Un capítulo del libro "HISTORIA DEL PERONISMO"

HACIENDO CAMPAÑA POR EL CENTRO COMERCIAL UN SÁBADO A LA MAÑANA

Por Pedro Saborido

En casa no estoy sola: vivimos yo y la persona que el resto de la humanidad dice que soy. Yo atiendo a las dos. KATHARINE HEPBURN

Escrito por Pedro Saborido

Historia del Peronismo

Nac&Pop

29/02/2020

Damián Spigler cuenta cómo vive una mañana de campaña electoral.

Son mensajes de audio que graba con su celular y comparte con su amigo Roque.

Son verdaderos testimonios en primera persona de una recorrida por las calles del centro comercial de una localidad del Conurbano.

MENSAJE DE AUDIO 1

Hola, Roque. No veo nada. Es una oscuridad… absoluta. Pero bueno… Yo acepté el reto.
Acepté el desafío. Es así, Roque… por un lado siento que avanzo entre mis propias penumbras.
Pero tengo claro que desde este lugar sin luz hago mi aporte para recuperar la victoria en este municipio de tradición peronista y que hoy está en manos de nuestros adversarios.
Sé que podemos acercarnos y dialogar. ¡Clase media del Conurbano! ¡Allá vamos!

MENSAJE DE AUDIO 2

Roque… estando con esto encima, no puedo ver nada… Pero igual te cuento que salimos de recorrida con nuestro candidato, que es Mariano Cagliostro.
Vamos a hacer las tres cuadras de la peatonal, el corazón del centro comercial.
Convocamos a los jóvenes con menos aspecto de izquierdistas o marginales.
Llevamos también un par de jubilados para conmover.
Uno de los jubilados va con un cartel que dice: «Soy un anciano pelotudo que lo voté y ahora merezco morir solo y despreciado por mi familia que tiene el derecho a abandonarme en un geriátrico sucio y húmedo».
Siempre es bueno llevar un jubilado arrepentido.
Tiene punch.

MENSAJE DE AUDIO 3

Ahora vamos por la peatonal, Roque… Cagliostro se saca una foto con una rubia que se cree cheta.
De acá adentro solo puedo escuchar… así que me cuentan que la rubia está con calzas.
Que viene del gimnasio. Por lo que percibo, esta mina nunca estuvo tan cerca de un candidato peronista. Deduzco que debe ser porque todavía no se dio cuenta de que Cagliostro es peronista.
O sea: es efectiva nuestra idea de esconder cualquier símbolo que denote que somos peronistas.
No llevamos escudo, ni imagen de Perón o de Evita, ni de Cristina o de Néstor.
También suma mucho que Cagliostro no parezca peronista.
Ni de aspecto, ni de imagen, ni nada.
Tenemos claro que lo que necesita hoy el peronismo para ganar son candidatos que no parezcan peronistas.
Como Cagliostro, al que ni siquiera le preguntamos si es peronista.
Es un médico conocido en el municipio.
Y mide bien en las encuestas.
Después de ganar veremos si es peronista.
Así se hace siempre.

MENSAJE DE AUDIO 4

Roque… Sigo en mi propia oscuridad. Mi penumbra móvil.
Pero la ausencia de luz no me amedrenta.
Yo no quería salir con el disfraz de Boleta de Edesur Gigante.
Pero en la Básica me lo puse para probar si alguien podía meterse en el disfraz… ¿entendés?
Y cuando pusieron Vencedores vencidos y yo me puse a bailar, todos se divirtieron mucho. Y me convencieron para que lo lleve puesto yo.
El problema es que no le hicieron agujeritos a la altura de los ojos. Así que voy caminando a ciegas.
Ya me pegué un palo contra un semáforo, pero la goma espuma del disfraz me amortiguó el golpe. Y a juzgar por lo alarmado de unos gritos, creo que casi me aplasta un camión de Pepsi.
Yo escuché el freno de aire y el rumor del motor gasolero muy cerca. Los compañeros hicieron chistes.
«La boleta casi es boleta». Yo me reí un poco.
Después hubo una pequeña discusión interna y se decidió que Gabriela me guiara.
Sobre hacer agujeros para que pueda ver, se dijo que no había tiempo y que podía arruinar estéticamente al disfraz. Seguimos adelante.
Yo, orgulloso de representar los aumentos de tarifas que tanto dañan al pueblo.
Una camionetita con parlantes nos sigue con canciones de Abel Pintos.
Treinta veces el mismo tema. Me cortaría un testículo.
Pero con el disfraz ni siquiera me los puedo tocar.

MENSAJE DE AUDIO 5

Te hago un análisis de la primera cuadra de recorrida: nos fue muy bien.
Cagliostro charla y escucha a los vecinos. Se cumple el objetivo.
Yo recién metí una pierna en una boca de tormenta.
Me dolió mucho y me preocupó escuchar un ruido seco que vino desde el tobillo.
Gabriela insiste en que no está quebrado, y que si la punta del pie derecho está apuntando para atrás es por la inflamación.
Y que cuando se deshinche, en un rato, el pie va a estar con los dedos hacia adelante de nuevo.
Así que seguimos la recorrida. Con fe. Con esperanza.
Porque noto que lo de Cagliostro anda bien. Habla con voz suave, pero entusiasta.
Como la de los locutores de los avisos de tarjetas de crédito con descuento los días jueves.
O esos que te cuentan que hay wasap gratis si comprás tal plan de carga de celulares.
Entusiasmo y simpatía. Cagliostro es como un sobrino amable, optimista y sin pene.
Siempre confiable. Funciona.

MENSAJE DE AUDIO 6

Hola, Roque… por suerte me pasaron seis bizcochos Don Satur por abajo del disfraz.
Me gustaría un mate, pero caminando y rengueando como vengo, veo difícil la maniobra para tomar uno.
Cagliostro sigue a full. Se mete en los comercios. Se acerca a la gente. Responde bien.
Si alguien le habla de peronistas, él les dice que conoce a muchos que son honestos.
Así que vamos bien.
Porque hay que respetar los prejuicios de la gente.
Entender las formas de expresar su disidencia, como por ejemplo ese señor que dijo: «Antes de que vuelvan la conchuda hija de puta o cualquier otro sorete mal cagado, yo prefiero que me dilaten el ano con las tarifas y los precios, me paguen un sueldo patético y que todas las noches me cojan bien, pero bien cogido, tres planteles enteros de la NBA.
Y que después tenga que bañarlos y cocinarles. Dos veces si quieren».
Bueno. Es una manera de ver las cosas.

MENSAJE DE AUDIO 7

Roque… Seguimos recorriendo la peatonal, buscando voto a voto. Sumando cada adhesión.
Y siento, de verdad, que lo estamos logrando. Parecer una cosa.Y después ser otra.
Si esto se necesita para llevar nuestras ideas adelante, para ser aceptados, para que puedan fijarse de nuevo en nosotros, pues lo haremos…
Parecer una cosa y después ser otra. Porque el bien común, la patria, el futuro del pueblo, pide sacrificios. Y si hay que sacrificar nuestra identidad, lo haremos.
Como Marianita, que tiene una Evita tatuada en el hombro… Y para la campaña le hizo una reforma al tatuaje y convirtió a Evita en la Princesa Leia de Star Wars.
Aunque también podría ser la Chilindrina sin lentes.

MENSAJE DE AUDIO 8

¿Escuchás el sonido de un redoblante?

Vinieron dos integrantes de la murga:
«ACÁ LLEGA EL CARNAVAL, LLEGA DE VUELTA DE NUEVO, ESTA MURGA ES PERONISTA, PERONISTA HASTA LOS HUEVOS».

Se supone que no tenían que venir.
Unos dicen «Hacen ruido y joden a los comerciantes».
Otros responden: «Hay que dejarlos, son compañeros».
Otros preguntan: «¿Es necesario que el gordo toque el bombo en sunga?».
Hay diferencias. Criterios que se cruzan.
Nuestro candidato sigue charlando con la gente. «Oh, se acercan peronistas», comenta Cagliostro fingiendo sorpresa cuando aparecen más integrantes de la murga.
Me parece bien. Haciéndose el boludo también se gana.
Hay que bancar. La identidad es una tentación a la que hay que resistirse.

MENSAJE DE AUDIO 9

Roque, te cuento que por la rigidez del disfraz de Boleta de Edesur no me puedo sentar.
Entonces me pusieron en 45 grados contra una pared, como si fuera un tablón, ¿me explico?
Es raro estar medio de costado, pero por lo menos puedo descansar un poco.
Y más allá de que recién me meó un perro… estoy bien.
Porque siento que lo estamos logrando. Porque después de las muestras de republicanismo hueco, soso y asexuado, pero efectivo, que hemos dado en esta caminata, no creo que moleste que se estén acercando los chicos de «La Juan Domingo Faso-peronismo y Cultura Cannabica».
Puede ser que sume, incluso.

MENSAJE DE AUDIO 10

Te digo esto, Roque… Sé que quizá sea necesario que nos acepten como somos.
Realmente creo que somos mejores. Tenemos más intelectuales. Más científicos.
Más trabajadores. Más artistas. Más gente humilde. No tenemos racistas. Somos más solidarios.
Jamás le apretamos el gatillo en la cabeza a un patrón.
Respetamos las reglas más que ellos.
Tenemos que mostrarnos transparentes todo el tiempo.
Y si tenemos que tener más modales, los aprendemos.
Dos cuadras recorrimos, tratando de llegar de otra forma.
Venciendo prejuicios y preconceptos.
Y ahora justo se acercan los pibes de JoMarAsuBur (Jóvenes Marginales Asusta Burgueses), que si bien toman Cepita, la ponen adentro de un tetrabrick de vino por una cuestión de impacto…
Y ahora se juntan con los de la murga, que cortan botellas de plástico y se hacen grandes vasos de Fernet con Coca.
Hay tres que hacen algo parecido, pero cortando un lavarropas que encontraron tirado y usándolo como vaso gigante para que tomen todos. «Son compañeros, quieren participar», me dice Gabriela. Ismael, que es politólogo, asiente.
Yo creo que veníamos trabajando bien el equilibrio. Pero ahora…

MENSAJE DE AUDIO 11

Se fue todo a la mierda, Roque… Escucho desde dentro de mi disfraz que el peronismo empieza a abrir su flor. Se suman más integrantes de la murga.
Por los parlantes de la camionetita que nos seguía dejan de pasar Abel Pintos y ponen Los Redondos.
Algo desde lejos se acerca… Es una turba.
«Son compañeros, quieren participar», dice Gabriela, y se corre porque pasan seis mujeres blancas del Conurbano que huyen asustadas.
Los comerciantes empiezan a bajar las persianas.
Otras dos minas de estas que conocieron la rúcula y el sushi durante el kirchnerismo me atropellan y caigo. Me salgo del disfraz.
Veo que ya llegó el Vagina Móvil de la agrupación «Guarda que te corto la pija y se la doy de comer a un hámster». Son feministas, creo.

ÚLTIMO MENSAJE DE AUDIO

Ya hay catorce movimientos sociales, ocho Unidades Básicas, los pibes del Colectivo Artístico Transpiración y Olor a Sobaco y la Federación de Putos Peronistas Bonaerenses.

Los torsos y las panzas al aire son el principal color sobre la peatonal.

Muchos gordos a los que el sol tostó con la remera puesta.

Hay humo. Risas. Festejos. La alegría se presenta en forma parecida a un disturbio.

Redoblantes murgueros por un lado, rock. Alguien puso cumbia. La masa de clase media huye despavorida. Se atropella entre sí.

Entre dos panzas lo veo a Cagliostro. Sentado en un cantero, solo. Su mirada se despide de algo.

Algo que se va entre esa baranda de balcón que están poniendo sobre seis ladrillos y el humo del carbón encendido que sacan a paladas del baúl de un Fiat Duna.

Sí, lo traen encendido.

Para ahorrar tiempo, me dicen.

Prendieron el carbón en el baúl mientras venían. Soy feliz.

ANÁLISIS Y REFLEXIÓN

Saque el lector su propia conclusión. Luego, dé crédito a las siguientes consideraciones:

SIR WASHINGTON CATALDI, BIÓLOGO, DICE:

«Cuando uno observa el cortejo (la seducción) en cualquier especie animal presenta siempre un protocolo a seguir: se respetan y se transitan pasos.»

O sea… la seducción se da en etapas y tiempos que se respetan para alcanzar el objetivo.

Aunque soy biólogo, me permito rescatar a Lacan, que dice: -«En el acercamiento al otro, la verdad ha de ser develada en los términos que no atente contra la posibilidad del despliegue del deseo de ese otro».

Es decir: la seducción implica no mostrar todas las cartas a la vez, sino develarlas a su tiempo.

La identidad propia, si aleja al que se quiere seducir, debe disimularse primero. Luego, después de la conquista, la identidad se irá mostrando tal cual es.

No es mentir.

Es seducir.

Conciliar esencia y efectividad no es fácil.

Postergar la identidad para conquistar, tampoco.

PS/