Un 29 de mayo de 1956, moría en la cárcel de Ushuaia a los 74 años privado de atención médica y mal alimentado el teniente general Juan Pistarini.

GLORIA Y HONOR AL MINISTRO JUAN PISTARINI, UN HACEDOR EXCEPCIONAL

Unos de los ministros más leales de Perón que sufrió el olvido, la tortura y la detención por los «bonadios» de la época. Juan Pistarini en 10 años construyo 1 aeropuerto internacional, 95 hoteles, 28 centros deportivos de alto rendimiento, 1 estadio, 256 centros turísticos para el obrero, 1050 colegios, 260 secundarias, 180 refugios para ancianos, 105 Hospitales, 25 bibliotecas, 312 maternidades, 700 vacunatorios, más de 500 barrios obreros, cientos de edificios emblemáticos, rutas caminos y puentes.

NAC&POP

21/08/2020

Un 29 de mayo de 1956, moría en la cárcel de Ushuaia a los 74 años privado de atención médica y mal alimentado el teniente general Juan Pistarini.

Unos de los ministros más leales de Perón que sufrió el olvido, la tortura y la detención por los «bonadios» de la época.

Juan Pistarini  en 10 años construyo 1 aeropuerto internacional, 95 hoteles, 28 centros deportivos de alto rendimiento, 1 estadio, 256 centros turísticos para el obrero, 1050 colegios, 260 secundarias, 180 refugios para ancianos, 105 Hospitales, 25 bibliotecas,  312 maternidades, 700 vacunatorios, más de 500 barrios obreros, cientos de edificios emblemáticos, rutas caminos y puentes.

HONOR Y GLORIA A JUAN PISTARINI. VIVA PERON CARAJO!!!

 

MINISTRO PISTARINI”, UN REALIZADOR VITAL PARA EL TURISMO ARGENTINO

Suteba

El Exministro Tte. Gral. Juan Pistarini fue uno de los hombres de Estado que más infraestructura construyó para el turismo de nuestro país Argentino queremos darle, desde el Programa de Coordinación “100 años de Turismo” del Ministerio de Turismo de la Presidencia de la Nación, un elemental homenaje.

Como Ministro de Obras Públicas de nuestro país, de los Presidentes: Justo,  Farrel  y Perón, el General Juan Pistarini, hizo posible en sus largos años de Gobierno, ejemplares concreciones vinculadas al sector de los viajes y el turismo.

En la Argentina del ´30 apenas comenzaba a florecer el tráfico aéreo nacional e internacional gracias a la llegada de aeronaves de porte más significativo para la época.

Eso llevó a plantear con urgencia la idea de dotar a nuestra Capital Federal, -puerto y puerta del país hasta esos tiempos-, de un aeropuerto de grandes dimensiones e importancia que no solo considerara las necesidades presentes, sino las de un futuro de mayor desarrollo de la aviación comercial mundial.

Debido a esa visión y el incremento de tráfico aéreo ya en el año 1935 se dispuso mediante la Ley 12.285 del 30-09-1935, la construcción dentro de los límites de la Ciudad de Buenos Aires de un Aeropuerto destinado a satisfacer los requerimientos del tráfico aéreo de la época y de un proyectado futuro.

Corriendo el mismo año, el Teniente General Juan Pistarini, fue nombrado Ministro de Obras Públicas por el Presidente Agustín P. Justo.

Una vez en su cargo, evaluó un par de opciones, primando el proyecto de lo que hoy es el Aeropuerto Internacional de Ezeiza (bautizado posteriormente como “Ministro Pistarini”).

La razón de esta elección fue que su suelo era de excelente contexto geológico en su subrasante, debajo de la tierra había tosca, lo que representaba prescindir del pedregullo, volviéndose un proyecto que ahorraría millones de pesos y meses de trabajo, eso pesó mucho más que las dificultades que poseía la zona, ya que la misma era accesible desde los valores comparativos y menos nieblas que en el borde del río de la Plata en los meses de invierno, así todo jamás eso generó inconvenientes insuperables, “lo que por los avances de la tecnología ganara en seguridad operativa, sostenía en los años 50, este prócer”.

Bajo la Presidencia de Farrel, allá por el año 1944, el propio Pistarini reglamentó los terrenos a ocupar. Su construcción comenzó el 22 de diciembre de 1945, llegando a su fin cuatro años más tarde.

Fue inaugurado por el Presidente Juan D. Perón en 1949 (ver foto al pié), dónde se coloca la piedra fundamental del Aeropuerto localizado cerca del pueblo de Ezeiza, y en agradecimiento por la labor llevada a cabo por el Mtro. Pistarini, el propio Presidente Perón decretó que el Aeropuerto llevaría el nombre de su incondicional colaborador.

En cuanto a la obra, se adaptó el modelo en base a las observaciones realizadas de los emprendimientos aeronáuticos mundiales más modernas de la época y según los planos del proyecto original la obra consistía en edificios centrales con pistas tangenciales.

Los edificios principales fueron tres, que ocuparían el rol de aerostación, correo, aduana y el tercero de un hotel internacional.

Estos edificios estarían conectados entre sí por los espigones donde operarían las aeronaves, solamente fueron construidos dos, de los seis proyectados.

El antiguo espigón llamado “Internacional” fue modificado en 1978 con motivos de la celebración del Mundial de Futbol.

1998. Los cambios efectuados fueron, la instalación de un sistema de control y monitoreo de luces individuales, luego se renovaron las dos pistas principales la 11/29 y la 17/35, dejando sin uso la pista 05/23.

Esta serie de remodelaciones finalizaron en el año 2000.

El resto de las modificaciones (historia reciente) se llevaron a cabo bajo la administración privada Concesionada de “Aeropuertos 2000”.


FOTO: El Presidente Perón, y su esposa, junto al Ministro Pistarini en la inauguración del Aeropuerto de Ezeiza el 12 de marzo de 1949

Juan Pistarini, un hacedor excepcional

Desde el Ministerio de Obras Públicas, entre 1944 y 1952 construyó miles de kilómetros de rutas, realizó obras para el cambio de mano (a partir del 6 de junio de 1945, se comenzó a circular por la derecha).

Hoteles de turismo en todas las Capitales de Provincia y Territorios Nacionales. Paso de los Libres, Bariloche, entre otras ciudades del interior, y complejos de Turismo Social en Chapadmalal y Embalse de Río Tercero, espacios de esparcimiento y balnearios populares como el de Costanera Norte.

Siguió la prolifera tarea de Exequiel Bustillo de equipar a los Parques Nacionales.

La Unidad Turística Embalse, en Córdoba que levantó entre 1946 y 1955, estaba compuesta por siete hoteles y 51 bungalows con una capacidad para albergar a 3000 personas y ofrecía servicios de correo, farmacia, cabinas telefónicas, confitería bailable, capilla, ermita, galerías comerciales, salón de teatro, sala de cine, servicio de bar en cada hotel y de mantenimiento.

En la planta recreativa, contaba con dos piletas y un mirador turístico.

Hizo plantar por millones árboles en todos lados, con verdadera pasión forestadora.

 

 

Fuente : www.cienaniosdeturismo.gov.ar