Este es un país donde al abrirse las gateras, los meritócratas pierden. Y qué furia les da.

APUNTES FILOSÓFICOS SOBRE EL CRIMEN DE VILLA GESELL Y VARIOS ASUNTOS MÁS

Por Gabriel Fernández (FOTO)

Es abrumador percibir que algunos de los mayores perjudicados por la operatoria de negocios macrista han resuelto hacer un tajo mental y evaluar –otra vez- que sus problemas radican en negros, planes, gremios y piqueteros. Ni siquiera el crimen del pibe los despabila.


Por Gabriel Fernández *
La Señal Medios
25/01/2020

Andar por las calles y escuchar el sonido de sus voces me lleva a insistir.

Por estas horas el zonzo tiene altavoz y se percibe la ausencia de un plantar bandera que le diga al pueblo argentino así estamos y esta es Nuestra Causa.

ZONZOS.

El decir habitual viene incluyendo las más vulgares acepciones del racismo, la intolerancia y la incomprensión.

Las cosas que se escuchan son significativas y hablan de sectores medios involucrados en su Opción por los Ricos, como planteáramos allá lejos y hace tiempo en un texto de Página 12. (Cuando ese medio, con todo, absorbía otras miradas).

Es abrumador percibir que algunos de los mayores perjudicados por la operatoria de negocios macrista han resuelto hacer un tajo mental y evaluar –otra vez- que sus problemas radican en negros, planes, gremios y piqueteros.

Ni siquiera el crimen del pibe los despabila.

Además del texto sobre Martín Guzmán y la postura oficial acerca de la deuda.

Es muy claro.

https://radiografica.org.ar/2020/01/23/otra-vez-la-deuda-una-propuesta-oicial-que-merece-discusion/), encontré este material significativo en Ambito Financiero: https://www.ambito.com/opiniones/fmi/todo-el-dinero-del-fmi-se-utilizo-amortizar-deuda-privada-n5078464 .

(Control+Click )

DINEROS.

Pero a nivel público, hay una absoluta ignorancia sobre montos reales e incidencia en la economía y el cuerpo social.

En las conversaciones reingresan bolsos con un puñado de dólares junto a precios de primera necesidad, sin que las dificultades estructurales impuestas por el liberalismo oligárquico merezcan, siquiera, una línea.

Aunque para muchos que seguimos el trazo político los objetivos inmediatos estén claros, lo cierto es que no lo están para el conjunto.

Ni hablar de los estratégicos.

Es evidente que buena parte del problema radica en la frenética tarea de la nueva gestión para resolver las urgencias.

En algún momento habrá que hacerse un lugar para hablar a la sociedad y señalar vamos hacia allá.

Rumbo a tal o cual destino.

Se dirá Argentina Potencia Industrial o Argentina puntal de la ciencia y la técnica, o quizás Argentina Agroindustrial.

Se dirá Argentina en el marco de un nuevo alineamiento regional o inserta en tal variable mundial.

BANDERAS.

Los lectores conocen cuáles son las variables que prefiero.

Pero más allá de la mirada individual, es claro que habrá que definir caminos y para eso ajustar diagnósticos dando cuenta de los desafíos que hay que afrontar, las virtudes propias a potenciar y las trabas a superar.

Cuando una comunidad porta una bandera, es posible llenarla de contenidos.

Este período de confusión, en el cual no quedan claros para el trazo grueso los objetivos a corto y mediano plazo tendrá que concluir en algún momento para evitar que las exigencias adopten senderos inapropiados.

Los defensores del gobierno no tienen elementos para responder ¿adónde vamos?

MEDIOCRES.

Sin embargo, ese decir del zonzo potenciado en los sucesos de público conocimiento, también nos habla de la irrecuperabilidad de una zona enorme de la sociedad… para la vida en sociedad.

Uno sabe que todos saben cómo son las cosas.

Pero hay segmentos hipócritas dentro de nuestro movimiento que relativizan y señalan no todo es tan así.

Bueno bueno.

Digamos: no todos los chetos son asesinos.

La obviedad de la respuesta afirmativa a la generalización no exime de marcar la tendencia.

En derredor hay numerosísimas personas que viven en un gran país y creen vivir en un país de mierda.

Han tenido más oportunidades para triunfar que el resto, pero su mediocridad se los ha impedido.

Entonces dicen que la culpa de su falta de trascendencia es el país, este pueblo, los que cobran planes, los peronistas, los kirchneristas; éste y aquél.

La paja en el ojo ajeno, en vez de la viga en el propio.

Y sin mayores virtudes, se quejan; que no es lo mismo que luchar aunque a veces lo parezca.

MAS BANDERAS

Definir la Causa sirve para congregar los espíritus propios en una dirección y brindar los argumentos firmes que se necesitan para lograr hegemonía cultural relativa.

Pero no para recuperar a esas personas.

Con respecto a los opositores y muy especialmente a ese sostén de mediocres que opera como columna vertebral, la labor está en disolver la coalición liderada por el macrismo y reducirlos a dos vertientes –liberal oligárquicos por un lado y radicales medio pelo por otro-, como ocurrió antes del 2015.

Esa tarea patriótica redundará en pingues beneficios para el pueblo argentino.

Pero no alcanzará para sumar a esas mierditas a la Causa.

Sus familias han atravesado cerebralmente indemnes los bombardeos del 55, la represión de los 60, la dictadura salvaje del 76.

Los 90; el macrismo.

E insisten.

Cada tanto una excepción se desprende.

Y la misma sirve para teorizar sobre la nacionalización de tal o cual sector, o del giro a la izquierda de tal o cual otro.

Si, puede ser.

Pero el bloque sigue ahí.

Con ese odio esperpéntico y antiguo, actualizado a los códigos de las redes sociales.

Es que la medianía del que no puede, no se resuelve con el crecimiento nacional.

La bronca de quien carece del piné adecuado pero declama estar por encima de los demás, no se disuelve con oportunidades.

Este es un país donde al abrirse las gateras, los meritócratas pierden.

Y qué furia les da.

GF/

http://laseñalmedios.com.ar/2020/01/25/banderas-apuntes-filosoficos-sobre-el-crimen-de-villa-gesell-y-varios-asuntos-mas/

(Control+Click)