El marxismo, el socialismo y los progresismos vienen a ser la educación sexual y el peronismo es la parte en donde se coge.

PERONISMO Y SEXUALIDAD (UN TEXTO DE PEDRO SABORIDO)

Por Pedro Saborido (FOTO)

Aprender y tomar conciencia sobre el sexo es una cosa. Practicarlo es otra. Todos me miran y yo les explico que si se fijan en las clases de historia se puede ver lo que pasa con las izquierdas políticas o los progresismos en general: hacen análisis, tratan de crear conciencia de clase, luchan por mejores leyes para los trabajadores. Pero finalmente fue siempre el peronismo el que consiguió que esas leyes se sancionaran y se aplicaran.

Dios te enseña a hacer. El Diablo solo a pensar.
BOB DYLAN

Por Félix Saborido

NAC&POP

21/03/2020

La teoría y la práctica son necesarias para adquirir cualquier aprendizaje.

Sin embargo, el orden en que deben darse la teoría y la práctica es objeto de discusión.

Muchas veces pensar algo y después ejecutar la idea.

Lo que puede resumirse en la premisa «pensar y después hacer».

Pero otras veces pensamos en la misma praxis: en este caso se trata de «pensar haciendo».

DICE LA SRTA. MARTHA

La Srta. Martha nos explica acerca de las quejas de algunos padres sobre los contenidos de educación sexual que imparte en su clase:

Yo soy docente desde hace décadas.

Entonces sé del niño y la niña.

Es decir, los veo ya a dos cuadras y te digo: ese niño es inteligente, ese niño tiene problemas con sus padres, ese niño es un pelotudo.

Porque no hay que tener miedo a decirlo: hay niños y niñas pelotudos y pelotudas.

Y antes de dar una clase, ya sabés quiénes van a entender y a quiénes va a haber que explicarles varias veces o amenazarlos para que entiendan.

Casi que les ves el futuro.

Sobre todo cuando enseño temas de biología o sexualidad.

Ahí aparece todo.

Porque vos ves al que mira con atención y decís: este está aprendiendo, ponerla ya está en sus planes.

También le ves la carita a una niña aplicada con esa mirada que te dice: esta de adulta va a gozar sanamente de la venosa.

Pero obvio, cuando en biología o en clases de educación sexual se ríen o sienten vergüenza o les da asco, ya ves que van a ser flor de puñeteros en el futuro.

Entonces yo les digo:

—Chicos. Presten atención.

Escuchen bien… sepan siempre la diferencia…

Esto es una clase de educación sexual.

Aprender y tomar conciencia sobre el sexo es una cosa.

Practicarlo es otra.

Todos me miran y yo les explico que si se fijan en las clases de historia se puede ver lo que pasa con las izquierdas políticas o los progresismos en general: hacen análisis, tratan de crear conciencia de clase, luchan por mejores leyes para los trabajadores.

Pero finalmente fue siempre el peronismo el que consiguió que esas leyes se sancionaran y se aplicaran.

Entonces muchas veces los progresistas se quejan: «¡Ya nosotros hablábamos de tal o cual ley!», dicen.

Pero resulta que el peronismo la llevó adelante.

Entonces es lo mismo que yo les explico sobre sexo.

El marxismo, el socialismo y los progresismos vienen a ser la educación sexual y el peronismo es la parte en donde se coge.

Ahí todos entienden.

Y esto es una constante en el Movimiento (fíjese que sugerente: «Movimiento…»).

Paso a explicarle lo que les enseño a los chicos.

Hay un icono básico del peronismo:

Tiene un significado:

Si uno mira la V, no como letra, sino como representación geométrica, es decir, dos segmentos que forman un ángulo, ve otra cosa.

Puede ver la forma en que una mujer abre sus piernas para
recibir, en clásica posición metalúrgica, a un órgano masculino.

Así la V y la P tienen otro significado.

El «Pene» penetrando en la «Vagina».

Es decir, el peronismo es concretar.

Es garchar.

Y además, el peronismo es sano.

Porque es coger con amor.

Y si no, fíjese cuántos son en el peronismo, desde Perón y Evita, los matrimonios en el poder.

Por eso, los demás partidos pueden tener estructuras organizativas derivadas de castas, ejércitos, empresas.

Pero el peronismo es una estructura familiar: funciona mejor bajo papá y mamá.

Es decir: dos que cogen.

Yo le trato de transmitir eso a los chicos.

Por ahí algunos padres se quejan.

Dicen que es adoctrinamiento.

Pero bueno, el resto de la educación, el entretenimiento, el sentido común, su familia y la vida en general es una bajada de línea del capitalismo que lo abarca todo y los forma para que sean unos esclavos de mierda.

Así que yo, en mi clase, hago lo que puedo.

Testimonio de la Srta. Martha Arolas en el programa televisivo Peronismo hasta las bolas, de Canal 5 de La Matanza.

ANÁLISIS Y REFLEXIÓN

Por supuesto sabemos que quien lee ha sacado sus propias conclusiones.

Pero puede atender las siguientes después de un rato:

LA LICENCIADA GRISELDA TOMKINSON MASTRODONATTO DICE:

Tengamos en cuenta algo: el peronismo nace con una pareja que tiene sexo entre sí.

Es decir, desde dos personas que comparten política y sexualidad.

Por eso en algún punto es como el acto sexual.

Pero no el acto sexual que está destinado solo a la satisfacción y el placer.

Es el acto sexual cargado de amor, y también formador de familias.

Es placer y reproducción.

El peronismo crea políticas, hace.

No es un sexo autoerótico como otras corrientes políticas.

Es un sexo que busca la satisfacción propia y la ajena en el mismo acto.

Por eso creo en el peronismo como el orgasmo simultáneo y compartido entre pueblo y gobierno.

El Estado podría ser la cama