Josephine Baker le preguntó a Ramón Carrillo: “¿Donde están los negros en la Argentina?”.-El eminente sanitarista le respondió:“En estos momentos solo hay dos, usted y yo”.

PERÓN Y JOSEPHINE BAKER CONTRA EL RACISMO

Por Ignacio Cloppet*

En noviembre de 1952, la célebre actriz afroamericana visitó la Argentina por segunda vez. Perón y Carrillo la recibieron y acordaron constituir un “Instituto Antirracista Argentino” en Buenos Aires. Josephine Baker se transformó en una socia de Eva Perón, especialmente en proyectos sociales y gestiones internacionales.

Por Ignacio Cloppet
Clarín.com Opinión

03/06/2020

Estamos viviendo tiempos turbulentos, en los que vuelve a recrudecer la cuestión racial, como está sucediendo en los EE.UU. gobernado por Trump.

Nuestro país no está ajeno a estas cuestiones, pues la discriminación también existe.

Perduran deshonras hacia personas de color o latinoamericanos.

En nuestra historia ha sido una constante la discriminación.

Si bien la esclavitud fue derogada con la Asamblea del Año XIII, las creencias o justificaciones racistas siguieron en nuestra sociedad, con el desprecio a los “cabecitas negras”, “bolitas” y “paraguas”, como denuncia el Papa Francisco.

Con la llegada del peronismo, estas intolerancias se aminoraron, como una política de Estado.

El acceso a la educación, a los derechos sociales, a la dignidad humana, fueron conquistas que Perón puso al alcance del pueblo, sometido desde antaño por la Argentina oligárquica y clasista.

Más, tuvo una política inclusiva con los inmigrantes que recibió de todos los confines de la tierra, sin discriminar a nadie.

Y lo que es más destacable, respetando sus tradiciones y culturas.

La Argentina abrió su territorio, donde cada una de las personas que llegaba, se incorporaba sin problema.

La igualdad de derechos, y el respeto por el inmigrante fueron una política destacada del peronismo.

Un ejemplo concreto, son las visitas que hizo a la Argentina la famosa actriz afroamericana Josephine Baker (1906-1975).

Esta mujer fue una bailarina, cantante y actriz estadounidense. Se la reconoció con los apodos de “Venus de Bronce” y “Perla Negra”.

Fue una incansable luchadora en defensa de los derechos humanos.

Realizó una gran labor humanista a lo largo de toda su vida. Josephine Baker junto a su esposo Jo Bouillon, adoptaron niños huérfanos de distintas nacionalidades.

Gracias a “Malena” Legrand, Eva Perón pudo conocer a Baker, y a partir de ese momento mantuvieron contacto permanente por teléfono, cartas y a través de emisarios.

Ambas mujeres compartían los mismos sentimientos e ideales en defensa de los más necesitados.

Cuando Evita creó la Fundación “Eva Perón”, Josephine Baker se transformó en una estrecha colaboradora, especialmente en proyectos sociales.

Realizó algunos viajes y contactos internacionales a pedido de Evita.

Baker tuvo algunos contactos con Perón, con posterioridad al fallecimiento de Evita.

En noviembre de 1952 regresó a nuestro país.

Perón y Carrillo la recibieron nuevamente.

“Yo le dije a Josephine Baker -dice Perón- que estaba de acuerdo con ella y con todas sus iniciativas antirracistas.

 

Y juntos fijamos las bases para constituir el primer ‘Instituto Antirracista Argentino´ en la ciudad de Buenos Aires”.

La iniciativa prosperó rápidamente. Baker hizo viajes por todo el país; quedó tan agradecida que cuando fue a despedirse de Perón, casi ruborizada le dijo: “Señor presidente le ruego que me disculpe, pero no quiero irme, sin darle un beso en la mano”.

En ese encuentro Baker le preguntó al ministro de Salud, Ramón Carrillo: “¿Donde están los negros en la Argentina?”.

El eminente sanitarista le respondió:“En estos momentos solo hay dos, usted y yo”.

Años más tarde, Perón refirió: “Esto me emocionó mucho porque era una mujer humilde, una gran artista, una luchadora, y porque pensé también en esos prejuicios que los negros anidan en su mente cuando se encuentran con los blancos.

Era una mujer culta y de exquisita educación”.

El racismo es inconcebible, hoy y siempre. Tal vez sea momento de volver a enfrentar sin anestesia esta cruel enfermedad que sufre nuestra sociedad.

IC/

 

  • Ignacio Cloppet es historiador, miembro de la Academia Argentina de la Historia. Autor de “Perón Íntimo. Historias desconocidas”