Se está hablando de un 50% de contagiados para que sea posible ingresar a algo así como el contagio rebaño. Ahora se habla de un 70%(!!!).

PREOCUPACIONES

Por Abel Langer (FOTO)

Por noticias e informaciones que recibo en mi tarea profesional el hospital Borda tenía hace 14 días 41 pacientes infectados y personales de enfermería, maestranza, cocina y profesionales médicos también infectados.
En el Ramos Mejía también hay cantidad de personal médico- asistencial infectado…

 

 

Por Abel Langer*

 

 

Se está hablando de un 50% de contagiados para que sea posible ingresar a algo así como el contagio rebaño.

Ahora se habla de un 70%(!!!).

Se dice que la vacuna todavía tardaría varios meses y en algunos casos se prolongaría la espera hasta el mes de abril.

Por noticias e informaciones que recibo en mi tarea profesional el hospital Borda tenía hace 14 días 41 pacientes infectados y personales de enfermería, maestranza, cocina y profesionales médicos también infectados.

En el Ramos Mejía también hay cantidad de personal médico- asistencial infectado.

En todas las clínicas psiquiátricas hay pacientes infectados y en algunas la totalidad de ellos lo que está creando una  situación de pánico en el personal.

En la semana que pasó una mujer empleada de Metrovías (subte) contagiada de Covid estuvo 8 horas en una camilla en un pasillo del sanatorio Güemes esperando ser atendida.

El Instituto Lanari, instituto de investigaciones médicas dependiente de la UBA, desde el mes de marzo dejo de atender a los pacientes que dependían de PAMI y  responde a los teléfonos diciendo que atenderán nuevamente cuando pase la cuarentena(!!!) por lo tanto los pacientes con diversas patologías quedaron sin atención médica.

Por otra parte en el interior la población hace cualquier cosa para eludir los controles: un ejemplo: para ingresar a Esquel hay pobladores o viajantes que hacen hasta 300 kilómetros de más por caminos vecinales para entrar a la ciudad.

La pregunta es que se puede pensar en esta situación donde dentro de un tiempo, si esta situación social continua, se podría descontrolar más de lo que esta y como prevenir el colapso del sistema médico o en caso extremo si el personal médico-asistencial se negaría a continuar atendiendo ante la irresponsabilidad de la ciudadanía.

 

 

*Psicólogo-psicoanalista. Ex profesor titular de la Facultad de Psicología de la UBA y de la Univ. John F. Kennedy, ex profesor asociado de la USAL, ex director del programa de investigación “Historia de la carrera-Facultad de Psicología de la UBA”, ex director del Centro de Estudios del Trabajo de la Facultad de Filosofía y Letras- UBA. Supervisor y docente del Hospital Psicoasistencial “José T. Borda”