El Programa de La Falda, de agosto de 1957, y el de Huerta Grande, de junio de 1962, son los dignos antecedentes del Programa del 1º de Mayo, que en esa fecha de 1968 se publicó en el primer número del periódico de la CGT de los Argentinos.

EL PROGRAMA DE HUERTA GRANDE

El golpe de 1955 destruyó las conquistas sociales y políticas logradas por los trabajadores. Para resistir y luchar en contra del imperialismo y la oligarquía, el movimiento obrero realizó propuestas políticas, sociales y económicas, con el objeto de evitar la dispersión y neutralizar el discurso oficial.

 

 

  1. Nacionalizar todos los bancos y establecer un sistema bancario estatal y centralizado.

 

  1. Implantar el control estatal sobre el comercio exterior.

 

  1. Nacionalizar los sectores claves de la economía: siderurgia, electricidad, petróleo y frigoríficas.

 

  1. Prohibir toda exportación directa o indirecta de capitales.

 

  1. Desconocer los compromisos financieros del país, firmados a espaldas del pueblo.

 

6.Prohibir toda importación competitiva con nuestra producción.

 

7.Expropiar a la oligarquía terrateniente sin ningún tipo de compensación.

 

8.Implantar el control obrero sobre la producción.

 

9.Abolir el secreto comercial y fiscalizar rigurosamente las sociedades comerciales.

 

10.Planificar el esfuerzo productivo en función de los intereses de la Nación y el Pueblo Argentino, fijando líneas de prioridades y estableciendo topes mínimos y máximos de producción.