El ejecutivo está trabajando en un imprescindible proyecto de reforma judicial.

AL PAN, PAN

Por Graciana Peñafort

Para mí es claro que hay presos políticos.Les llamen como les llamen, son personas perseguidas por el poder judicial por su adhesión a ciertas ideas políticas. Los procesos de persecución judicial que han sufrido están viciados de nulidades tan groseras que son insultantes.

Por Graciana Peñafort 

Twitter

07/02/2020

Para mí es claro que hay presos políticos.

Les llamen como les llamen, son personas perseguidas por el poder judicial por su adhesión a ciertas ideas políticas.

Los procesos de persecución judicial que han sufrido están viciados de nulidades tan groseras que son insultantes.

Desde jueces como Bonadio, que hasta quienes lo reivindican, asumen que fue más allá de las reglas.

Y no se dan cuenta que ir más allá de las reglas cuando sos juez significa ir mas allá de la Constitución y las leyes.

Y cuando sos juez, hacer eso no es heroico, es delito.

Pasando por testigos pagos por el gobierno de Macri, como demuestra la información que publicó el groso de Ari Lijalad (@arilijalad ), que mostró casi el recibo de lo que le pagó  Germán Garavano (@german_garavano) a Vandenbroele para declarar contra Boudou.

Y terminando con gente presa sin sentencia firme y sin fundamento legal alguno.

La doctrina Irurzun.

Y la arbitrariedad.

El caso de Milagro es paradigmático.

Escuchamos los audios donde el entonces presidente de la Corte Jujeña asume que está presa por política.

Así que diganles como quieran, para mí son presos políticos.

Dicho lo anterior, voy a señalar que el reclamo hay que hacérselo a la Corte Suprema.

Que es el superior de todo el poder judicial.

Y el que, conforme las leyes de este país, puede revisar lo que hizo el Poder Judicial.

También podemos y debemos reclamar al Consejo de la Magistratura, que son quienes deben controlar a estos jueces que nadie controló.

¿Qué van a hacer con los jueces, señores?

¿Qué van a hacer?

Lo que no entiendo, y les juro que no entiendo, es por qué están puteando a Alberto Fernández (@alferdez ), que es el presidente de la nación.

Justo el único que no puede intervenir en este tema.

Ah, ¿no les gusta lo que dice de las detenciones arbitrarias?

A mí tampoco me gusta, pero ¿qué va a decir?

Si dice que son presos políticos ¿debería indultarlos?

Porque ordenar su liberación NO puede.

Ordenar la revisión de los procesos arbitrarios tampoco.

Yo no sé qué piensan todos los presos políticos.

Sí sé lo que piensa Amado, porque soy su abogada.

Amado quiere un juicio justo donde pueda demostrar su inocencia.

Si mañana voy a verlo a donde está detenido y le digo que están pensando en indultarlo, Amado me daría un boleo en el orto.

Él quiere un juicio justo.

Y que mientras se hace ese juicio, estar en libertad.

Y ninguna de esas cosas puedo pedírselas a Alberto Fernández (@alferdez).

El poder judicial es quien debe atender el reclamo de Amado.

Porque es un reclamo justo y legal.

Y es la Corte Suprema quien debe respondernos.

Lo que SÍ puede hacer Alberto (@alferdez) como presidente, lo está haciendo.

Se acabó la AFI apretando jueces para poner gente presa.

Ha propuesto a un gran candidato, respetuoso siempre de la garantías, como es Daniel Rafecas, para el cargo de procurador general en reemplazo de Casal.

El ejecutivo está trabajando en un imprescindible proyecto de reforma judicial.

Y voy a señalar, odio no estar trabajando en eso.

Era mi sueño dorado.

Cambiar este sistema judicial de mierda que mató a mi amigo Héctor Timerman.

Pero me tocó estar en otro lugar y hacer otra tarea.

Y aunque puteé bastante, asumo que cada uno tiene su rol y a mí el mío me gusta y me hace feliz.

Y que si estuviera trabajando como parte del ejecutivo en la reforma judicial, no podría seguir haciendo lo que hago.

Que es defender a los que están sujetos a procesos arbitrarios.

Para ser parte del ejecutivo tendría que inhabilitar mi matrícula y quiero seguir siendo abogada y haciendo lo que hago.

Porque lo considero necesario.

Así que tampoco puedo putear a Alberto (@alferdez ) por eso.

Y celebro que estemos todos esperando esa reforma judicial.

Les voy a decir lo que pienso: veo cómo presionan y putean al ejecutivo por los presos políticos.

Y a veces siento que en realidad están usando el tema para pegarle a Alberto (@alferdez) por motivos que nada tienen que ver con las personas presas.

Yo, como abogada de muchos de ellos, realmente no sé qué más le puedo pedir al presidente en materia de justicia.

Hasta ahora ha cumplido religiosamente todo lo que me dijo que iba a hacer antes de ser presidente. Incluyendo no dejar de hacer pública su crítica al Poder Judicial.

Porque cuando ahora voy a tribunales con mis escritos, los señores que los leen saben que el presidente opina que el Poder Judicial actúa mal.

Y ya no tienen tantas facilidades para darme un boleo en el orto.

Saben que ahora puedo ir y denunciarlos ante el Consejo de la Magistratura y que no pueden arreglar su impunidad, como lo hacían con Macri.

Y para mí eso es muchísimo, porque yo viví estos 4 años de impotencia, cuando no me leían en el Poder Judicial.

Y cuando al rechazo arbitrario de cada uno de mis planteos como defensora los rechazaban en los tribunales, el gobierno de Macri los aplaudía y los promocionaba.

¿Saben cuántas veces pedimos con Ale Rúa (@AleRuaTwit) la información de Vandenbroele como arrepentido?

Cinco veces la pedimos.

Y siempre nos dijeron que NO.

Yo lloraba y puteaba y seguía escribiendo.

Pero ahora, cuando apareció publicada la info en El Destape, ni tuve que pedir nada, fue un juez el que hizo la denuncia.

Y sentí que estaba en un lugar un poquito menos cruel.

A Alberto (@alferdez ) le pido que siga haciendo lo que está haciendo.

Que no afloje, que no pacte, que no olvide.

Que no se calle.

Pero la libertad y la revisión de los juicios se la pido, mejor dicho, se la EXIJO – y a los gritos- al PODER JUDICIAL.

GP/