Catán y Virrey del Pino.

Este medio pudo conocer por una de las principales fuentes del Ministerio Público Fiscal en La Matanza que están detrás de las organizaciones que podrían estar alentando estas tomas.

Lo cierto es que, salvo los casos del barrio San Enrique y Constructora, los ocupantes, luego de dialogar con la fiscalía de turno, acceden a desalojar pacíficamente.

Pero el conflicto está latente y ante la ausencia de políticas del Estado, los vecinos encuentran una solución problemática: contar con un suelo, pero a través de las mafias y en espacios vulnerables.

¿Alguien podrá un freno?

Toma de tierras en Tres de Febrero