Este no es el unico escenario posible, como ya lo demostrarón el Movimiento de países no alineados en Bandung en 1955/56. Este es el mejor escenario solo para el Unipolarismo Financiero.

NUEVA GUERRA FRIA y MURO TECNOLÓGICO, INTELIGENCIA ARTIFICAL, BIG DATA

Por Wim Dierckxsens - Walter Formento (FOTO)

Estamos ante una amenaza de un Escenario de una Nueva Guerra Fría. Este es el escenario al cual le interesa llevarnos al Unipolarismo Financiero. Nos quiere imponer tener que alinearnos ahora entre: Estados Unidos o China. De regreso a un nuevo  Bipolarismo, uno que no sería tal como lo fue, la resultante de la crisis financiera mundial del 1929 y su guerra mundial correspondiente.

Por Wim Dierckxsens – Walter Formento

NAC&POP

28/07/ 2020

Prólogo

Si esta guerra se intensifica significativamente, la desconexión (Samir, Amín) o el desacoplamiento, podría cobrar mayor y decisivo impulso.

Un ´Muro Tecnológico´ implicaría la partición del mundo en dos.

Para China conllevaría a una pérdida de demanda internacional sobre el mercado interno de china, aumento de costos por en el cambio en las cadenas de suministro global situadas actualmente en China y mayores costos operativos debido a la aparición de dos estándares tecnológicos divergentes debido al «Muro tecnológico».

A esta evaluación técnico-tecnológica deben agregarse los cambios políticos y geopolíticos que deberán también sucederse.

El apoyo político anticipado de los gobiernos es clave dada la centralidad del sector de semiconductores en relevancia tecnológica geopolítica, para consolidar la supremacía tecnológica y constituyen la columna vertebral de cualquier salto cualitativo en inteligencia artificial.

Por ello el escenario probable es el caso de la desconexión y la escalada de la guerra fría.

Es un proceso que llevará tiempo.

La transición a reemplazarlo fuera de China continental, podría llevar de 5 a 8 años para lograrlo con éxito.

La falta de infraestructura, redes agrupadas y mano de obra calificada en otros países son los principales obstáculos a resolver para sustituir a China. Vietnam, India, Malasia, Indonesia y Filipinas son los principales países para esta transición, pero la mayoría de ellos necesitarían mejoras “significativas” en diversos planos para lograr reemplazar contundentemente al clúster de la cadena de suministro de china.

Introducción

En el cuadro geopolítico reciente, tenemos que las fuerzas de las transnacionales financieras globalistas procuran imponer un Nuevo Orden Económico (Economic-Reset) con un Estado global sin fronteras ni ciudadanos, con otro sistema monetario internacional basado en la cripto-moneda LIBRA, controlada por Facebook (uno de los pilares de las GAFAM Globalistas).

Si lograra imponerse, sería un Estado global con una fuerza militar propia basada en la OTAN-Globalista.

Sin embargo, para poder imponerlo mundialmente tendrían que poder subordinar a China, Rusia e India a su esquema, hecho que se considera imposible sin una guerra militar, ya que mediante la guerra financiera no lo lograron.

Pero una guerra militar entre grandes potencias nucleares se considera imposible porque supone la eliminación de toda la vida en el planeta tierra, excepto las bacterias.

Por ello, las tecnologías 5G, con híper-velocidad e interconectividad de dispositivos y datos en tiempo real, cobran una importancia medular como el terreno alternativo para poder disputar poder e imponerse.

En el Capitalismo de ‘Big Data’, el de las corporaciones transnacionales como Facebook, Apple, Microsoft, Amazon, Google y Netflix (Big Five+1: GAFAM), junto a otras empresas globalistas como Paypal, IBM, etc.

Las ´Big Five´, en conjunto, representaban, a principios de 2017 el 11.5% del valor de las acciones de Standard & Poors (SPX) en Estados Unidos, a finales de 2019 un 17,4% y en abril de 2020 lograron llegar al 25% y con ello se consolida una influencia muy grande en la “manipulación” del mercado bursátil.

Con todo, las Big-Five del Big Data transnacional unipolar no han podido alcanzar el liderazgo en las tecnologías 5G frente a China.

La pugna por el liderazgo en el 5G es una pugna por la dominación en el terreno del Grandes-Datos (Big-Data), estos son los verdaderos motivos que subyacen en la guerra comercial que Washington mantiene con Pekín, porque quién controle la red 5G controlará la producción de los Grandes-Datos (Big-Data) y luego, el proceso de la producción social, económico, político e ideológico-cultural.

Y la empresa china Huawei ha tomado la delantera en el desarrollo 5G y el ´Big Data´.

Hasta la fecha, más de 50 operadores han lanzado redes comerciales 5G en todo el mundo, 35 de las cuales fueron construidas por Huawei.                       

Además, la infraestructura de red ya existente de las generaciones anteriores en muchos países se construye con equipos  Huawei.                       

En la UE, Huawei tiene el 31% del mercado de infraestructura celular.         

Las redes 5G en Corea del Sur, aunque se lanzaron antes que en China, funcionan con equipos Huawei [1].

De consolidar su posición actual, Pekín (Beijing) bien podría “direccionar” el futuro de la humanidad, al contar con el poder para impulsar y sostener una transición hacia el multipolarismo.

Que implicaría un diálogo pluriversal de naciones soberanas unidas.

Esto presupondría un poscapitalismo financiero, objetivo que se contrapone particularmente a los intereses transnacionales globalistas financieros, que plantean una coordinación de Cities-Financieras con centro en una oligarquía financiera global a partir del banco central de los bancos centrales –Banco de Basilea (BIS)-.

Luego de la mayor caída en el valor de las acciones de las GAFAM, a sus mínimos históricos en marzo de 2020, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció, junto con la Secretaria del Tesoro (Min-Economía), que adquiriría de forma ilimitada bonos del Tesoro para “sostener” a los mercados financieros[2], como respuesta a la crisis sistémica.

Continuaron los estímulos, pero la toma de decisiones ya no se circunscribiría solo a la Fed sino que ahora debería incluir a la Secretaría del Tesoro (Mnuchin con vínculos históricos con el tri-continentalista Goldman-Sachs/Warren Buffet/Bank-Of-America), y la influencia directa del presidente Trump.

Solo las muy grandes corporaciones (Too-Big-To-Fail), las GAFA, se beneficiaron principalmente y por ello sus acciones subieron un 10%.

Mientras la inmensa mayoría grandes-empresas, que cotizan en Standard & Poors 500 (S&PX), no recibieron nada y por ello sus acciones bajaron un 13%.                

¿Por qué sólo las GAFAM? Porque las GAFAM conforman el complejo estratégico de Inteligencia Artificial capaz de organizar y motorizar la guerra económica comercial y monetaria, política, cultural, técnico-militar y estratégica a nivel mundial desde las transnacionales capitalistas y disputar con la IA del complejo estratégico del BRICS-Multipolar-Pluriversal, que por ahora llevan ventaja estratégica en este terreno.

La cuarta revolución industrial <4-RI>

 A la era del Big Data suelen llamarla Cuarta Revolución Industrial 4-RI.  En el big data, los algoritmos analizan millones de datos de usuarios/ consumidores, a partir de algoritmos de redes sociales como Facebook, Twitter, Uber, Google Maps, etc.

Los algoritmos se usan para predecir resultados electorales, nuestros comportamientos acerca de cómo o en base a que variables/ítems realizamos la toma de decisiones.

Nuestros consumos en general, gustos y el mundo del trabajo se van algoritmizando, ya que las diferentes tareas se convierten en Big-Data, algoritmos, y se automatiza el trabajo.

Las tareas no algoritmizables, por el momento, son las relacionadas con la creatividad y las emociones humanas, esa es nuestra ventaja.

Sí conocen nuestras pasiones más íntimas las tecno-manipularan.

De ahí el nombre de Big Data: La combinación de máquinas y algoritmos es lo que está cambiando el mundo.

El trabajo de los programadores informáticos consiste en traducir los problemas del mundo a un lenguaje que una máquina pueda entender.

Es decir, en algoritmos que la máquina maneje: para ello hay que picar realidad en pequeños problemas en sucesión y poner a la computadora a la tarea.

Un programa de ordenador es un algoritmo escrito en un lenguaje de programación que al final acaba convertido en miles de sencillas operaciones que se realizan con corrientes eléctricas en el procesador, corrientes representadas por los famosos unos y ceros, los dígitos que caracterizan lo digital.

La clave es que son muchas operaciones a la vez: un ordenador de 4 giga Hertz (4Ghz) puede hacer 4.000 millones operaciones en solo un segundo.

Ahora queda claro también que el 5G que ha desarrollado China (Huawei) una velocidad muy superior al de 4G en Occidente resulta una amenaza en quien marcará la pauta en el mundo mañana.

La minería o exploración de datos es un campo de la estadística que se refiere al proceso que intenta descubrir patrones en grandes volúmenes de datos en tiempos mínimos.

Utiliza los métodos de la  Inteligencia artificial,  es decir, un programa de computación diseñado para realizar determinadas operaciones que se consideran propias de la inteligencia humana, como el autoaprendizaje, entender, razonar, tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad.

Dichas técnicas, no son más que algoritmos, más o menos sofisticados que se aplican sobre un conjunto de datos para obtener unos resultados.

Hay quienes sostienen que la minería de datos es estadística envuelta en una jerga de negocios que la convierte en un producto vendible, que a muy menudo de esto se trata.

Los Big Five+1 en la cuarta revolución industrial

Facebook

Facebook como red social para mayores de 13 años está disponible en varios idiomas, allí se puede tener amigos, compartir videos, imágenes como fotografías, publicaciones en un muro, enviar mensajes directos a cualquier amigo, crear listas de amigos, crear una página de fans, grupos. Incluye aplicaciones y juegos.

Los usuarios ´consumen´ valores de uso que no adquieren valor de cambio y este “consumo” genera datos que son materia prima (valores de uso) gratuita para Facebook.

Desde septiembre de 2006, Facebook se abre a todos los usuarios de Internet, se transforma en una Aplicación Red Social.

A principios de 2018, la empresa decidió dar mayor importancia a los usuarios particulares que a empresas, marcas y medios de comunicación, de donde provenían sus ingresos por publicidad.

En términos de economía política en el uso, estrictamente hablando de Facebook, por sus usuarios individuales no hay pago, por lo tanto tampoco mercancía.

Hay disfrute de valores de uso, lo que se llama comunicación.

En julio de 2009, Mark Zuckerberg hizo público que Facebook había alcanzado los 250 millones de usuarios, mil quinientos millones en 2015 y para 2019 había alcanzado a nivel mundial un total de 2.271 millones de usuarios.

El negocio de Facebook está en el big data, con algoritmos que analizan millones de datos personales, de todo tipo, de los ´consumidores´.

Los algoritmos son componente estructural no solo en la red social Facebook, sino también en Twitter, Uber, Google, Netflix, etc.

Los algoritmos aprenden a partir de lo que a través de las pantallas digitales compramos, escribimos, leemos, buscamos, a dónde viajamos, a qué hora viajamos, a qué velocidad, en qué tiempo, etc., todo esto y más les va permitiendo construir un saber cómo podrían manipular nuestras preferencias hacia tal o cual finalidad de consumo: económico comercial, político electoral, cultural político, comunicacional, etc.

Acerca de qué preferimos hacer y lo que nunca haríamos, cómo, dónde, cuándo, con quién/es, porqué y para qué.

De modo que sino no elige algo o alguien pueda construirse que se abstenga de elegir/consumir antes qué elija/consuma lo contrario, lo que nunca haría en determinadas circunstancias y contextualización subjetiva.

Pero, en este punto, incluso avanza construyendo subjetividad en la toma de decisión, a partir de des-potenciar conceptos, neutralizarlos e incluso potenciar positivamente lo que podría ser considerado negativo (ver ej.: la elección de Trump por Cambridge Analítica).

La mani(tecni)pulación que guía la elección hacia tal o cual “producto” puede ser considerada equivalente a la ´publicidad´, es decir un gasto de circulación en economía política que es un gasto improductivo.

No solo es improductivo el trabajo vivo en tal trabajo de ´publicidad´, sino también el trabajo muerto, es decir toda la minería de datos y la plataforma de trabajo que se destina a ello. Incluso la construcción o producción de sentido subjetivo o subjetividad puede ser considerada de este modo.

No aumenta, en otras palabras, la riqueza social sino que la orienta o dirige hacia “una u otra” de las empresas que son quienes pagan por este “servicio” de publicidad a Facebook o Google.

En el ámbito social son falsos costos de la producción y no generan ni valor ni plusvalía.

Aunque todas las personas pueden mediante un pago-en-dinero poner a la venta artículos en cualquier condición, las empresas igualmente usan ese ´Marketplace´.

El verdadero negocio de Facebook es la venta de bases de datos, sin mayor ética.

Documentos filtrados por NBC revelan cómo Mark Zuckerberg supervisó la estrategia para vender los datos de los usuarios de Facebook.

Aunque el director de la red social constantemente asegura que protegen la privacidad de las personas, en realidad la información es usada para el único objeto del beneficio económico.

A cambio de datos [organizados y tratados de un modo específico según el grupo socio-económico-cultural de la población total a impactar], sus clientes-socios comerciales invierten-pagan con grandes sumas de dinero en anuncios publicitarios dentro de la plataforma.

El ejemplo más claro es Amazon que invertía importantes sumas de dinero en publicidad dentro de la red social.

A cambio, accedía a datos privados de las personas.

NBC señala que los documentos fueron filtrados al periodista británico, quien a su vez los compartió con otros comunicadores.

Con Menlo Park, Facebook ha tenido acuerdos de colaboración donde las dos partes involucradas compartían información de sus respectivos usuarios.

En otras ocasiones, Facebook aceptaba pagos directos para permitirles consumir datos.

Mientras estas prácticas ocurrían, Facebook trabajaba en una estrategia de comunicación para ocultar sus verdaderos movimientos.

La empresa se encontró en medio de una tormenta comunicacional sin precedentes por el presunto acceso indebido de Cambridge Analytica a datos de unos 50 millones de usuarios en EEUU en estados con votos no definidos (llamados Estados Swingers) hacia un partido u otro a fin de poder manipular (a partir de un algoritmo) la votación de éstos en las elecciones de 2016 en EEUU.

Una reciente inyección de capital a Facebook de 27,5 millones de dólares, liderada por Greylock Venture Capital, fondo de inversión con fuerte vínculo con la estructura de inteligencia norteamericana –CIA-, que sin duda se destinó a la compra/venta de datos o servicios de “publicidad”.

Estas ventas de datos, desde la óptica de la economía política, pertenecen a la esfera de circulación y no contribuyen al crecimiento de la riqueza.

A partir de la crisis financiera de 2007-08, las inversiones tienen dos tipos de destino u objetivo: primero una política de fusiones y adquisiciones.

En esta dirección, en julio de 2007, Facebook anunció su primera adquisición, Parakey, Inc. En agosto de 2007 se realizó una integración con YouTube.

​Las otras adquisiciones y/o fusiones fueron: 2009 FriendFeed, $47,5 millones; 2010 Patentes de Friendster, 40 millones de dólares; 2011 Snaptu, $70 millones; 2012 Face.com,$ 100 millones; 2012 Instagram, $1000 millones; 2013 Atlas, $100 millones; 2013 Onavo Israel $150 millones; 2014 WhatsApp, $19.000 millones; 2014 Oculus $2.300 millones;  2018 Redkix $100 millones de dólares; 2019 Beat Games sin monto; 2020 Reliance Industries $5.700 millones y tambien en 2020 Giphy $400 millones.

Más recientemente, la recompra de las acciones propias a partir de la expansión monetaria de la Reserva federal (Fed) ha sido la práctica de los Big Five en general, por lo tanto también de Facebook.

Las fusiones, las adquisiciones ni la recompra de acciones constituyen actividades productivas y éstas no generan nueva riqueza, valor o plusvalía.

Desde la óptica del capital esta concentración de capital en menos manos y sus actividades improductivas no deja de ser fuente de grandes ganancias para el capital individual que opera a partir de su plataforma.

NETFLIX

Netflix, Inc. es una empresa de entretenimiento estadounidense, que opera a nivel mundial, cuyo servicio principal es la distribución de contenidos audiovisuales a través de una plataforma en línea.

Se crea en 1997 y un año después comienza su actividad ofreciendo un servicio de alquiler de DVD a través del correo postal. ​

Actualmente, Netflix participa en la producción de obras audiovisuales: desde la creación o adquisición del producto, hasta su difusión mundial.

En 2009, su catálogo físico ofrecía ya 100 mil títulos y su clientela supera los 10 millones de suscriptores. ​

En 2020, la plataforma contaba con aproximadamente 183 millones de clientes en todo el mundo y la mayoría fuera de Estados Unidos.

Se trata actualmente de una empresa de comunicación de contenidos culturales audiovisuales que participa en la propia producción de películas.

En 2011 inicio la producción de contenidos propios, que lanzaría en 2013 con House of Cards.

Los productos en español más exitosos mundialmente son las series de La casa de papel y Élite.

Netflix se definía para 2018 ya como una «global internet TV network» o una cadena global de televisión por internet.

Netflix se basa en datos de más de 117 millones de miembros de Netflix en todo el mundo que vieron más de 1000 millones de horas de series y películas que fueron provistas por Netflix por mes.

Netflix funciona con un reproductor basado en Microsoft Silverlight, para evitar que se descargue el contenido audiovisual.

A partir del año 2000, Netflix comenzó a utilizar un sistema de calificación de las películas que alquilaban.

A través de la plataforma en línea, los suscriptores tenían la posibilidad de calificar las películas vistas.

Otros datos de los que se sirve este sistema son los gustos y preferencias de otros usuarios que han sido clasificados como similares, así como los géneros, actores y año de lanzamiento de las producciones que acostumbra la persona a “consumir” para prever de manera acertada los gustos del público.

Esta base de datos procesada ha servido para decidir sobre los temas, actores o actrices, o directores (influencers o influyentes[3]).

Al  priorizar sus propias producciones y borrar de su catálogo regularmente cada vez más películas y producciones de otras compañías, así como el tener un catálogo limitado de películas antiguas.

Con su base de datos y los algoritmos basados en los datos personales que proveen los suscriptores sumados a otras bases de datos, Netflix genera cambios en los hábitos de consumo, particularmente, entre sus miembros más jóvenes.

Netflix también logró interpretar al usuario, comprender sus gustos, saber qué contenidos consume, en qué momento y en qué lugar.

En otras palabras: puso al consumidor en el centro de su modelo de negocios.

Netflix en su producción propia no deja de ser una «máquina traga talentos», que se alimenta de lo que las cadenas y estudios tradicionales de todo el mundo rechazan.

La virtud de Netflix estaría en tener los datos del «valor» de respaldar productos de nicho[4], y no solamente historias de super héroes, como los estudios de Hollywood.

Netflix cuenta con 168 millones de suscriptores a nivel mundial y con ello supera con creces a Disney+ que tiene 50 millones.

Netflix se ha dedicado recientemente más a la producción propia de películas que a adquisiciones de las mismas.

En 2018 Netflix esperaba gastar 7.000 millones de dólares en contenidos, un 50% en los Netflix Originals y el otro 50% a adquisición de catálogo de terceros.

En 2018 Netflix anunció la adquisición de su primer estudio cinematográfico, ABQ Studios, ubicado en Albuquerque, Nuevo México, para la creación de nuevos contenidos.

En 2019,  Netflix ya destinó más de 12.000 millones a la producción de contenido propio lo que implicó una reducción significativa de los costos de adquisición.

En términos de adquisiciones el perfil de Netflix es más modesto.

En 2017 Netflix ha llegado a un acuerdo para adquirir Millarworld, la editora de cómics.

Es la primera adquisición por $300 millones; en 2018 Netflix y Atresmedia han alcanzado un acuerdo para la adquisición preferente de contenidos de ficción del sello Series y en 2019 Netflix compra los derechos de ‘Seinfeld’ tras pagar más de $500 millones.

Apple Inc.

Apple es una empresa estadounidense que diseña y produce equipos electrónicossoftware y servicios en línea.

Tiene su sede central en CaliforniaEstados Unidos y la sede europea en Irlanda. ​

Sus productos de hardware incluyen el teléfono inteligente iPhone, la tablet iPad, el ordenador personal Mac, el reproductor de medios portátil iPod, el reloj inteligente (Apple Watch) y el reproductor de medios digitales (Apple TV).

En el software de Apple se encuentran los sistemas operativos iOS, IPadOSmacOSwatchOS y tvOS, el explorador de contenido multimedia iTunes, la suite iWork (software de pr