Nadie discute que los terrenos de la villa 31 son costosísimos.

IGUALDAD » DE FACTO» Y GENOCIDIO DISTRAÍDO.

Por Eduardo de la Serna

La gente es pobre, no idiota; son dos cosas muy distintas aunque cierta clase media identifique.
Pero “hay que” desalojar la 31. ¿Y qué hacen – pienso mal – para quedarse con los terrenos ocupados, el mejor gobierno inmobiliario de los últimos 50 años?

Por Eduardo de la Serna

NAC&POP

04/05/2020

 

Un amigo dice _“piensa mal ¡y acertarás!”;_ sin pretender ser tan escatológico, simplemente pienso…

Nadie discute que los terrenos de la villa 31 son costosísimos.

Pero están llenos de _“negros villeros”._

Así en los 90 el menemismo, topadoras mediante, intentó desalojar la villa.

Nadie dudaba que un fabuloso negocio inmobiliario estaba detrás de las máquinas.

El intendente Domínguez, aprovechando la construcción de la autopista que se estaba haciendo, y el apoyo del gran visir Carlos Saúl Iº pusieron plata, maquinaria y represión para lograr el desalojo.

Pero no pudieron: hasta hubo una huelga de hambre con curas habituados a topadoras y la defensa de los pobres.

Pero no cejaron en el intento, plata y más plata dejaron “media 31” vacía, pero surgieron nuevos problemas, como la “31 bis”.

Siguieron poniendo plata, como pavimentación, punteros macro-larretistas, y alguna edificación, pero en las últimas elecciones la derrota fue estruendosa.

La gente es pobre, no idiota; son dos cosas muy distintas aunque cierta clase media identifique.

Pero “hay que” desalojar la 31.

¿Y qué hacen – pienso mal – para quedarse con los terrenos ocupados, el mejor gobierno inmobiliario de los últimos 50 años?

Pues… dejar sin agua a la villa en tiempos de coronavirus se parece bastante a un genocidio.

Pero, ¿qué le hace una mancha más al tigre?

A lo mejor el (me niego al “la”) Covid-19 puede lo que no pudo el “poderoso caballero”.

Total, el blindaje mediático, el silencio de los Medios y los olvidos clericales puedan lo que no pudieron las topadoras.

EDS/