Y lo más grave de todo: es que sentó a los que secuestraron a muchos de nuestro hijos e hijas que luchaban por una Patria liberada.

HEBE Y LAS MADRES SALIERON AL RUEDO

Por Hebe de Bonafini

Después de mucho discutirlo nos dirigimos a Ud. con mucho dolor porque nos sentimos agraviadas y heridas en lo más profundo de nuestro corazón, al ver que Ud. sentó en la mesa a todos los que explotan a nuestros trabajadores y trabajadoras, y a los que saquearon el país.

Al Sr Presidente
Dr. Alberto Fernández

Después de mucho discutirlo nos dirigimos a Ud. con mucho dolor porque nos sentimos agraviadas y heridas en lo más profundo de nuestro corazón, al ver que Ud. sentó en la mesa a todos los que explotan a nuestros trabajadores y trabajadoras, y a los que saquearon el país.

Y lo más grave de todo: a los que secuestraron a muchos de nuestro hijos e hijas que luchaban por una Patria liberada.

Con gran tristeza,

Hebe de Bonafini
Presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo

PD: Soñamos con ver en esa mesa alguna vez sentados a los compañeros

trabajadores y trabajadoras que tienen callos en las manos y los pies,

y la espalda doblada de trabajar.

Hebe de Bonafini Presidenta de Madres y Alberto Fernández Presidente argentino

Antes:

En la celebración del Día de la Independencia, Alberto Fernández reunió a empresarios y gobernadores con un mensaje de tono conciliador.

«Vine acá a terminar con los odiadores seriales», expresó el Presidente.

Añadió que «el odio y la división nos postergan y paralizan», y llamó a trabajar en conjunto para reconstruir la economía del país.

Tuvo palabras amistosas con el sector agropecuario, con el que entró en fricciones a partir del proyecto de intervención de Vicentin.

Alberto Fernández busca compartir el peso de la reconstrucción

Estuvieron presentes el presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina; Miguel Acevedo y Carolina Castro, de la Unión Industrial Argentina; Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio); Eduardo Eurnekian (Cámara Argentina de Comercio); Javier Bolsico (Asociación de Bancos Argentinos) y Néstor Szczech (Cámara Argentina de la Construcción), entre otros.

También participaron del acto Héctor Daer (CGT) y varios funcionarios.

La Carta completa que Alberto Fernandez le envióa Hebe y las Madres como respuesta a la suya:

Otra carta de las Madres.

La semana pasada se conoció otra carta que había escrito Hebe de Bonafini, aquella, con la reina Isabel II de Gran Bretaña como destinataria.

En la misiva, le reclamaba la devolución del oro depositado en el Banco de Inglaterra por el gobierno de Venezuela, días después de que la justicia británica le negara el control de lingotes al chavista Nicolás Maduro porque el gobierno de Boris Johnson reconoce al jefe del Parlamento y de la oposición, Juan Guaidó, como presidente interino del país.

«Yo creo, mejor dicho: estoy convencida, que usted no necesita ese oro, ni tampoco el pueblo de su país.

Me atrevo a decirle, de mujer del pueblo a mujer que reina: ¿no le parece un abuso de vuestra parte?

Ese robo ¿no es un atropello?», escribió la titular de Madres.

ADEMÁS

Días antes ante la manifestación anticuiarentena

Frente a las manifestaciones de sectores sociales que ganan las calles en distintos lugares para manifestarse contra cualquiera de las medidas del gobierno, encarnando como propios los intereses de los grupos concentrados, que son los que debilitan y raquitizan nuestra economía; hay que decir que nosotros como expresión de parte del movimiento popular, no estamos ni derrotados ni debilitados, estamos cumpliendo con el aislamiento social preventivo obligatorio por el amor que le tenemos a nuestro pueblo , para cuidarnos y cuidarlos.

Estamos fuertes y dispuestos a defender al gobierno frente a alocadas aventuras destituyentes, para aportar a la construcción de un proyecto popular de recuperación de soberanía.

Las temerarias manifestaciones incumpliendo todas las recomendaciones de preservación sanitaria, las bravuconadas y amenazas no nos amilanan ni nos perturban.

No porque no podamos temerles genuinamente a propuestas bestiales de saqueo, depredación, espionaje y persecución como las que Ellos añoran y encarnan, sino porque tenemos confianza en las reservas morales de nuestro pueblo que sabemos está en disposición de transitar un proyecto de recuperación nacional sin lugar para las amenazas ni para la violencia sectaria.

Como durante cada una de las etapas de resistencia al neoliberalismo nuestres compañeres como militancia popular organizada sabrán ocupar las calles, los lugares de trabajo, los territorios.

La Plaza es de las Madres, es decir es del Pueblo, las calles son del Pueblo.

A nuestros dirigentes los defendemos, no los negociamos ni los olvidamos.

Cada día de prisión de nuestrxs compañerxs es un dolor y una vergüenza que tratamos de enmendar con nuestra militancia por su libertad absoluta y contra las causas armadas que les llevaron a la cárcel.

Cada insulto y amenaza sobre la principal conductora nacional es un insulto y amenaza a todo nuestro pueblo, a nuestras madres y hermanas, a nuestra compañeras trabajadoras y estudiantes, y no permaneceremos impávidos como espectadores bobos cada vez que quieran cargar contra Ella que es cargar contra Nosotros.

Se nos propone que hay que terminar con los “odiadores seriales”, con la brecha.

La manera de desterrar semejante situación es apoyándose en el Pueblo principal víctima de las agresiones de la derecha neoliberal, nunca fuimos tributarios de la teoría de los dos demonios y no lo vamos a ser ahora.

Los odiadores son ellos, los que nos desprecian e insultan son ellos, los que nos explotan y se apropian del fruto de nuestro trabajo son ellos.

Nosotros somos Pueblo y abogamos para que el gobierno del Frente de Todos vaya sanando los estragos que produjo sobre cada sector el gobierno neoliberal macrista.