A veces, las tapas de Clarín y La Nación me dan risa...

CINISMO VENDEPATRIA

Por Héctor Rodríguez

Resulta que cuando quieren hablar del actual presidente constitucional de Venezuela, por ejemplo, ambos medios lo califican sin titubeos e invariablemente de “dictador”. Pero para referirse a Pedro Eugenio Aramburu, de quien hoy se cumplen 50 años de su secuestro y posterior ajusticiamiento por parte de Montoneros, lo mencionan buenamente como “expresidente” o “Teniente Coronel” …

 

 

A veces, las tapas de Clarín y La Nación me dan risa.

Como las de hoy.

Resulta que cuando quieren hablar del actual presidente constitucional de Venezuela, por ejemplo, ambos medios lo califican sin titubeos e invariablemente de “dictador”.

Pero para referirse a Pedro Eugenio Aramburu, de quien hoy se cumplen 50 años de su secuestro y posterior ajusticiamiento por parte de Montoneros, lo mencionan buenamente como “expresidente” o “Teniente Coronel”, como lo menta el periodista estrella del diario de los Mitre, Hugo Alconada Mon.

Que yo sepa, Aramburu dirigió un golpe de Estado en 1955, el que derrocó a un presidente elegido en elecciones libres, Perón.

Tras cartón, condujo a sangre y fuego lo que se autodenominó “Revolución Libertadora”.

Que incluyó, entre otras calamidades, el demencial Bombardeo a Plaza de Mayo que dejó más de 300 muertos, el asesinato frío y sin razón alguna de 27 ciudadanos y el fusilamiento de un puñado de militares considerados, para él, como sediciosos.

Amén de profanar y secuestrar nada menos que el cadáver de Evita y someter a persecuciones, secuestros y torturas a cientos de trabajadores del movimiento obrero peronista, al que hostigó ilegalmente sin límites.

Aramburu fue un auténtico dictador. Pero para estos dos medios –que resultan un tumor terminal en la sociedad–, la “violencia política argentina” comenzó recién con el secuestro del militar el 29 de mayo de 1970.

Doble vara que no responde ni a un acto de ingenuidad ni por pura ignorancia.

Cinismo, se llama.

Y del más violento.