"Cualquier cosa que reduzca el nivel de confrontación voy a estar a favor, siempre que no perjudique los intereses de la sociedad"

GRACIANA PEÑAFORT: «ES NECESARIO QUE VICENTIN FUNCIONE»

Por Fernando Alonso
La abogada Graciana Peñafort habló en el programa Reporta Caput sobre la red de espionaje ilegal llevada a cabo durante el gobierno de Mauricio Macri y las reacciones ante el proyecto de expropiación de Vicentin. «Cualquier cosa que reduzca el nivel de confrontación voy a estar a favor, siempre que no perjudique los intereses de la sociedad», afirmó.

Por Fernando Alonso

Reporta Caput

22/06/2020

Graciana Peñafort se refirió a la red de espionaje desplegada durante la gestión de Cambiemos y sostuvo que «la vida de democrática no tiene derecho a espiar. Esto fue con un nivel de gravedad institucional pocas veces visto y más espiar a personas privadas de su libertad».

«Parece estar focalizado en los lugares donde los abogados tenemos las entrevistas con nuestros defendidos y donde se plantean las estrategias de defensa. Y el hecho que esto haya sido escuchado demuestra que no hubo derecho a defensa».

En relación a las protestas por la expropiación de Vicentin afirmó: «Yo no estoy de acuerdo, pero está dentro de lo que la sociedad democrática tiene como regla de vida.

Las personas tienen derecho a protestar.

Creo que la reacción popular tiene relación con una situación de mucho malhumor social por la cuarentena, aunque no es culpa del gobierno.

En este contexto se da lo de Vicentin, que es una decisión estratégica en un sector estratégico de la economía Argentina», señaló.

A su vez, indicó que «la empresa le debe un montón de dinero a un montón de personas, de modo que no le alcanza todo su patrimonio para pagar la deuda, y acá entra que Vicentin recibió una enorme cantidad de dinero de parte de un banco público y no lo usó para pagar sus deudas».

«Cuando llega la propuesta de que el Estado tome el control aparecen los otros intereses estratégicos, que tienen que ver con un sector importante de la economía, que tiene una parte en negro, y en el marco de una lucha política con un sector de la oposición.

La expropiación es antipática pero es una enorme estrategia», aseguró.

«Creo que es necesario que esa empresa funcione y lo haga lo mejor posible, pagando sus deudas. Yo voy a estar a favor de cualquier alternativa que no implique dar tiempo a un curso que dure 18 años como pasó con el Correo argentino.

En principio cualquier cosa que reduzca el nivel de confrontación voy a estar a favor, siempre que no perjudique los intereses de la sociedad», concluyó.

 

La abogada Graciana Peñafort habló en el programa Reporta Caput sobre la red de espionaje ilegal llevada a cabo durante el gobierno de Mauricio Macri y las reacciones ante el proyecto de expropiación de Vicentin.

«Cualquier cosa que reduzca el nivel de confrontación voy a estar a favor, siempre que no perjudique los intereses de la sociedad», afirmó.

Graciana Peñafort se refirió a la red de espionaje desplegada durante la gestión de Cambiemos y sostuvo que «la vida de democrática no tiene derecho a espiar.

Esto fue con un nivel de gravedad institucional pocas veces visto y más espiar a personas privadas de su libertad».

«Parece estar focalizado en los lugares donde los abogados tenemos las entrevistas con nuestros defendidos y donde se plantean las estrategias de defensa. Y el hecho que esto haya sido escuchado demuestra que no hubo derecho a defensa».

En relación a las protestas por la expropiación de Vicentin afirmó: «Yo no estoy de acuerdo, pero está dentro de lo que la sociedad democrática tiene como regla de vida.

Las personas tienen derecho a protestar.

Creo que la reacción popular tiene relación con una situación de mucho malhumor social por la cuarentena, aunque no es culpa del gobierno.

En este contexto se da lo de Vicentin, que es una decisión estratégica en un sector estratégico de la economía Argentina», señaló.

A su vez, indicó que «la empresa le debe un montón de dinero a un montón de personas, de modo que no le alcanza todo su patrimonio para pagar la deuda, y acá entra que Vicentin recibió una enorme cantidad de dinero de parte de un banco público y no lo usó para pagar sus deudas».

«Cuando llega la propuesta de que el Estado tome el control aparecen los otros intereses estratégicos, que tienen que ver con un sector importante de la economía, que tiene una parte en negro, y en el marco de una lucha política con un sector de la oposición.

La expropiación es antipática pero es una enorme estrategia», aseguró.

«Creo que es necesario que esa empresa funcione y lo haga lo mejor posible, pagando sus deudas.

Yo voy a estar a favor de cualquier alternativa que no implique dar tiempo a un curso que dure 18 años como pasó con el Correo argentino.

En principio cualquier cosa que reduzca el nivel de confrontación voy a estar a favor, siempre que no perjudique los intereses de la sociedad», concluyó.