La filtración de nombres de cipayos fue obra de terceros, y él advirtió a Hillary Clinton, que no hizo nada para impedirlo, alegó su defensa

JULIAN ASSANGE – LA SORPRESA

Por Juan José Salinas

Las «imprudencias» por las cuales quieren hacer pagar a Julian Assange apuntan a un periodista neoconservador de The Guardian, al medio alemán Der Freitag y por encima de todo, a la entonces secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, a quien Assange advirtió del peligro de una publicación masiva en línea sin editar, realizada por terceros

 

Por Juan José Salinas

Pájaro Rojo

El blog de Juan Salinas y Montserrat Mestre

27/02/2020

 

No se pierdan este excepcional relato de lo que está ocurriendo en el juicio que resolverá si el australiano Assange es o no extraditado a los Estados Unidos, que da para la mejor serie de Netflix que se les pueda ocurrir.

Nos sorprendimos hace unas horas cuando nos enteramos de los esfuerzos de Trump para que Assange desmienta la intervención de hackers rusos para favorecerlo, calumniando a Hillary Clinton…

Con la que Assange se habría puesto en contacto para advertirle que terceros se aprestaban a publicar los cables secretos del Departamento de Estado sin tachar los nombres de personas que en distintos países habían colaborado con los Estados Unidos, lo que habría puesto en peligro de muerte a algunos (aunque la lógica más elemental indica que ninguno debió morir asesinado, porque si esto hubiera ocurrido), en su afan de demonizar a Assane, Washington (y en esto no hay diferencias entre Clinton y Trump) hubiera echado las campanas al vuelo.

Por cierto, la decisión de silenciar a Assange y Wikileaks a como dé lugar es vieja. Ya en su momento y siendo secretaria de Estado, Clinton quería matarlo utilizando un dron. (ver video más abajo).

Nada que pueda sorprender si se recuerda su orgíastica satisfación cuando mercenarios guiados por la CIA, asesinaron al coronel Muamar Gadafi y sus setenta seguidores, incluyendo un hijo suyo que fue fotografiado antes sano y salvo.

 

Hillary Clinton: «¿No podemos matar con un dron a este tipo?»

 

Las evidencias de la defensa minan las acusaciones de EEUU

Una de las pocas imágenes obtenidas de Assange dentro de la sala del Tribunal de la Corona de Woolwich, en Londres

Uno de los abogados defensores de Julian Assange, expuso ante la Corte que el gobierno de EEUU estuvo involucrado en el proceso de redacción de los cables y sabe «lo que realmente ocurrió», y  que la publicación de WikiLeaks estaba «lejos de ser una liberación imprudente y sin editar».

Las «imprudencias» por las cuales quieren hacer pagar a Julian Assange apuntan a un periodista neoconservador de The Guardian, al medio alemán Der Freitag y por encima de todo, a la entonces secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, a quien Assange advirtió del peligro de una publicación masiva en línea sin editar, realizada por terceros. M.M.

MAS INFORMACIÓN EN REVUELTA GLOBAL