Hay gente que cree que su jubilación proviene de sus propios aportes. Incluso se quejan diciendo yo aporté y quiero que me paguen por lo que aporté.

JUBILACIÓN. SABER ES MEJOR QUE CREER.

Por Lucas Gallardo

Bien: el aporte jubilatorio es el 11% del salario.
O sea, si ganas 1000 dólares (para descartar el factor inflacionario) tu aporte sería de 110 dólares por mes.
De modo que si trabajaste 30 años tu aporte total sería de 39600 dólares.
Si querés, podemos agregarle la inflación yanqui del periodo de 30 años.

 

Por Lucas Gallardo

 

Hay gente que cree que su jubilación proviene de sus propios aportes.

Incluso se quejan diciendo yo aporté y quiero que me paguen por lo que aporté.

Bien: el aporte jubilatorio es el 11% del salario.

O sea, si ganas 1000 dólares (para descartar el factor inflacionario) tu aporte sería de 110 dólares por mes.

De modo que si trabajaste 30 años tu aporte total sería de 39600 dólares.

Si querés, podemos agregarle la inflación yanqui del periodo de 30 años.

Pongamoslé un 60%, a razón del 2% anual.

Te daría un total de 53360 dólares.

Ponele que te paguen no el siempre reclamado 82% si no el más realista 70% del salario que ganabas: ganarias 700 dólares por mes.

Al dólar oficial son 42000 pesos, no es mucho pero no está mal.

Ahora bien, si dividimos el total de aportes que hiciste y que vos decís que es tu derecho cobrar por la jubilación mensual tenemos 53360 ÷700= 76,22.

Es decir, cobrarías durante 76 meses, o sea algo más de 6 años.

Si te jubilaste a los 65, cómo marca la ley si sos hombre, cobrarías hasta los 71.

Si sos mujer, te jubilaste a los 60.

Cobrarías hasta los 66.

Y después?

Bueno, si vos querés lo que aportaste, ahí lo tenés.

Por suerte, en nuestro país el sistema es solidario, y así como con tus aportes les pagaron a los jubilados de ese momento, ahora tu jubilación se paga con los aportes de los trabajadores actuales.

Por eso, no dejás de cobrar a los 71 o a los 66, y seguís cobrando hasta que te morís, aunque tengas 90 años.

Por eso se pudo sumar a gente que no pudo hacer sus aportes: porque las jubilaciones se pagan con los aportes de los trabajadores actuales, más otros impuestos destinados a ese fin.

Así que por suerte no existe eso de » la plata de los jubilados».

Entonces antes de pedir cobrar lo que aportaste, pensalo bien.

Porque si te hacen caso, corrés el riesgo de dejar de cobrar en pocos años.