“Nuestro error fue que no teníamos un plan B”

EVO MORALES EN RADIO NACIONAL. PASE Y VEA.

En conversación con el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, Morales apuntó al rol del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en el golpe y aseguró que aún “sin los votos cuestionados” por el informe del organismo internacional, “hemos ganado en primera vuelta” en los comicios del 20 de octubre de 2019.


RADIO NACIONAL
10/01/2020

Evo Morales visitó la Radio Pública y mantuvo una larga entrevista en donde reveló detalles sobre el golpe de Estado que desencadenó su renuncia y exilio.

Además, hizo un balance de sus trece años de gestión y manifestó su confianza en que el MAS triunfará en las próximas elecciones: “Tengo mucha confianza en el pueblo boliviano”, agregó.

El presidente boliviano refugiado en Argentina reveló que en los días inmediatos al golpe estuvo “selva adentro” en Cochambamba y que comprendió que cualquier contraofensiva para recuperar el Palacio del Quemado desataría una “masacre”, cuyas consecuencias “no podría tolerar”.

“Uno dice la consigna ‘Patria o Muerte’, pero lo importante es salvar el proceso”, declaró Morales.

Morales consideró que subestimó el poder y contundencia de los rebeldes que lo depusieron y reconoció como error no tener un “Plan B”.

 

“Tantos golpes derrotamos que pensábamos que íbamos a pasar otro mas”, dijo el líder boliviano.

Además, dijo que se arrepiente “de haber reforzado tanto a las Fuerzas Armadas” y apuntó a que a la Policía Boliviana “la engañaron” para que se una al golpe, “prometiéndole que le iban a equiparar sueldos y jubilaciones a los de las Fuerzas Armadas”.

En conversación con el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, Morales apuntó al rol del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en el golpe y aseguró que aún “sin los votos cuestionados” por el informe del organismo internacional, “hemos ganado en primera vuelta” en los comicios del 20 de octubre de 2019.

“Estoy convencido que el Imperio cuando muerde, no suelta”, acotó, aludiendo a la injerencia estadounidense en la desestabilización de los gobiernos populares de la región.