La aldea global, avances, retrocesos y nueva oportunidad para la humanidad.

LA TIMBA GLOBAL

Por Daniel Alberto Roy

La verdadera timba se juega en el Casino Global, encabezado por Wall Street y las Bolsas de Valores de todo el mundo. Sólo pueden jugar los elegidos.las multinacionales ya no tienen bandera insignia, sólo tienen domicilios fiscales y son las usuarias mayoritarias de las guaridas fiscales junto con los narcotraficantes, los vendedores de armas, los tratantes de personas, la corrupción pública y privada y cuanto delito produzca dinero importante.

Por Daniel Roy

MUNDO GLOBAL
7 mayo, 2020

La verdadera timba se juega en el Casino Global, encabezado por Wall Street y las Bolsas de Valores de todo el mundo.

Sólo pueden jugar los elegidos.

También están los casinos para el resto.

Dos de los tres más grandes casinos del mundo se encuentran en Macao. que además de ser guarida fiscal, es una de las dos regiones administrativas especiales administradas por la República Popular China bajo la política “un país dos sistemas”, idea formulada por Deng Xiaoping que permitió recuperar Hong Kong (colonia británica) y Macao (colonia portuguesa).

Macao (Aomen en chino) es el único lugar de China en el que se puede jugar dinero legalmente a juegos de azar.

Allí se encuentra The Venetian Macao.

Un total de cuarenta pisos y casi un millón de metros cuadrados conforman este casino-resort y su vecino City of Dreams, conformado por cuatro torres de más de cuarenta pisos de altura y con unas instalaciones y unos servicios al alcance de sus clientes que lo convierten en uno de los establecimientos más lujosos del país asiático.

El tercer casino más grande es el Foxwood Resort en las afueras de Connecticut, EEUU. El Foxwood Resort es un complejo de seis casinos.

Algunos jugadores tienen una martingala (artimaña o ardid) pero los que siempre ganan son el 1% de la población mundial que posee casi la mitad de la riqueza que produce el mundo.

Los capitanes del juego son: el sector financiero mundial y las multinacionales.

El primero copó el sistema capitalista y crece geométricamente en desmedro de la economía real que es la que crea bienes y servicios que satisfacen necesidades reales; el sector financiero ha logrado hacer “dinero de la nada” mediante la emisión de “medios de pago” o “dinero bancario” y con ello endeudar en más o en menos a todos los países del mundo y al mismo tiempo financiar a todos los políticos para que defiendan una supuesta democracia pero en realidad defienden e imponen “la deuda como sistema de nueva esclavitud”.

Por otro lado, las multinacionales ya no tienen bandera insignia, sólo tienen domicilios fiscales y son las usuarias mayoritarias de las guaridas fiscales junto con los narcotraficantes, los vendedores de armas, los tratantes de personas, la corrupción pública y privada y cuanto delito produzca dinero importante.

Ese dinero que no paga impuestos en los países de origen restando recursos a la educación, salud, vivienda, etc., es el mismo que previo lavado en las guaridas fiscales, termina en el sector financiero alimentando el sistema.

El sector financiero se ha convertido en un verdadero casino especulativo donde el único objetivo es ganar el máximo de dinero en el menor tiempo posible; la tecnología actual permite hacer transacciones de compra-venta de acciones, bonos, y demás títulos de deuda públicos y privados, en cuestión de segundos, comprar en Hong Kong y vender en la City de Londres antes que se enfríe el café y sin movernos de la oficina.

REFLEXIONES PARA EL CIUDADANO DE A PIE SOBRE DEUDA EXTERNA

Muy a menudo se escucha a economistas y periodistas, decir que la economía del país es como la de nuestros hogares: “no se debería gastar más de lo que ingresa”, pero hay una Pequeña Gran Diferencia: “los Estados pueden emitir dinero para autofinanciarse y los hogares no”.

Todos los Estados lo hacen, sobre todo EEUU que a través de la Reserva Federal acaba de inyectar al sistema 2.6 billones de dólares para autofinanciarse y atenuar los efectos económicos de la pandemia provocada por el COVID-19.

El ciudadano de a pie, honestidad mediante, piensa: “tomamos deuda para gastar más de lo que podíamos y ahora hay que ajustarse el cinturón (no pagar la obra social, no vestir a nuestros hijos, tomar sopa todos los días, etc.) para poder pagar a nuestros acreedores”.

Ahora bien, resulta que los prestamistas no son vecinos decentes de la cuadra, sino que son grandotes que no producen ni bienes ni servicios para la vecindad, pero tienen cash y prestan dinero a altísimas tasas de interés a sabiendas que en algún momento no podremos devolverla.

Cuando eso ocurre ya recuperaron todo o gran parte del préstamo por los intereses que ya pagamos y además quieren obligarnos a trabajar en la actividad que ellos decidan de acuerdo a sus intereses.

En la casa viven distintas clases de gente, y resulta que algunas familias heredaron mucho terreno, tienen pileta, aire acondicionado, calefacción y comen todos los días muy bien, mientras que otras son más modestas y por último está la mayoría que viven amontonados y con muy pocos recursos.

Para peor, la deuda no se invirtió en alguna máquina para producir algo, luego venderlo y poder pagar la cuota del préstamo, sino que los que viven muy bien la usaron para sacar (fugar) ese dinero de nuestra casa y esconderlo en un aguantadero (guarida fiscal) que permite que los ladrones escondan todo lo robado.

Pese a todo, la familia quiere pagar, pero sólo pide que la dejen trabajar en las actividades que más convengan para generar ingresos para luego pagar la deuda sin renunciar a la obra social y alimentarse sanamente todos los días.

QUIÉN ES QUIÉN EN EL SISTEMA FINANCIERO

Partiendo del análisis realizado por el periodista Alfredo Zaiat, podemos decir que existen 4 grupos en el sistema financiero mundial. Estos son:

LOS GRANDES BANCOS INTERNACIONALES:

El exceso de liquidez generado en la década de 1970 principalmente por los petrodólares, hizo que los bancos tradicionales como el HSBC, Citibank, JP Morgan, Chase Manhattan Bank vendieran en exceso su dinero a los gobiernos latinoamericanos.

A inicios de los ochenta estalló la crisis de la deuda.

Alfonsín, agrupó a Brasil, México y Colombia para hallar una solución conjunta al problema de la deuda externa. Intentó que ese conglomerado regional, llamado “Grupo Cartagena” actuara como un club de deudores, pero no prosperó por la presión de EEUU a Brasil y México, para negociar sus deudas por la vía bilateral.

Para salvar a los bancos, EEUU impuso los planes Baker (1985) y Brady (1990) que consistieron en refinanciar deudas con más deudas, cada vez con más altas tasas de interés.

Esos planes sirvieron además para convalidar en democracia el endeudamiento contraído durante las dictaduras.

Cabe recordar que en Argentina en 1982 la última dictadura cívico-militar, durante la presidencia de facto de Bignone estatizó la deuda privada por un monto aproximado de u$s 23.000 millones sobre un total de u$s 45.000 millones.

El Presidente del Directorio del Banco Central de la República Argentina (B.C.R.A.) era por entonces Domingo Felipe Cavallo.

Es decir que lo que debía una empresa privada, pasó a ser una deuda de todos los argentinos.

“Las deudas son de nosotros, las vaquitas son ajenas”.

En auditorías posteriores, se comprobó que la mayoría de los préstamos contraídos por las empresas privadas que generaron dicho monto, se trataban de auto-préstamos y maniobras fraudulentas entre las casas matrices y las sucursales radicadas en Argentina, pero se utilizó un mecanismo de “seguro de cambio” donde las empresas congelaron su deuda en pesos a un valor determinado de dólar y las posteriores devaluaciones las absorvió el Estado Nacional.

Fue una estafa, pero una estafa legal (¿?).

Entre las empresas favorecidas más conocidas están: IBM, Aluar, Ford, Mercedes Benz, Juan Minetti, los bancos de Italia, de Galicia, Citybank, y la familia Macri, por su parte, se vio favorecida con la transferencia al Estado nacional de las siguientes sumas: Sevel, 124.142.000 dólares; Sideco Americana, 60.751.000 dólares; Fiat, 51.000.000 dólares.

GRANDES BANCOS DE INVERSIÓN:

Los bancos de inversión internacionales observaron el estupendo negocio de vender dinero a los países y avanzaron adquiriendo bonos de refinanciación de deudas.

Así entraron a la cancha Merrill Lynch, Lehman Brothers, Baring, Bear Sterns, Morgan Stanley, pero la crisis financiera global de 2008 (estallido de créditos hipotecarios subprime y quiebra de Lehman) volvieron a modificar el tablero de los grandes jugadores de las finanzas globales.

Quiebras, fusiones y mayores regulaciones prudenciales dispuestas por las bancas centrales desplazaron a esos bancos (comerciales y de inversión) de la médula del casino financiero global.

LOS FONDOS DE INVERSION: Desde 2008 penetraron hasta dominar el mercado los Fondos de Inversión.

Lo hicieron favorecidos por la ausencia de restricciones normativas y de regulaciones sistémicas para su operatoria como las que tienen la banca.

Estos gigantes no regulados estaban en el negocio financiero desde hace varias décadas.

Pero las limitaciones a la banca tradicional y a la de inversión derivadas de la crisis 2008 les abrieron el camino para un crecimiento explosivo en los últimos diez años.

Se presentan como gestores de capitales de terceros y, por lo tanto, argumentan que no deben atarse a las regulaciones del sistema bancario.

No son intermediarios tradicionales de dinero (depósitos y créditos), sino que se dedican a colocar los millonarios capitales que recogen de sus clientes para comprar acciones, bonos corporativos o de deuda soberana.

Son los grandes acreedores privados de la deuda argentina.

El poder financiero pasó de los bancos comerciales y de inversión a esos fondos de administración de cartera de activos, con una creciente influencia en los gobiernos, entre los que se destaca BlackRock que tiene vínculos estrechos con las administraciones de Francia, España y Estados Unidos (maneja el fondo de pensión del estado de California), y en Argentina los tuvo con el gobierno de Mauricio Macri.

Los principales fondos de inversión acreedores de Argentina son:1. Allianz: 1670 millones de dólares.2. Fidelity: 1650 millones de dólares.3. BlackRock: 1500 millones de dólares.4. Northern Trust: 800 millones de dólares5. AllianceBernstein (AB): 700 millones de dólares.

FONDOS BUITRES:

Son los peores del grado. “Buitre” se le dice a “quien se ensaña en la desgracia del otro o se aprovecha de bienes ajenos”.

En la jerga financiera son conocidos como holdouts (del inglés to hold out, quedarse fuera).

Así fueron mundialmente bautizados estos fondos de alto riesgo, puesto que operan sobre la crisis de deuda que atraviesan los países y se aprovechan de la desesperación del resto de los acreedores que buscando recuperar una parte de lo invertido en sus tenencias salen a venderlas a precios de remate.

Bajo esa lógica, los títulos públicos no los adquieren en el mercado primario, sino que los compran en el mercado secundario cuando el país endeudado se encuentra próximo a un default o cuando ya haya defaulteado su deuda, momento en el que la cotización desciende a niveles ínfimos.

Posteriormente, se sientan a esperar a que el gobierno recomponga su capacidad de pago y anuncie un plan de reestructuración.

Tras negarse a participar de esos programas, comienzan a reclamar con acciones judiciales sumas millonarias con rendimientos de más del 500%. Así operan, sin crear riqueza, ni empleo, ni valor alguno a la economía real.

Sus prácticas de enriquecimiento y especulación extrema, sólo obstaculizan e impiden la recuperación económica de los países ocasionando grandes daños al desarrollo y bienestar de la población.

La impunidad se la otorga la hipocresía del poder, y es imposible no hacer referencia a la Doctrina Champerty. Puntalmente en el Estado de New York, la sección 489 de la Ley Procesal de New York prohíbe a una persona o entidad adquirir deuda con el propósito de presentar una demanda.

Es justamente lo que hacen los fondos buitres.

¿Por qué pueden hacerlo?

Porque dicha doctrina sólo es aplicable entre ciudadanos o empresas residentes en EEUU, pero no la aplican si se trata de deuda soberana (de países), desde que el juez neoyorquino Robert W. Sweet, del Juzgado Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de Nueva York, falló en contra del fondo buitre Elliott Associates y a favor de Perú, pero luego el lobby realizado por estos inescrupulosos dio sus frutos cuando la Cámara de Apelaciones revirtió el fallo con argumentos absurdos.

CONCLUSIÓN

La aldea global está en peligro porque el sector financiero ha copado el centro de la escena; todo pivotea a su alrededor y para peor no aporta nada a la economía real.

Para seguir reinando, debe mantener vigente el sistema neoliberal, las guaridas fiscales, la libre circulación de capitales, la libre flotación de las monedas de los distintos países, todos éstos requisitos son imprescindibles para que a un país le den la visa para pertenecer al mundo.

Poseen medios de comunicación, periodistas y ejércitos de trolls que trabajan a destajo para hacer creer a la población mundial, que sólo es posible que las cosas sean como son y no de otra manera, para que el 1% de la población mundial sea cada vez más rico y el otro 99% cada vez más pobre.

Trabajos citados
• Zaiat Alfredo(2020):Artículos varios Pagina 12.
• Romina Kupelian Y María Sol Rivas (2014): Fondos Buitre CEFIDAR
• Cosentino, Isasa, Carrera Mayer, Achábal, Coretti, Dall’O (2019) Crisis y reestructuración de deuda soberana – Editorial EUDEBA

© Cr. DANIEL ALBERTO ROY